Aug 02, 2021 Last Updated 7:35 PM, Aug 1, 2021


Escribe Pablo Almeida, legislador CABA Izquierda Socialista/FIT Unidad y delegado general ATE Ministerio de Economía

El pasado jueves 8 de julio presentamos en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires un proyecto en apoyo a la lucha de los trabajadores del hospital Garrahan y en rechazo a las persecuciones que sufren por defender sus derechos. Las trabajadoras y los trabajadores de los distintos sectores del hospital se encuentran llevando adelante un plan de lucha que incluye paros, marchas y otras actividades reclamando un aumento de 50% en una sola cuota, salario mínimo igual al costo de la canasta familiar, medida por la junta interna de ATE Indec hoy en 99.930 pesos, y que se reconozca la insalubridad hospitalaria.

No sorprendió que el bloque mayoritario de la Legislatura, compuesto por los sectores que apoyan al gobierno de Horacio Rodríguez Larreta (PRO, UCR y Coalición Cívica) diera la espalda al proyecto que presentamos con mi compañera Mercedes de Mendieta y negara su tratamiento sobre tablas. Tampoco asombró el silencio cómplice del bloque del Frente de Todos.
Es que con el Garrahan no tienen ninguna grieta. El consejo directivo del hospital está compuesto tanto por funcionarios del Gobierno de la Ciudad como del gobierno nacional, y ahí no hay grieta a la hora de hambrear y  perseguir a los trabajadores. Se ponen de acuerdo muy fácilmente cuando se trata de eso.

Mientras tanto, las trabajadoras y los trabajadores luchan contra los efectos de una inflación que diezma día a día los salarios. El acuerdo de 35% en cuotas, firmado por el consejo de administración y UPCN, significa una sensible rebaja salarial. Son las trabajadoras y los trabajadores del hospital quienes estuvieron en primera línea en medio de la pandemia a lo largo de este último año y lo han hecho incluso con salarios por debajo del costo de la canasta de pobreza y en condiciones laborales completamente precarias.

La “esencialidad” definida por el gobierno a la tarea del personal de salud omite que los salarios de los trabajadores también son esenciales, tanto para ellos como para sus familias. El consejo de administración, que no dio respuesta a este reclamo, se limitó a perseguir a los compañeros y cuestionar el derecho a huelga amenazando con descuentos y sanciones disciplinarias. Lejos de acobardar a los compañeros, este atropello patronal antidemocrático y antisindical será respondido con un contundente paro.

La lucha del Garrahan es de enorme importancia para los trabajadores en general y para los de la salud en particular. Es una continuidad de la pelea de los trabajadores de la salud neuquinos, ya que con sus métodos, asambleas, cortes de rutas y paros, allanaron el camino que hoy recorren masivamente enfermeras, instrumentadoras, técnicos, auxiliares y demás trabajadores del Garrahan. Es clave apoyarlos frente a los aprietes del consejo del hospital y apuntalar su lucha aportando al fondo de huelga para que los descuentos en los salarios de las y los que luchan no debiliten la pelea.
Desde Izquierda Socialista/FIT Unidad seguiremos poniendo nuestras bancas en la Legislatura y en el Congreso nacional para que esta lucha derrote la política de ajuste sobre las trabajadoras y los trabajadores de ambos gobiernos, tanto el nacional como el de la Ciudad.

Escribe Pablo Almeida, legislador porteño Izquierda Socialista/FIT Unidad y delegado general Ministerio de Economía
 
El presidente, que firmó como testigo el acuerdo paritario del sindicato que conduce Sergio Palazzo con las cámaras del sector, expresó: “Eso va impulsando algo que a nosotros nos preocupa mucho, que es que los trabajadores y cada argentino tenga más derechos. Lo que más me importa es que el sueldo de los trabajadores no se retrase respecto de la inflación y le gane, porque ya se atrasaron muchos años”. Vale preguntarse qué medidas concretas tomó el gobierno para combatir la inflación. Ninguna.
En consonancia con lo manifestado por Fernández, Héctor Daer de la CGT reclamó al gobierno que el Ministerio de Trabajo convoque a las paritarias de todos los gremios que firmaron aumentos salariales que ya fueron superados por la inflación. Vale aclarar que Daer es el titular del gremio de la Sanidad (Atsa) a la que las multimillonarias patronales le niegan el aumento y recién ahora Daer está pensando en una medida de fuerza.

Todos los pasos que da la burocracia sindical peronista están previamente acordados con el gobierno. Sus declaraciones son en modo electoral. En lo posible todo debe parecer mejor de lo que en realidad es. Y evitan a toda costa salir a pelear aunque la bronca crece por abajo.
Palazzo, en su momento, se apuró en acordar, en el mes de enero, el 29% de incremento salarial, en línea con la pauta oficial de inflación prevista (dibujada) en el presupuesto nacional, que repentinamente pasó a ser papel mojado.  
ATE y UPCN que firmaron por el 35% en seis cuotas hace apenas un mes quedaron en falsa escuadra como muchas conducciones burocráticas que pautaron incrementos similares. Es por esto que Hugo Godoy (ATE) le envió una carta al gobierno pidiendo revisar la paritaria que él mismo firmó un mes atrás.

La inflación prevista para 2021 rondará el 50%, según la opinión de distintas consultoras. ¿Cómo pudieron firmar esos acuerdos si ellos ya lo sabían? La burocracia es muchas cosas, pero no ingenua. Aquellos que aceptaron acordar sus convenios con aumentos de 29% y 35% en cuotas que se terminarán de pagar en marzo de 2022, y más tarde también, eran conscientes de lo que  hacían, rebajar el salario del trabajador.

Gracias a los servicios de las conducciones burocráticas en los últimos tres años el salario ha perdido entre el 20%  y el 25% de su poder adquisitivo. La burocracia pacta con los gobiernos de turno aumentos insuficientes y en cómodas cuotas, de esta manera van siempre detrás de los aumentos de precios. Por ello, aun con revisión incluida, el salario no le ganará a la inflación. Toda la burocracia sindical es cómplice de los ajustes.

Hay que exigirle a la CGT y las CTA que rompan la tregua con el gobierno. Se necesita ya mismo un aumento salarial de emergencia para que ningún trabajador gane menos que el valor de la canasta familiar (calculada, según la junta interna de ATE-Indec, en 99.930 pesos), que se debe actualizar mes a mes según la real suba del costo de vida. Al mismo tiempo hay que asegurarse de que se abran todas las paritarias. No lo vamos a lograr sin lucha. El ejemplo de que se puede lo dieron los “elefantes”, los trabajadores de salud de Neuquén, que decidiendo en asambleas y coordinando a la lucha en  forma autoconvocada  lograron arrancarle un aumento  del 53%, no solo al gobierno del MPN, sino a la propia conducciones provinciales de ATE y UPCN que habían firmado un bochornoso 12%.

Desde el Plenario del Sindicalismo Combativo, con el Pollo Sobrero y los ferroviarios de la Bordó, Ademys, los Suteba multicolores, el Sutna y tantos otros, decimos que el aumento salarial es el principal reclamo y que la lucha es el único camino. Del mismo modo que desde el Frente de Izquierda Unidad lo reclamamos como primer punto de nuestro programa de emergencia ante la crisis.
 
 

El día de hoy en la Legislatura de la Ciudad, el jefe de Gabinete Felipe Miguel presentó su informe de gestión a partir de más de 2000 preguntas de los distintos bloques. 

En esta sesión especial el jefe del bloque Izquierda Socialista en el FIT Pablo Almeida comentó: “Felipe Miguel, como hizo Larreta a principio de año, nos vino a hablar de una Ciudad que no existe. La mayor conclusión que sacamos de toda su exposición es que no sabe o elige no contestar, ya que las preguntas que hicimos desde nuestro bloque directamente no las contestó”

Mientras el sistema de salud sigue al borde del colapso y los estudiantes y docentes de la ciudad están expuestos al covid y al frío la diputada del bloque Izquierda Socialista en el FIT e integrante de Ademys, Mercedes Mendieta le preguntó al jefe de gabinete: “¿Cómo explican la muerte de 32 docentes y auxiliares en la ciudad? ¿Cómo se explica que las escuelas no sean foco de contagio si son miles las burbujas aisladas? El 17 de febrero cuando plantearon una presencialidad en las escuelas avalada por el ministro nacional Trotta, les docentes comenzamos a organizarnos y denunciamos la falta de protocolos y condiciones para poder garantizar una presencialidad segura. Reclamamos pase a virtualidad y vacunación, no fuimos escuchados, fuimos a un paro masivo el 14 de abril e impusimos la virtualidad al gobierno de Fernandez. Virtualidad que el gobierno de Larreta nos negó poniendo en riesgo la vida de todes les docentes y comunidad educativa”

Respecto a otro de los ejes de la exposición, la campaña de vacunación y la salud en la ciudad la legisladora continuó: “Si dicen que están fortaleciendo el sistema de salud ¿por qué se les paga 45 mil pesos a las enfermeras que se contrataron durante la pandemia? ¿Por qué no se pasa a carrera profesional a las enfermeras? También queremos nombrar el reclamo de les concurrentes y residentes porque en el 2019 en la Ciudad de Buenos Aires existían 500 cupos y hoy hay 153 ¿Por qué cierran cupos en medio de una pandemia?

En el mismo sentido Pablo Almeida agregó: “El jefe de gabinete vino hoy a reconocer que a fines de junio sólo está vacunado con dos dosis el 11% de la población de la ciudad, muy lejos de lograr la famosa inmunidad de rebaño. ¿En qué se diferencian de la estrategia del gobierno nacional? ¿Por qué el ejecutivo de la ciudad no ha organizado la producción de vacunas desde los laboratorios públicos de la ciudad, desconociendo las patentes como dice el proyecto de vacunas que hemos presentado desde el fitu?”

Ante esta situación, el bloque legislativo de Izquierda Socialista en el FIT-U vuelve a insistir en la necesidad de una alternativa política para les trabajadores, mujeres y disidencias y jóvenes que están desencantados con el gobierno de Fernández, llamando a una lista única del frente de Izquierda-Unidad ante las próximas elecciones.

CONTACTO

Legisladora Mercedes de Mendieta: 1165425363 @mechidemen

Legislador Pablo Almeida: 1133770008 @palmei

Secretaria de prensa del bloque: 1121664613

 


Escribe Pablo Almeida, delegado general ATE Mecon y legislador porteño de Izquierda Socialista/FIT Unidad

El pasado 2 de junio, una nutrida caravana de autos, bicicletas y compañeros y compañeras a pie recorrió el centro de la Ciudad de Buenos Aires culminando frente a la Secretaría de Empleo Público. Convocada por la Interjuntas de ATE, se expresó en una radio abierta frente a la Plaza de Mayo el rechazo a la paritaria que acordó el gobierno peronista de Alberto Fernández junto con las conducciones burocráticas de ATE y UPCN.

Desde este espacio, Interjuntas, conformado por juntas internas, cuerpos de delegados y agrupaciones de más de una docena de dependencias del Estado nacional, venimos organizando la pelea por los reclamos del conjunto de los estatales frente a la inacción completa de la conducción nacional de nuestro gremio. Unidos por un programa que parte de tres puntos esenciales, 40% para comenzar a recuperar lo perdido, la indexación mensual automática hacia adelante de acuerdo con el Índice de Precios al Consumidor (IPC) para no seguir perdiendo salario frente a la inflación y el pase a planta para terminar con la precarización laboral. Y entendiendo que la única forma posible de conquistar nuestros reclamos es luchando en las calles como nos demostraron los heroicos trabajadores de la salud de la provincia de Neuquén que, autoconvocados, pudieron romper el acuerdo vergonzoso de 12% e imponer un 53% de aumento para todos los estatales.

Desde nuestra agrupación, Estatales en Marcha, llamamos a seguir sosteniendo el espacio de Interjuntas manteniendo el reclamo en las calles como haremos el próximo 17 de junio en las puertas del Indec. Y desarrollando, al mismo tiempo, las instancias democráticas para que las compañeras y los compañeros de cada  sector se sumen para que así podamos fortalecer la imprescindible pelea por conquistar una verdadera recomposición salarial.  

Pablo Almeida

Escribe Pablo Almeida, delegado general ATE-Ministerio de Economía y legislador porteño Izquierda Socialista/FIT Unidad

El gobierno nacional acordó la semana pasada con las conducciones burocráticas de ATE y UPCN la paritaria por doce meses a partir de junio 2021, 35% en seis tramos a terminar de cobrar en mayo de 2022. Este pacto constituye, por donde se lo mire, una vuelta de tuerca del ajuste en el Estado. Desde la Interjuntas de ATE se está organizando el rechazo a este acuerdo de miseria salarial.

Por más que intenten maquillarlo con cálculos de todo tipo, con este acuerdo no se recupera un centavo de la pérdida de más de 40% del poder adquisitivo de los últimos cinco años. Y en los próximos doce meses el 35% en comodísimas cuotas hará que perdamos aún más contra la inflación.
A nadie sorprende que haya firmado el burócrata de UPCN Andrés Rodríguez, número tres de la burocracia de la CGT y eterno aliado de los gobiernos ajustadores. Pero la bronca crece con la dirigencia de ATE nacional. Es que, desde la llegada de Alberto Fernández al gobierno, la conducción encabezada por Cachorro Godoy funciona como un engranaje de apoyo a las políticas de ajuste. Así fue que a principios de 2020 no reclamaron cuando el gobierno se salteó la instancia de revisión establecida en unas paritarias que estuvieron 25 puntos por debajo de la inflación. Luego permitieron la postergación de la convocatoria a paritarias por más de tres meses para finalizar rubricando con su firma una paritaria de solamente 7% para el año 2020. La conducción de ATE encarnada en Godoy llevaba más de quince años sin firmar un acuerdo y este hecho, aunque nunca organizaron consecuentemente una pelea como para torcer el rumbo de las paritarias, significa un salto cualitativo en el abandono de los trabajadores estatales.

Para poder rubricar esta entrega tuvieron que abandonar cualquier instancia de debate en el gremio. No hubo convocatoria a plenario de delegados y delegadas ni instancia alguna de consulta a las trabajadoras y los trabajadores del Estado nacional. Esto obedece a la bronca que crece por abajo y que tuvo expresión también a nivel de conducciones provinciales y seccionales alineadas con la misma lista Verde de Godoy, como las de Córdoba, Misiones y Rosario.
En este marco, resulta de gran importancia el avance de las instancias de unidad de acción construida hace más de un mes por más de una decena de juntas internas, cuerpos de delegados y agrupaciones que venimos llevando adelante acciones exigiendo un aumento de emergencia en una sola cuota de 40% para comenzar a recuperar lo perdido y la indexación mensual automática hacia adelante de acuerdo con la inflación medida por el Indec para no seguir perdiendo.

Este espacio Interjuntas convocó el día mismo de la firma paritaria a una reunión abierta donde participaron más de cuatrocientas compañeras y compañeros reafirmando el objetivo de no permitir una nueva entrega de nuestros derechos. De esta reunión, de la que participaron los trabajadores autoconvocados de la salud de Neuquén, que son el ejemplo vivo de cómo romper los acuerdos a la baja que firman los dirigentes burocráticos, surgió la convocatoria a una jornada nacional de lucha este 2 de junio. Con acciones en diversos puntos del país y con una caravana que en la ciudad de Buenos Aires llevará los reclamos a las  puertas de la Secretaría de Empleo Público, frente a Plaza de Mayo.

Desde Estatales en Marcha creemos que es imprescindible seguir fortaleciendo este espacio, buscando la forma de unir en un mismo reclamo a todos los sectores que en todo el país han expresado el rechazo a  este vergonzoso acuerdo paritario. Con la mayor amplitud y con la mayor firmeza debemos robustecer nuestra lucha para triunfar.   

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa