Apr 13, 2024 Last Updated 1:50 PM, Apr 13, 2024


Escribe Mariana Scayola, secretaria general de Ademys

El jueves 9 de febrero se llevó adelante la segunda audiencia en el juicio que el gobierno de Larreta y la ministra Soledad Acuña de Juntos por el Cambio llevan adelante contra nuestro compañero Jorge Adaro, actualmente secretario gremial del sindicato docente Ademys. El objetivo del juicio es quitarle los fueros sindicales a Jorge para poder sancionarlo como docente por un mes, sin goce de sueldo. La citación a esta segunda audiencia coincidió con la convocatoria a la mesa salarial hecha por el Ministerio de Educación de CABA. Mientras nos persiguen y judicializan, nos quieren seguir imponiendo techos salariales por detrás de la inflación.

La segunda audiencia del juicio se extendió por más de seis horas. Cuatro testigos, todos docentes de la Escuela N° 19 de Villa Soldati, donde Jorge trabaja hace décadas, expusieron con claridad y detalles las condiciones de precariedad en que se encuentran las escuelas, el impacto de las políticas llevadas adelante por el gobierno durante la pandemia, con trabajadores obligados a la presencialidad sin ningún tipo de resguardo sanitario, ni vacunación alguna, y la actitud despectiva e intolerante que tuvo el funcionario Capponi en su visita a la escuela en septiembre de 2021 y que dió lugar a un sumario a Jorge y a otro docente y delegado de Ademys Juan Manuel Di Vicenzo, y a este juicio de desafuero.

Párrafo aparte merece el funcionamiento judicial, que deja a las claras las casi nulas garantías que los trabajadores tenemos en un proceso. Luego de declarar por más de una hora la primera testiga, toda su declaración se borró sin saber aún el motivo que lo produjo y debió volver a declarar íntegramente, lo que no hizo más que aumentar la indignación frente a este juicio.

La tercera audiencia ya está citada para el 5 de abril y continuará con la declaración de dos compañeras que integramos la directiva de Ademys y que dejaremos en claro la vinculación del hecho ocurrido en la Escuela N° 19 de Villa Soldati con la sistemática persecución que el gobierno de Larreta lleva adelante contra Ademys, sindicato que sostiene la denuncia y el enfrentamiento sin concesiones contra la política de ajuste, vaciamiento y privatización de la educación pública de todos los gobiernos. Quedará expuesta la actitud de un gobierno que judicializa y busca sancionar a quienes ejercen el elemental derecho a reclamar. El gobierno macrista quiere dar una señal clara de que no está dispuesto ni siquiera a tolerar un reclamo colectivo de los trabajadores.

Llamamos a la docencia, al conjunto de los trabajadores y a las organización políticas, sindicales y de derechos humanos a redoblar la campaña contra el desafuero sindical de Adaro, sabiendo que es un ataque al conjunto de la clase trabajadora y a todos aquellos que se organizan y salen a luchar.

Este jueves 15 de diciembre se realizará la primera audiencia del juicio de desafuero gremial iniciado por el gobierno porteño de Rodríguez Larreta y su ministra Acuña.

La excusa en que se apoya el gobierno de Juntos por el Cambio es una visita que un funcionario del ministerio realizó en septiembre de 2021 a la escuela N° 19 de Villa Soldati, donde Jorge Adaro trabaja como maestro de grado hace décadas. En esa visita los docentes manifestamos nuestro repudio a la presencia de Fabián Capponi, delegado sindical devenido en funcionario patronal del gobierno macrista, manifestando nuestra oposición a las políticas de destrucción de la escuela pública y recordando a las y los treinta y cinco docentes fallecidos durante la pandemia, cuando este sujeto se hizo famoso por bailar y festejar sin utilizar las medidas de protección elementales como el uso de barbijo y respeto al distanciamiento social. La ministra Acuña al día siguiente anunció un sumario contra el delegado de Ademys Juan Manuel Di Vincenzo y contra el dirigente Jorge Adaro, maestro de la escuela, adelantando que iban a tener una sanción, invalidando de esta manera las garantías de defensa. Para poder aplicar esa sanción que es de treinta días de suspensión laboral sin cobrar su salario, es que necesitan avanzar con el desafuero gremial.

Pero lo que verdaderamente mueve al gobierno a tomar esta medida es intentar el disciplinamiento de la docencia que lucha y continuar la persecución contra el sindicato Ademys, que es la herramienta que toma la docencia en sus manos para luchar contra el desmantelamiento de la educación pública, contra las reformas educativas que precarizan fuertemente las condiciones de trabajo y por un salario que alcance para vivir dignamente. Recordemos que en lo que va del año Larreta y Acuña, en su afán de fortalecer el voto reaccionario, han sancionado además a delegados del Programa Maestro mas Maestro y al vicerrector del Mariano Acosta por expresar el apoyo a la lucha de los estudiantes durante las tomas de escuelas medias.

Nuevamente el gobierno, lejos de amedrentar a la docencia y disciplinarla, ha hecho que las campañas  que denuncian esta persecución logren juntar miles de firmas de trabajadores no solo de CABA sino de todo el país y de dirigentes y organizaciones gremiales, sociales, de derechos humanos y fuerzas políticas, quienes se han pronunciado por el cese de estos ataques, además de cientos de fotos expresando ese repudio, siendo un verdadero éxito. En esta misma línea, las elecciones de renovación de la directiva de Ademys han marcado un claro apoyo de las docentes afiliadas que de manera clara y contundente han votado y ratificado a la conducción Multicolor.

Este jueves 15 realizaremos una conferencia de prensa en la Escuela N° 19 de Soldati convocando a la comunidad educativa junto a sindicatos y organizaciones a decir no al avance del gobierno contra la libertad sindical y las sanciones para quienes luchan. Ya han comprometido la presencia la dirección de la UTE-Ctera, dirigentes de la Multicolor bonaerense, diputados y dirigentes políticos en un marco de amplitud para acompañar lo que al mediodía será la primera audiencia del juicio.

Seguiremos luchando contra las políticas de ajuste del gobierno nacional y de Larreta, e impulsando fuertemente la campaña contra el desafuero gremial, fortaleciendo la organización de las escuelas como respuesta a estos ataques de los gobiernos.

El jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y su  ministra de Educación, Soledad Acuña, impulsan un juicio de desafuero gremial contra Jorge Adaro, secretario adjunto de Ademys y dirigente nacional de Izquierda Socialista/FIT Unidad, quien denunció junto a otros delegados escolares la situación de la docencia y de la escuela pública ante la presencia de un funcionario del Ministerio de Educación. En septiembre de 2021 el Director General de Educación de Gestión Estatal de CABA, Fabián Capponi, se hizo presente en la escuela N°19 de Villa Soldati. Los docentes colocaron carteles denunciando la política del gobierno durante la pandemia, cuando Capponi bailaba en el Ministerio sin barbijo y fallecían treinta y cinco trabajadores de la Educación, y otras medidas en contra de la Escuela Pública. Luego de retirarse de la escuela Capponi regresó acompañado de tres sujetos fornidos que no se identificaron e intentaron ingresar a la escuela mientras se retiraban los niños. Esta provocación que fue rechazada nuevamente por la docencia dió lugar al inicio de un sumario por parte del Gobierno. En un procedimiento totalmente nulo e irregular el gobierno en tiempo record aplicó una sanción a Adaro y a Juan Manuel Di Vincenzo (docente de la misma escuela y delegado de Ademys) de treinta días de suspensión laboral sin goce de sueldo. Medida que no se puede aplicar por la protección de los fueros sindicales.

Por ello ahora se pretende avanzar con el juicio de desafuero, para quitar los fueros sindicales y aplicar la sanción. Firmemos el petitorio masivamente que impulsa Ademys (en los primeros días firmaron más de 2.000 trabajadores) y llamamos a la CGT y las CTA a rechazar esta nueva persecución a la docencia.

 

Firmá el petitorio aquí

 


Escribe Jorge Adaro, secretario adjunto Ademys

El sábado 27 de agosto, con la importante participación de 280 docentes, realizamos en el Joaquín V. González la asamblea de Ademys para iniciar el proceso de elecciones y elegir la Junta Electoral.
Hace años que Ademys es dirigido por la unidad Multicolor, encabezada por la agrupación Lista de Maestrxs, que integramos junto a decenas de compañeros y compañeras, como Mariana Scayola, actual secretaria general.

Bajo nuestra conducción Ademys pegó un salto cualitativo, fundamentalmente en la valoración docente, reconocidos como el único sindicato consecuentemente defensor de toda la docencia y la escuela pública, opositor al ajuste del Frente de Todos y de Larreta y Acuña, y por eso somos perseguidos sistemáticamente por el macrismo.

Un sindicato donde reina la democracia sindical, con asambleas masivas aún en pandemia, abiertas a toda la docencia, que apoya todas las luchas y se convirtió en referencia para la vanguardia docente nacional.

Insólitamente las agrupaciones del PO, Rompiendo Cadenas, MST, que integran la Multicolor y son parte de la directiva, decidieron romper la unidad y salir a disputar la conducción de Ademys. Aparentemente no por una cuestión de divergencias políticas (acaban de aprobar la memoria de Ademys de los últimos tres años), sino para pelear por “más lugares” y encabezar Ademys, en contra de la Lista de Maestrxs.

No es la primera vez que estas corrientes dividen listas combativas y antiburocráticas, haciéndole el juego a la burocracia sindical y confundiendo al activismo, que busca claridad y unidad para enfrentar al gobierno y la burocracia. Hace unos meses el PO rompió la Multicolor de Suteba Escobar y le entregaron la seccional a Baradel. En plena huelga docente riojana, dividieron autoconvocados y se fueron con Juntos por el Cambio y Milei, contra los sectores combativos y la izquierda, lo que debilitó muchísimo la lucha.

Una vez más su política divisionista, de pelea de aparatos, les fracasó y la amplia mayoría de la asamblea votó, sistemáticamente, a favor de la unidad que sostuvimos Lista de Maestrxs y la 9 de abril, en la presidencia de la asamblea, los métodos democráticos de votación y en la Junta Electoral, donde quedamos con dos miembros titulares y dos suplentes y esta nueva “oposición” se incorporó con un titular y un suplente.

Esperamos que esta fuerte derrota que les impuso democráticamente la base docente de la asamblea, ante su grave error divisionista, los haga reflexionar para que cambien y vuelvan a la política de unidad Multicolor en la lista para las elecciones de noviembre.
 
 
 
 
 


Escribe Jorge Adaro, secretario adjunto Ademys

El pasado jueves 12 de mayo el gobierno de Larreta y la ministra Acuña logró que los bloques que responden al oficialismo aprobaran la reforma del Estatuto del Docente que, como ya hemos dicho, se trata de una reforma laboral encubierta.
Ademys, varias semanas antes, había definido en asamblea parar el día que se tratase este proyecto. Mientras tanto fue realizando charlas en distintos distritos, impulsando asambleas para denunciar el carácter ajustador y precarizador de esta reforma. Los altos niveles de adhesión a la medida demostraron que la bronca y el rechazo de la docencia a este nuevo ataque del gobierno eran muy altos. Lo mismo que la movilización a la Legislatura que congregó a más de tres mil docentes.

Nuestra compañera Mariana Scayola, secretaria general de Ademys, en su intervención enmarcó esta reforma en los lineamientos para educación de los organismos internacionales de crédito y en particular el reciente acuerdo del gobierno de Fernández con el FMI, además manifestó la necesidad de pelear por la reapertura de la Mesa Salarial para poder hacer frente al tremendo deterioro que sufren los salarios de los trabajadores. Al promediar su intervención invitó a la secretaria general de UTE públicamente a realizar una asamblea abierta de toda la docencia que organice al sector para enfrentar estos ataques.

Finalmente manifestamos el repudio al gobierno que, como es costumbre, reprimió nuevamente a las docentes que se encontraban cerca de las vallas con las que impidieron llegar a la Legislatura.

La docencia ha dado muestras de su voluntad de lucha. Desde Ademys nos proponemos seguir organizando y proponiendo a la docencia hacer frente a las políticas de Acuña y Larreta en la Ciudad de Buenos Aires, por eso convocamos a una gran marcha educativa en el marco de un paro para el próximo 31 de mayo.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa