Jan 22, 2022 Last Updated 4:04 PM, Jan 20, 2022

Ramallo: Bunge despide, los trabajadores luchan

Publicado en EL SOCIALISTA N° 398
Tags

La empresa Bunge es una de las aceiteras y agroexportadoras más grande del país. Tiene 2.500 empleados y solo el 45% está bajo el convenio de Aceiteros. En su planta ubicada en el Complejo Industrial de Ramallo, tiene 160 trabajadores, de los que han despedido 95, 60 aceiteros y 35 químicos.

No hay razón “económica” que justifique los despidos. Ni siquiera un “procedimiento preventivo de crisis”. La empresa facturó 23.000 millones de pesos en 2016 y 46.000 en 2017. ¡Imaginen cómo viene 2018 con devaluación y baja de retenciones a la soja! El paro de los trabajadores forzó la conciliación obligatoria por 15 días y que la patronal la tuviera que acatar, lo que en un primer momento se negó a cumplir, impidiendo el ingreso de los trabajadores despedidos.

El trasfondo de esta ofensiva patronal es el intento de llevar el sector administrativo a Brasil. Y también el aval de Macri para atacar a los trabajadores aceiteros y su sindicato, que vienen enfrentando los despidos y la rebaja salarial.

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Salió la revista dedicada al tema ambiente
Ya salió la Correspondencia Internacional N48: Afganistán una nueva derrota del imperialismo
La escasez de vacunas y el negocio capitalista / Correspondencia Internacional Nº 46 - La Revista de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores (Cuarta Internacional)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»
Aparece una nueva direccion (1981)
Revolución y contrarrevolución en Portugal (1975)
Escuela de cuadros Argentina (1984)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa