Jul 31, 2021 Last Updated 5:20 PM, Jul 30, 2021


Escribe Angélica Lagunas, directiva ATEN Capital por la minoría Multicolor.

Enclavada en el corazón de Vaca Muerta, nacida del pacto hidrocarburífero entre Chevron, Cristina Kirchner y también de Macri, y a escasos kilómetros de Añelo, la escuela Nº 144 de Aguada San Roque sufrió la explosión de un artefacto de gas y murieron tres trabajadores, dos de ellos docentes.

Fueron víctimas del abandono edilicio que lleva adelante el gobierno de Gutiérrez, del MPN, que con su ministra Cristina Storioni a la cabeza y los vocales oficialistas del Consejo Provincial de Educación (CPE) presionaron y amenazaron con sumarios y descuentos de días a todos los que no regresaran a la presencialidad en las aulas. Y lo hacían mientras la pandemia está en sus picos y los edificios escolares sin mantenimiento. Por eso decimos que no fue un accidente, fue un crimen laboral porque los mandaron a trabajar a como dé lugar.
No permitamos que la impunidad se imponga en este triple crimen, que paguen los responsables de semejante masacre. Por la vida de Mónica, Nicolás y Mariano exigimos la renuncia de la ministra Storioni y de los vocales del CPE.

El día de la explosión, desde la Minoría Multicolor de ATEN Capital y junto con otras organizaciones convocamos a una gran movilización en repudio, y cuando falleció la docente Mónica Jara volvimos a las calles a marchar y exigimos que la CTA local convoque a un paro pidiendo justicia y que la Ctera haga lo mismo a nivel nacional. Basta de muertes evitables de trabajadoras y trabajadores.
Vaca Muerta sigue creciendo en producción y las multinacionales se llevan las riquezas del subsuelo, pero el pueblo no mejora su calidad de vida, al contrario, crecen la pobreza y hasta las muertes por el abandono del gobierno.                                      

Escribe Angélica Lagunas, directiva ATEN Capital

Al cierre de esta edición nos informamos de la muerte de dos operarios y el estado de extrema gravedad de una compañera docente, víctimas de una explosión en la escuela 144 de Aguada San Roque, Neuquén. Se realizaba una ampliación de la escuela albergue y los niños se retiraron sólo minutos antes de la explosión.

Las seccionales, directivos y agrupaciones que integramos el Frente Multicolor de ATEN, decimos que “ésta es una consecuencia más del abandono sistemático de la educación y de la salud públicas, en la provincia de la Vaca Muerta en la cual el gobierno prioriza el pago de la deuda externa y los intereses de los concentradores del capital, por sobre la salud y la vida de los/as trabajadores/as.

Con el sistema de salud colapsado, vaciado durante décadas, y las escuelas, abandonadas, los/as trabajadores/as de la educación nos encontramos condenados a una virtualidad sin recursos y expuestos a una presencialidad insegura, en este contexto de pandemia y con las escuelas cayéndose a pedazos”.
ATEN Provincial tiene que llamar al paro y movilización. No fue un accidente, el gobierno es responsable. La ministra de Educación Cristina Storioni y los vocales del gobierno tienen que renunciar.


Escribe Angélica Lagunas, minoría Multicolor ATEN Capital

Desde el combativo gremio docente organizado en ATEN venimos realizando distintos tipos de acciones motorizadas por la oposición, encabezada por las seccionales con comisiones directivas y minorías Multicolor. El gobierno del MPN, aprovechando la pandemia, está descargando sobre los trabajadores la crisis capitalista y la semiparálisis de la cuenca hidrocarburífera Vaca Muerta. Miles de nuevos desocupados y miles de petroleros en sus casas, cuya continuidad laboral pende de un hilo. A los docentes y al conjunto de los estatales nos han quitado la actualización trimestral de los sueldos conquistada en la gran huelga docente de 43 días de 2018, nos pagan el aguinaldo en tres cuotas y ahora los sueldos casi a mediados de mes.

Este ataque generó mucha bronca entre los docentes y ha ido fortaleciendo las acciones convocadas por las seccionales opositoras Multicolor, que ya realizamos cuatro encuentros provinciales, tres caravanas y cuatro movilizaciones callejeras. Ahora, con el atraso en el pago de los salarios anunciado por el gobierno, en nuestro último plenario provincial realizado este lunes, resolvimos iniciar un paro desde el viernes 7 de agosto hasta el jueves 13, que cobraremos el salario. Y lo haremos como paro activo, ya que el lunes 10 nos movilizaremos a Casa de Gobierno en el marco de las convocatorias unitarias realizadas desde la Multisectorial, que reúne al sindicato ceramista, las opositoras docentes y los movimientos de desocupados. Al mismo tiempo, resolvimos exigirle a la conducción kirchnerista de ATEN que rompa la tregua que tienen con el gobierno y declaren también el paro activo ante el atraso salarial. La exigencia la hacemos en el marco de la gran bronca de la base que, por distintas vías, le va mostrando a la conducción burocrática de AYEN que se necesitan acciones fuertes para doblegar el plan del gobierno. En la caravana convocada de apuro por la conducción de un día para otro, y concretada este lunes, se demostró que desde la oposición no solo aportamos la inmensa mayoría de autos sino que cuando llegamos a Casa de Gobierno nos bajamos y le exigimos a la dirigencia que rompa la tregua con el gobierno.

Al mismo tiempo, el encuentro provincial también resolvió ser convocante de un plenario regional como parte de las acciones nacionales que se están organizando desde el sindicalismo combativo.



Unos sesenta mineros, en representación de los 238 trabajadores, fueron a la capital neuquina a buscar que les paguen los sueldos adeudados y reclamar la continuidad laboral. Libraron una lucha tremenda contra el gobierno del MPN, la empresa, la fiscalía y las fuerzas represivas. Cuando obtuvieron el acta que contemplaba estos reclamos festejaron frente a la Legislatura y volvieron a sus pueblos, donde los recibió una multitud de vecinos.

Escribe Angélica Lagunas, concejala de Neuquén

Desde fines del año pasado la empresa minera yanqui Trident Southern Explorations suspendió la producción y allí comenzó el derrotero de los obreros para cobrar sus salarios. Empezaron ocupando la mina de oro y plata y cortando la ruta 40, que une el Norte con el Sur del país por la cordillera. Al no obtener respuesta se fueron el 29 de abril, en su primera caravana, a la capital. Consiguieron un acta donde constaba que les iban a pagar el sueldo en setenta y dos horas. Ni la patronal ni el gobierno cumplieron. Es más, la empresa se presentó a concurso de acreedores y el gobierno le rescindió la concesión. Ante estas novedades y con una bronca tremenda emprendieron su segunda caravana desde Andacollo hacia Neuquén capital. Tuvieron que sortear varios obstáculos represivos a lo largo de los 500 kilómetros que recorrieron. El primero, en la ciudad de Chos Malal, donde la policía provincial intentó impedir que tomaran la ruta, pero pusieron una máquina topadora a la cabeza de la caravana que se abrió paso en la barrera policial y, con camiones pesados, livianos y varias camionetas de la empresa se largaron a cruzar el desierto. La Gendarmería los detuvo a 50 kilómetros de la capital, en la ruta nacional 22, justo en el sitio donde fue fusilado Carlos Fuentealba en 2007. Allí acamparon, cortaron la ruta abriendo unos minutos cada tres horas mientras recibían el apoyo con víveres y saludos de cientos de automovilistas. Para amedrentarlos, Gendarmería visitó los hogares de las familias de los mineros a la madrugada cuando otro grupo iba a reforzar el acampe. La respuesta fue endurecer el corte en la ruta, mientras optaron por salir a campo traviesa, por la meseta patagónica, logrando que treinta y tres mineros entraran con los vehículos de la empresa y acamparan frente a la fiscalía donde se realizaba la negociación.

Se define la negociación

El campamento en la fiscalía se sumó al corte de la ruta y a la ocupación de la mina en Andacollo. Con estos tres sitios tomados por los mineros el final se vislumbraba. Como se estancó la negociación en la fiscalía, trasladaron su campamento a la Legislatura.  Los diputados del FIT Unidad promovieron una reunión con otros catorce ediles y los delegados mineros exigiendo que una mesa de diálogo en serio les dé las respuestas que reclamaban. Fue así que, finalmente, el jueves 21 a las 22 se firmó el acta donde el gobierno se comprometió a aportar 50.000 pesos por los dos meses de salarios adeudados, más 30.000 pesos mensuales por otros cuatro meses con prórroga, hasta que sean incorporados a la nueva licitación de la mina que hará el gobierno. También se incluyó un punto conformando una comisión de seguimiento, con los mineros incluidos, para vigilar el cumplimiento del acuerdo.

Como conclusión, afirmamos que los mineros ganaron, primero por la extraordinaria combatividad que demostraron a lo largo de toda la lucha. Segundo, por la gran solidaridad y el apoyo que despertó en el conjunto de la población su justo reclamo, lo que se evidenció en los aportes de alimentos en sus campamentos. Tercero, porque el gobierno estaba debilitado y aislado en la negociación al quedar al descubierto su complicidad con la estafa de la empresa porque nunca auditó las inversiones y ni siquiera le exigió que deposite el millón de dólares en garantía, lo que le hubiere permitido pagar hasta ocho sueldos al conjunto del personal ante la parálisis de la producción. Y cuarto, por el fuerte apoyo que brindamos desde la izquierda junto al sindicalismo combativo. Este triunfo se dio a pesar de que el gobierno nacional les envió la Gendarmería y que la CGT y las CTA ni siquiera abrieron la boca en semejante conflicto.

 

Los mineros de Andacollo de Neuquén hace tres días que están a 50 kilómetros de la Capital de esa provincia a la vera de la ruta exigiendo que se cumplan sus reclamos de pago de los salarios y apertura de la paritaria. Un compromiso que no ha sido cumplido. Hubo reuniones con el gobernador y la empresa pero sorpresivamente se cortaron. Atento a ello los trabajadores cortaron la ruta 22, cerca de Arroyito.

En este momento hay una reunión entre fiscales y representantes del gobierno y de los obreros. De esta reunión debe salir una solución para los trabajadores y no una intimación a que abandonen su lucha como paso previo a una represión. En el lugar de los hechos se encuentra la concejala y ex diputada provincial Angélica Lagunas acompañando el reclamo (Izquierda Socialista en el Frente de Izquierda).

Rubén “Pollo” Sobrero dirigente combativo ferroviario señaló: “Le damos toda la solidaridad al reclamo de los mineros exigiendo una solución a sus exigencias y que no haya represión por parte de la policía y la Gendarmería”.

Juan Carlos Giordano, diputado nacional electo de Izquierda Socialista en el FIT Unidad, agregó: “Llamamos a la más amplia solidaridad en apoyo a esta lucha. No puede ser que se use a la pandemia para avasallar derechos elementales de los trabajadores como lo es el no pago de los salarios como en este caso”.

 

Entrevista radial: PROTAGONISTAS ¡CORTE DE RUTA EN NEUQUÉN! - Angélica Lagunas

Contactos:

Angélica Lagunas +549 299 4568326

Rubén Sobrero (15) 6422-6661

Juan Carlos Giordano (15) 3119-3003

Prensa: 1160540129

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa