Sep 27, 2021 Last Updated 7:36 PM, Sep 27, 2021

Dos listas del FIT-U en las PASO / Las razones del divisionismo del MST

Lamentablemente, habrá dos listas del FIT Unidad en las PASO. Es lo que desde Izquierda Socialista quisimos evitar hasta último momento. Pero en esta oportunidad, el divisionismo del MST de Celeste Fierro y Alejandro Bodart lo impidió. Al presentar su propia lista para las PASO, el MST divide al FIT-U ante los partidos del sistema. Por eso habrá dos opciones, la lista unitaria integrada por el PTS, el PO e Izquierda Socialista, por un lado, y la otra, solitaria y divisionista, del MST.

El MST pasó de postular una “Gran Paso de toda la Izquierda” a terminar yendo solo y por separado dividiendo al FIT Unidad. Una política equivocada que toda luchadora y luchador tiene que detenerse a considerar.

En una carta que envió al resto de los partidos del FIT-U tres días antes de que venciera el plazo de presentación de las candidaturas este 24 de julio (ver Periodismo de Izquierda, 21/7/2021), el MST intentó encubrir su política divisionista con una propuesta de “último momento”, cuando lo cierto es que ya había decidido de antemano que iba a las PASO con lista propia.

Cualquiera puede consultar la página web del MST para verificar lo que estamos diciendo. Ahí va a encontrar, por ejemplo, una nota con fecha 8 de julio, donde proclaman a Bodart “encabezando la lista del MST a diputados nacionales por la provincia” y lo mismo se dice de Ripoll y de Luciana Echevarría en Córdoba, o sea, dieciséis días antes del cierre de las listas unitarias del FIT-U. Como parte de esa misma política, también dividieron en las elecciones municipales de Santa Fe presentando el 12 de julio su lista contra la unitaria del PTS, el PO e Izquierda Socialista. Bodart, en Realpolitik, dijo el 14 de julio ante la pregunta del periodista sobre cómo sería la competencia en provincia de Buenos Aires que anunciaba, respondiendo “Bodart-Del Caño”.

Estos hechos demuestran que el objetivo del MST no es ninguna unidad como simula, sino ir a las PASO para competir por los cargos. La misma carta deja esto al descubierto cuando dice textualmente “aunque es prácticamente un hecho que vamos en dos listas a las PASO queremos hacer el último intento para agotar la posibilidad de una lista común”. Y hacen una propuesta que nunca hicieron en la Mesa del FITU, de distribución de candidaturas buscando una mejor ubicación de cargos, sabiendo que era imposible de aceptar.

El MST argumenta para justificar su divisionismo que “es malo que se consoliden tendencias hegemonistas y personalistas en el frente”. Claro que estamos en contra de todo hegemonismo y lo combatimos. ¿Pero qué sería “hegemonismo” para el MST? Según su carta: “No es positivo que siempre encabecen los mismos compañeros o compañeras y que sería muy positivo que los diputados/as electos vuelvan a sus actividades previas después de dos mandatos parlamentarios, como señal clara de que somos distintos a la partidocracia tradicional que se atornilla en las bancas -y los sindicatos- […] Todo esto es sano, ayuda, dinamiza, da un ejemplo a la clase obrera y ayuda a desenmascarar la práctica de los partidos burgueses”.

Este tipo de argumentación (“no atornillarse en las bancas”) puede sonar bien a los oídos de muchas compañeras y compañeros, pero esconde varias equivocaciones de fondo.

En primer lugar, pinta un panorama falso de que el FIT-U obtuviera cantidades de diputados y con mandatos de años. Es irreal. No existe tal “atornillamiento” que dice el MST. Precisamente el gran logro del FIT-U, que es hasta elogiado desde afuera de la izquierda, es que existe un acuerdo de rotación en los mandatos del cual participan todos los partidos integrantes del Frente. Esto no existe en los partidos patronales ni en los sindicatos.

En segundo lugar, es totalmente equivocado comparar a los dirigentes del FIT con la “partidocracia tradicional” o la burocracia sindical. El MST dice que deberíamos “dar una señalar clara de que somos distintos a la partidocracia tradicional que se atornilla en las bancas y los sindicatos”. Esto no hace más que favorecer los falsos argumentos de que el problema de los gobernantes es que “se atornillan a sus cargos”, “que no dan paso a una renovación” o que llegan a los cargos y “se corrompen”. Cuando el problema de fondo de los políticos del sistema no es que se “atornillen” a sus cargos o que no se dejen “renovar”, sino que los usan para gobernar para la burguesía, las multinacionales y el FMI. También hemos visto muchas renovaciones que mantuvieron las mismas políticas de ajuste.

El MST dice también que el FIT debe dar ejemplos “a la clase obrera”. Pero la clase obrera sabe muy bien que el divisionismo es liquidador cuando se trata de enfrentar a la patronal y a la burocracia sindical. Lo mismo vale en el terreno político. Dividir para intentar hacer más conocidos a sus propias figuras es debilitar el campo de la clase obrera (en este caso la independencia política conquistada con el programa del FIT Unidad).

El MST habla de “(R)evolucionar a la izquierda” con nuevos “perfiles” y candidatos que serían las y los dirigentes del MST. Pero tampoco es cierto que sean “lo nuevo” en la izquierda. Alejandro Bodart y Vilma Ripoll son viejos conocidos en el ámbito de la izquierda. Incluso ambos ya han sido legisladores varios años. Pero el problema son las trayectorias. Alejandro Bodart fue legislador por CABA como integrante del frente de centroizquierda que encabezaba Pino Solanas enfrentando al FIT.

Ese argumento también lo usan en Córdoba para cuestionar a nuestra compañera Liliana Olivero, la referente de la izquierda más conocida y hasta reivindicada por propios y extraños, puesto que se ganó merecidamente en la lucha de clases y por ser abanderada de la unidad de la izquierda y de la lucha de las mujeres en esa provincia. En Córdoba se presenta el MST como lo “nuevo” y “renovador” con Luciana Echevarría, pero tampoco es así. Porque la compañera Echevarría, años atrás, fue candidata y legisladora provincial del MST en una alianza electoral que encabezaba Luis Juez, que terminó siendo embajador del gobierno de Mauricio Macri.

El MST dice a su vez: “Tenemos matices y queremos mostrar nuestro perfil” en las elecciones. Pero todos tenemos matices entre los partidos que conformamos el FIT-U, por eso somos partidos distintos y el FIT-U es una unidad. La pregunta es la siguiente: ¿por “matices” provocan un divisionismo funcional a los partidos tradicionales? Además, decir que van a hacer valer esos matices y su perfil en las PASO ya es un adelanto de que van a direccionar la campaña contra la lista unitaria del FIT-U y no contra los candidatos patronales.

También dice que el FIT es “sectario y cerrado a la participación de referentes de la izquierda anticapitalista en lo social, ambiental, cultural, de los DD.HH. o feminista-LGBTI sobre la base del correcto programa del FITU”. ¿Pero quién les ha cerrado las puertas a referentes de esos sectores? Nadie. ¿O acaso no se les ha propuesto a Luis Zamora y al Nuevo MAS que se sumen y se han negado, lamentablemente, una vez más?

El MST critica al FIT por sectario y cerrado, pero su “amplitud” lo llevó a sellar acuerdos con Luis Juez y Pino Solanas. Luego fue con el Nuevo MAS contra el FIT en 2017. Y cuando decidió incorporarse al FIT, en 2019, se lo aceptó sin ninguna traba ni condicionamiento, más que aceptar el programa y un criterio sensato en su ubicación como cuarta fuerza del FIT, acorde a los resultados electorales previos de cada fuerza. Hasta se le puso el aditamento “Unidad” al Frente de Izquierda para mostrar ese nuevo paso unitario. Pero ante la primera elección que lo ponía a prueba, como la de este año, y desconociendo el arduo y trabajoso espíritu unitario mediante acuerdos, consensos, equilibrios entre las distintas fuerzas y la rotación de las bancas que vinimos construyendo con el FIT, el MST divide al FIT-U en las PASO.

Llamamos a la vanguardia obrera, popular, de mujeres, juvenil y barrial a sacar conclusiones y a fomentar políticas unitarias para seguir fortaleciendo al Frente de Izquierda Unidad. Eso se concreta hoy en apoyar y votar por la izquierda que se une en estas PASO para enfrentar con más fuerza al Frente de Todos y a Juntos por el Cambio. Votar a la Lista 1A “Unidad de la Izquierda” que integramos unidos el PTS, el PO e Izquierda Socialista.

Comité Ejecutivo de
Izquierda Socialista
24 de julio de 2021

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa