May 08, 2021 Last Updated 8:24 PM, May 8, 2021

La lucha ambiental en el conurbano sur bonaerense: La Reserva Natural Laguna de Rocha

Tags

Escriben Francisco Ayala, Ambiente en Lucha Sur y Manuel Petruzela, Asamblea de Rocha

La situación ambiental en el conurbano tiene particularidades propias, pero no es ajena al modelo de destrucción ambiental capitalista que impera en Argentina y el mundo.
La creciente población y falta de planificación, sumado a los negociados inmobiliarios e instalación de empresas  contaminantes, la corrupción de los gobiernos y el deliberado desfinanciamiento del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), entidad encargada de reservas naturales y parques en la provincia de Buenos Aires, son el escenario “ideal” para la destrucción ambiental capitalista.

Sin embargo, no le es fácil a los gobiernos avanzar, porque en ese escenario también están las y los vecinos que se organizan y salen a enfrentar a los gobiernos y empresas que intentan hacer negocios con la destrucción de la naturaleza sin importar las consecuencias.
 
El Humedad y la Reserva Laguna de Rocha

 Uno de los lugares donde se da este proceso es en Esteban Echeverría. Al sur del gran Buenos Aires hay un enorme humedal que pertenece a la cuenca Matanza-Riachuelo. Ocupa un espacio aproximado de 1.400 hectáreas, y es hábitat de cientos de especies de animales y plantas únicas. Cumple la función de purificación del agua, contención de inundaciones y de regulación del clima. Su destrucción traería consecuencias sociales y ambientales terribles.
Luego de enormes luchas, a finales del año 2012 se logró la sanción de la ley 14.488 que declaró a más de 700 hectáreas del humedal de Rocha “Reserva Natural Integral y Mixta”, un enorme triunfo.
 
La entrega

Con la ley 14.516 del 2013, por orden de Cristina Kirchner se aprobó la modificación de la norma 14.488 quitándole 64 hectáreas, regalándoselas a los clubes Boca y Racing para que hagan polideportivos.
Tanto fue el repudio que el club Boca Juniors se vio obligado a mudarse. Pero Racing siguió con el proyecto. Producto de la lucha, la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires puso en suspenso el plan. La reserva podría con una nueva norma extender su superficie, pero no achicarla por el principio de no regresividad en materia ambiental.
Detrás del lobby por Racing están varios políticos poderosos. Entre ellos Julio Alak, actual ministro de Justicia y Derechos Humanos de Kicillof, que también supo ser intendente de La Plata y ministro de Justicia de Cristina Kirchner.
 
La falta de viviendas

Desde hace años se está estableciendo un asentamiento en el humedal. Dicha ocupación es alentada por el Municipio de Esteban Echeverría. Se han descubierto camiones municipales arrojando basura para rellenar las zonas bajas y así poder “entregar” esos lugares para la construcción de casas.
Son áreas que suelen estar “liberadas” y tienen una fuerte presencia del narcotráfico. En épocas de elecciones suelen entregar chapas y materiales de construcción para la gente que vive ahí de manera muy precaria.
Desde hace años vienen prometiendo un plan de viviendas y relocalización de las personas allí establecidas, al ser un lugar en el que pululan las enfermedades y donde ha muerto gente en las inundaciones.
 
La Asamblea x Rocha

En el 2020 el intendente Fernando Gray llamó a una reunión con ambientalistas y vecines. Entre otras cosas iban a hablar de la cuestión del polideportivo de Racing. Deliberadamente evitó el tema a pesar de estar en el temario. Como no se tocó el punto, técnicamente no hubo objeciones al proyecto del club de Avellaneda, por lo que informó eso a la Corte de la provincia. Ante esta miserable maniobra por parte del intendente perteneciente al Frente de Todos, las agrupaciones ambientalistas salieron a repudiar la maniobra y se realizaron acciones de protestas. La  Corte momentáneamente detuvo la causa.

Luego de esas acciones, se propuso llamar a una asamblea para organizar la continuidad de la pelea. Desde Ambiente en Lucha veníamos participando de las distintas iniciativas y ni bien se llamó a la asamblea decidimos sumarnos inmediatamente.
En dicho espacio se vio desde el comienzo lo que está pasando a nivel mundial: las nuevas generaciones que salen a luchar se juntan con quienes hace años vienen dando la pelea, potenciándose mutuamente. Rápidamente la asamblea se transformó en un espacio de debate y herramienta de lucha. Se realizaron pegatinas, agitaciones y movilizaciones. Fue creándose un espacio de coordinación genuina con diferentes voces que no todas dicen lo mismo, pero sí coinciden en la necesidad de unir fuerzas para luchar en defensa de la Reserva de Rocha y el ambiente en general. Todavía es un espacio en formación, pero ya se transformó en una referencia y está imponiendo la agenda en Esteban Echeverría y alrededores. Desde Ambiente en Lucha somos parte de ese proceso y con nuestra política consecuente hacemos todo lo posible para lograr el fortalecimiento del espacio y el triunfo de la lucha, levantando la consigna que tiene la bandera de la asamblea “Basta de Destrucción Ambiental, Los gobiernos son responsables”.

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa