May 22, 2022 Last Updated 6:06 PM, May 19, 2022

Nada bueno para el pueblo cubano

Publicado en EL SOCIALISTA N° 311

Obama en La HabanaEl presidente norteamericano Barack Obama y Raúl Castro se reunieron en Cuba. La prensa catalogó de “histórica” la visita del estadounidense. Ambos mandatarios sembraron expectativas sobre supuestos cambios favorables para el pueblo cubano. La visita de Obama ¿sirvió a los trabajadores y al pueblo de Cuba? Desde nuestro punto de vista, categóricamente no. Por eso ratificamos la lucha por una nueva Cuba socialista.

Escribe: Juan Carlos Giordano

Tanto las políticas de EE.UU. y de Obama, como las que vienen implementando Fidel y Raúl Castro en Cuba significan ganancias para las multinacionales y miseria para el pueblo trabajador.

Obama prometió terminar con el bloqueo yanqui pero lo dejó para más adelante. Y no hizo ningún anuncio para poner fin a la cárcel de Guantánamo. ¿Dónde están entonces sus supuestos beneficios? Es que Obama viajó para apoyar el capitalismo “a la cubana” que se está implementando en la isla y así poder avanzar con las inversiones norteamericanas. Por eso lo hizo con una importante comitiva de empresarios yanquis.

¿Se está “actualizando el socialismo”?

La afirmación de que en Cuba se restauró al capitalismo puede sorprender a muchos trabajadores y jóvenes antiimperialistas y de izquierda que siempre han teniendo en Cuba a un referente de lucha por el socialismo. Nuestra corriente socialista siempre fue defensora de la revolución cubana. Siempre hemos reconocido sus logros en educación, salud y deporte, fruto de las medidas socialistas que se fueron aplicando desde cuando estaba el Che Guevara. Aunque siempre tuvimos diferencias con el gobierno del Partido Comunista Cubano y su pacto con la burocracia estalinista de la ex URSS.

La triste realidad es que desde hace más de 20 años el PC Cubano y sus máximos dirigentes Fidel y Raúl Castro vienen abriendo la economía a las inversiones extranjeras instalando un sistema capitalista de empresas mixtas. Siguiendo el camino abierto por el Partido Comunista en China de restauración del capitalismo. Obama viene a respaldar y a ratificar este curso.

La conducción cubana esconde todo esto bajo el argumento de que en Cuba se está “actualizando el socialismo”. Pero en Cuba ya no hay socialismo sino que se involucionó al capitalismo. El mismo que se había desterrado con la revolución de 1959.

Economía “mixta” con multinacionales

Desde hace años están instaladas en Cuba multinacionales europeas y canadienses y capitales chinos, rusos, venezolanos, brasileros, israelíes y de otros países.

En el rubro hotelero están los grupos extranjeros Meliá, Barceló, Iberostar y Accor. En níquel opera una multinacional canadiense. En tabaco se formó Habanos SA, mixta con una española-inglesa. El ron Havana Club está asociado con la francesa propietaria del whisky Chivas Regal. Desde 1999 se abrieron miles de kilómetros cuadrados para la explotación petrolera en beneficio de Repsol, Petrobrás y otras.

Ahora, por primera vez desde la revolución, se va a instalar en Cuba una fábrica de tractores de Estados Unidos sin necesidad de asociarse con el estado. La otra apertura son los 30 vuelos diarios que habrá entre Estados Unidos y Cuba por parte de empresas norteamericanas.

El acuerdo Obama-Castro busca incorporar a más empresarios norteamericanos a estos negocios capitalistas, ya que quedaron relegados por el bloqueo norteamericano. Por eso Obama se pronunció por levantarlo, facilitando desde ahora el ingreso de capitales estadounidenses. Aunque ya existen empresas norteamericanas en Cuba como Western Union, Airbnb (alquileres para turismo), la telefónica IDT y otras de celulares.

Ante esto somos claros: los capitales extranjeros, en oposición a lo que pregonan Obama y Raúl Castro, no traerán ningún progreso al pueblo cubano. No hay progreso con transnacionales saqueadoras e inversión extranjera para el lucro capitalista.

El presidente yanqui con Raúl CastroFuera Obama y por una nueva Cuba socialista

El viaje histórico de Obama ratifica que en Cuba sigue avanzando el proceso de restauración capitalista. Esto se aprecia nítidamente con la otra cara de Cuba, la de sus trabajadores.

Un trabajador en Cuba cobra uno de los salarios más bajos del mundo, entre 15 y 20 dólares. En Cuba el estado monopoliza la mano de obra asalariada poniéndola a disposición del capital privado. El estado, por ejemplo, le brinda el trabajo de un obrero a un empresario extranjero al valor de 150 dólares por mes, pero solo le paga al trabajador 15 dólares, es decir, un 10%. El resto se lo queda el gobierno cubano.

Por su parte, las huelgas y protestas están prohibidas, los sindicatos son oficiales y hay un régimen totalitario de partido único. Por eso la foto de Obama con la imagen de fondo del Che en pleno centro de La Habana ha generado una justa indignación entre los luchadores latinoamericanos y del mundo que simpatizan con la revolución cubana y repudian el criminal bloqueo yanqui.

Por nuestra parte -y así se lo planteamos a los luchadores de Argentina y del mundo- seguiremos apoyando el histórico reclamo del pueblo cubano por la total abolición del embargo yanqui, aunque en la actualidad sea parcial. Y la restitución del territorio de la base de Guantánamo.

Pero además, en Cuba está planteada la lucha por salarios dignos y por terminar con los privilegios de ricos y burócratas. Por el derecho a la protesta, a la movilización y organización independiente de los trabajadores, estudiantes y campesinos. Por la independencia de los sindicatos del estado. Por el libre uso de internet. Contra el régimen de partido único. Y fundamentalmente por recuperar las conquistas logradas con la revolución socialista. En ese sentido, estamos por la reestatización de las empresas capitalistas bajo control obrero y una planificación económica obrera y popular. Para volver a erradicar los males del capitalismo.

Como decía el Che: “Revolución socialista o caricatura de revolución”. La visita de Obama y las políticas de los Castro van en el sentido opuesto a sus consejos. Desde Izquierda Socialista y la Unidad Internacional de los Trabajadores redoblamos el apoyo al heroico pueblo cubano. Repudiando la visita de Obama, el jefe del imperialismo yanqui y a sus políticas de saqueo y entrega. En lucha por volver a una nueva Cuba Socialista, donde gobiernen los trabajadores, con plena democracia para ellos y para todo el pueblo cubano.

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Salió la revista dedicada al tema ambiente
Ya salió la Correspondencia Internacional N48: Afganistán una nueva derrota del imperialismo
La escasez de vacunas y el negocio capitalista / Correspondencia Internacional Nº 46 - La Revista de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores (Cuarta Internacional)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»
Problemas de Organización
Perú: Dos estrategias - La rebelión campesina encabezada por Hugo Blanco y la polémica con el putschismo (1961-63)
Centroamerica: Seis paises, una nacionalidad, una revolución (1981)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa

Más Leídos

Debate en el FIT-U / ¿Apoyar al pueblo ucraniano es estar con la OTAN?

Debate en el FIT-U / ¿Apoyar al pu…

11 May 2022 El Socialista N° 534

“Fuimos a Ucrania a apoyar la resistencia”

“Fuimos a Ucrania a apoyar la res…

11 May 2022 El Socialista N° 534

Lo que vimos en Kiev

Lo que vimos en Kiev

11 May 2022 El Socialista N° 534