Aug 05, 2021 Last Updated 3:00 AM, Aug 5, 2021

Maniobra fraudulenta de Sullair

Publicado en El Socialista N° 501
Tags

Muchas veces denunciamos cómo las empresas aprovechan la pandemia para aumentar sus ganancias a costa del sacrificio de los trabajadores. Es el caso de Sullair Argentina, empresa de compresores, generadores eléctricos y maquinarias industriales.

Un informe de la comisión interna de delegados, del Sindicato de Comercio, denuncia que el pasado 29 de abril fueron convocados a una audiencia por el Ministerio de Trabajo para solicitar un régimen especial de suspensiones amparadas en el artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo.
La empresa declaró haber presentado un listado con los trabajadores alcanzados por las suspensiones, lo que fue negado por la comisión interna. La maniobra consistía en que el sindicato y los delegados le habiliten una lista de suspendidos por la cual habían cobrado el ATP durante todo el año y tributado apenas el aporte a la obra social.

La comisión interna declaró que jamás recibió la notificación de las suspensiones, que estaban trabajando normalmente y que la empresa no está pasando por apremios o restricciones que exijan las suspensiones. Y, correctamente, rechazaron el planteo de Sullair. Por el momento, frenaron la “avivada” de la patronal, que venía embolsando los subsidios recibidos del gobierno.
Lamentablemente, ese régimen de suspensiones fue parte del acuerdo entre la UIA y la CGT en abril de 2020. Las traiciones de los burócratas de la CGT las pagan los trabajadores.

Corresponsal

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa