Feb 28, 2021 Last Updated 4:04 PM, Feb 28, 2021

El presidente acaba de emitir un decreto de necesidad y urgencia disponiendo la intervención de la empresa Vicentin S.A.I.C. -que estaba en concurso preventivo- y el envío de una ley para declararla de utilidad pública sujeta a expropiación.
En los fundamentos se señala que el principal acreedor es el Banco Nación, entre otros, a quien la empresa pidió un préstamo millonario y no devolvió. Un nuevo robo y estafa a las que nos tienen acostumbrados las empresas privadas.
Vicentin es una de las principales empresas agroindustriales del país y la más importante de capitales nacionales (venta de granos, legumbres, harinas y aceites vegetales) y dependen de ella más de 5.000 puestos de trabajo entre directos e indirectos.

Juan Carlos Giordano, diputado nacional electo por Izquierda Socialista en el FIT-UNIDAD, señaló: “El gobierno ha decidido intervenir la empresa, según dice, para “evitar una mayor disminución de los activos de la sociedad y proteger los puestos de trabajo”. Es necesario que en situaciones de emergencia se tomen medidas que tiendan a ir en ese sentido. Desde Izquierda Socialista estamos de acuerdo en la necesidad de expropiar a Vicentin, pero se debe ir a fondo. En primer lugar, no se debe pagar ninguna indemnización ni perdonarle la deuda. No puede haber ningún “rescate” para empresarios mafiosos, entre ellos la multinacional suiza Glencore que siendo parte de dicha empresa fue socia de esos créditos fraudulentos. Y en segundo lugar, lo que se necesita es avanzar en una completa estatización para que en un 100 por ciento la empresa siga produciendo bajo estricto control de sus trabajadores y técnicos, no a través de una empresa mixta que siempre sabemos termina beneficiando al sector privado y no los trabajadores y al país”.

Giordano finalizó: “El gobierno también dice que esta medida va en función de garantizar “la soberanía alimentaria”. Pero la soberanía alimentaria se va a lograr cuando los alimentos que se producen en el país vayan a las mesas populares y tengan un costo accesible para millones. Y lo que se exporte beneficie a los trabajadores y al pueblo, no a las multinacionales del agronegocio. Eso se va a lograr cuando se nacionalice el comercio exterior y se restituya la Junta Nacional de Granos y no con un mercado como el actual controlado por multinacionales y grandes empresas como Cargill, Dreyfus, Bunge, Aceitera General Deheza y otras grandes corporaciones”.

Contactos:
Juan Carlos Giordano: 15-3119-3003
@GiordanoGringo
Facebook: Juan Carlos Giordano
Prensa: 1160540129 @PrensaIzquierda

La concentración será en el Obelisco y luego marchará a la Casa de Comercio de EE.UU en calle Viamonte 1133.
Las consignas de la convocatoria del Frente de Izquierda Unidad son: “Viva la lucha popular en EEUU. Justicia para George Floyd y todas las víctimas. Derrotemos a Trump y al estado racista, represor e imperialista.”
Estarán presentes referentes nacionales del FIT, entre ellos el diputado nacional electo por Izquierda Socialista, Juan Carlos Giordano.


Giordano señaló: "Vamos a reclamar justicia por George Floyd, exigimos cárcel a sus asesinos, diremos No a Trump por racista, represor e imperialista y llamamos a seguir impulsando la campaña mundial en apoyo a esta gran lucha del pueblo de Estados Unidos".

Contactos:
Juan Carlos Giordano: 15-3119-3003
@GiordanoGringo
Facebook: Juan Carlos Giordano
Prensa: 1160540129 @PrensaIzquierda

Juan Carlos Giordano
Diputado Nacional Electo Izquierda Socialista/Frente de Izquierda Unidad

Hoy 30 de mayo fue detenido en Uruguay Sebastián Romero, militante del PSTU y uno de los participantes de la masiva movilización al Congreso en diciembre de 2017 cuando el gobierno de Macri votó con el aval del peronismo la ley de reforma jubilatoria. Una ley que ajustó a millones de jubiladas y jubilados por orden del FMI. Más de 100 mil personas repudiaron la ley, desatándose una feroz represión contra los manifestantes.
Romero es perseguido por hacerse público el hecho de tirar una bomba de estruendo, sin cometer delito alguno. Por ello existía un pedido de captura internacional y había una recompensa millonaria para atraparlo, que este gobierno a través de la ministra Friederic mantuvo.
Romero es un chivo expiatorio por parte del entonces gobierno de Macri y Patricia Bullrich para decir que fue una “movilización violenta” intentando encubrir de esa manera que se atacaba los ingresos de millones de jubilados. Como antes había hecho con el pueblo mapuche tildándolo de “terrorista”, en este caso Macri-Bullrich tildaban de “violentos” a quienes se manifestaban contra su plan de ajuste al servicio de los grandes capitalistas.
A Romero se le imputan una ristra de delitos como “lesiones en agresión, intimidación pública y atentado contra la autoridad agravado”. En paralelo y a meses de este hecho se detuvo a Daniel Ruiz, dirigente sindical petrolero y militante también del PSTU, quien estuvo varios meses preso desde septiembre de 2018 por ser parte también de las jornadas del 14 y 18 de diciembre de aquel año, como forma de extorsión para lograr el encarcelamiento de Romero. Ruiz fue posteriormente liberado tras una amplia campaña exigiendo su libertad, por parte de organismos de derechos humanos, personalidades y la izquierda, entre ellos nuestro partido Izquierda Socialista.
Repudiamos la campaña contra los que luchan y exigimos junto al Encuentro Memoria Verdad y Justicia el traslado de Sebastián Romero a Argentina y su inmediata libertad y el cierre de la causa que permitió su persecución. Los delincuentes eran los Ceos de Macri que gobernaban para los bancos y las multinacionales, no los trabajadores y luchadores. Ayer, como hoy, defendemos el derecho a la protesta contra los planes de ajuste y repudiamos la represión contra los que reclaman.

Contactos:
Juan Carlos Giordano: 11 3119-3003
Prensa: 011-15-6054-0129


Escribe Juan Carlos Giordano, diputado nacional electo Izquierda Socialista/FIT Unidad

El Banco Central acaba de hacer una investigación sobre la deuda contraída por el gobierno de Macri. El informe de la entidad, titulado “Mercado de cambios, deuda y formación de activos externos 2015-2019”, además de señalar que 8 de cada 10 dólares que ingresaron al país desde el exterior tenían su origen en colocaciones de deuda y capitales especulativos, devela que esa plata entró para ser fugada posteriormente, por la friolera de 86.000 millones de dólares. La investigación detalla que en el 1% de las empresas y el 1% de las personas que compraron divisas se concentra el 67% de la fuga. La plata no entró entonces en beneficio del pueblo trabajador -como siempre denunciamos desde la izquierda-, sino que fue para financiar la bicicleta financiera.

En vez de usar este informe oficial para cuestionar los pagos, se lo utiliza para hacer campaña contra el gobierno anterior en un claro doble discurso. Porque, precisamente, con el aval de Macri y Cambiemos se votó en el Congreso la renegociación con una clara oposición, como corresponde, del Frente de Izquierda. ¿Si esa plata fue para financiar la fuga de capitales por qué la tiene que pagar el pueblo trabajador?

A todo esto, en el Congreso se reunió la Comisión Bicameral de Control de la Deuda Externa. ¿Para qué? ¿Para aconsejar el no pago? Claro que no. El peronismo la usa para hablar del endeudamiento de Macri, de que supuestamente habría “dos modelos económicos” en pugna, el de “la derecha neoliberal y el nacional y popular actual” y un largo bla blá. Un fuego de artificio mientras los usureros siguen cobrando.

Por otro lado, sectores del peronismo kirchnerista en este 25 de mayo hicieron referencia al informe del Banco Central. Un periodista defensor del gobierno escribió: “Hoy cualquiera sabe que esos fondos se los fumaron, fugaron, afanaron o como quiera decirse”, lo cual es cierto, pero a renglón seguido afirma: “Desde esa certeza se avanzó en la negociación de la deuda con la bendición del mismísimo FMI, que hace meses era el diablo reencarnado” (Mempo Giardinelli, Página12, 25/5). Para este opinólogo las deudas que “se afanaron” se pagan, dándole incluso un cariz “bondadoso” al Fondo Monetario. Justifica así el pago porque lo habría contraído el gobierno de Macri, como si no quedara otro camino, cuando hay una teoría mundial que se denomina “Deuda odiosa”, que sostiene que, más allá de que la haya contraído un gobierno constitucional, se puede desconocer si no fue en beneficio del pueblo trabajador, como es el caso.

Mario Wainfeld, periodista de Página12, también reivindicó los 25 de mayo históricos en los que actuó el peronismo. En 1973 (Cámpora), 2003 (asunción de Néstor Kirchner), 2010 (año del Bicentenario) y 2020 (con Alberto Fernández). Pero el peronismo del ’73, con el lema “Liberación o dependencia”, terminó imponiendo el Rodrigazo (un mazazo al bolsillo popular) generando la primera huelga general contra un gobierno del PJ. Cuando ganó el kirchnerismo se empezó a pagar una deuda usurera que cuestionó el Argentinazo, y en sus doce años de gobierno se pagó dólar sobre dólar. Y ahora en 2020, con Alberto Fernández, no hay ninguna epopeya liberadora, ya que el mismo 25 de mayo el gobierno mejoró la oferta de pago a los bonistas.

Lo cierto de todo esto es que el gobierno nacional del Frente de Todos está encarando la renegociación de una deuda cuyo dinero fue para la fuga de capitales. Dice que si la Argentina estira los plazos y se hace una quita habrá un “modelo sostenible y sustentable” en los próximos años, algo completamente mentiroso. Porque la realidad de la Argentina y el mundo indican que ningún país salió adelante pagando sus deudas usureras de la mano del FMI.

Como dijimos el 1º de mayo en el acto del Frente de Izquierda Unidad: repudiamos que en medio de la pandemia el gobierno esté empeñado en seguir pagando una deuda usurera. Y si se hace referencia al 25 de Mayo y a los héroes patrios es necesario recordar que el camino que emprendieron es el opuesto al del gobierno peronista actual. Por eso ratificamos nuestro llamado a luchar por dejar de pagar y romper con el FMI mediante una pelea continental con un frente de países deudores latinoamericanos para dar pasos en el camino de lograr la segunda y definitiva independencia, terminando con la pandemia de la deuda externa y liberando a nuestros pueblos de las cadenas de sometimiento con el FMI, el Banco Mundial y el imperialismo.

 

 

Este miércoles 27 de mayo a las 11hs se llevará a cabo un acto y concentración en la
Casa de la Provincia de Tucumán en CABA (Suipacha 40) por parte del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia para exigir justicia por Luis Espinoza.

Juan Carlos Giordano, diputado nacional electo por Izquierda Socialista en el Frente de Izquierda Unidad, señaló: “Exigimos juicio y castigo a los responsables materiales y políticos de este crimen. Luis era un jornalero de 32 años y padre de 6 hijos víctima de la policía del gatillo fácil del gobernador peronista Manzur. Este crimen se inscribe como parte de los tremendos abusos policiales que llegan a asesinar a los sectores populares con la excusa de “violar la cuarentena” o se infiltran y persiguen a los que luchan como hizo la Gendarmería con los mineros de Andacollo Neuquén con el silencio cómplice de Alberto Fernández y el gobierno nacional”.

Contactos:
Juan Carlos Giordano: 11 3119-3003
Prensa: 011-15-6054-0129

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa