Apr 12, 2021 Last Updated 12:40 AM, Apr 13, 2021

Reportaje a Rubén “Pollo” Sobrero: “O estás con la burocracia sindical o con el sindicalismo combativo”

El Socialista entrevistó a Rubén Pollo Sobrero. Es candidato a primer diputado provincial por la primera Sección Electoral de la Provincia de Buenos Aires. Fanático de River y Morón (“Soy pollo, gallo y gallina”, dice), tiene 57 años, 4 hijos, está en pareja con Andrea y vive en el barrio Envión, Haedo, desde hace décadas. El “Pollo” es secretario general de la Unión Ferroviaria Seccional Gran Buenos Aires Oeste, opositor a la burocracia de la lista Verde y referente nacional del sindicalismo combativo. Integra la Mesa Nacional del Plenario del Sindicalismo Combativo de Lanús y es dirigente nacional de Izquierda Socialista.

-¿Estás contento de ser candidato?
Un orgullo. Por mi partido, que me eligió para encabezar a diputado, y de todo el Frente de Izquierda que estuvo de acuerdo. Es algo muy importante porque en estas elecciones votar por el FIT-Unidad es votar en defensa propia. Mientras la CGT traidora va con Alberto, el sindicalismo combativo integra las listas de la unidad de la izquierda. Eso cualquier trabajador lo tiene que reconocer.

-De la pelea sindical pasas ahora a la pelea electoral
Es que las peleas sindicales tienen que tener una resolución política. En el Sarmiento venimos peleando por “un sindicato para los trabajadores y un ferrocarril para el pueblo”. Y esto de un ferrocarril para el pueblo, significa lograr la reestatización de todo el sistema ferroviario poniendo a los trenes bajo control de trabajadores y usuarios. Solo la izquierda lo dice y presentó un proyecto por esto. Es una pelea política, no solo sindical.

-¿Qué significa reestatizar?
Que hay que anular la privatización que viene del peronismo menemista, volver a tender las vías que nos robaron y poner el ferrocarril al servicio de un proyecto de país, no para las ganancias capitalistas. Y para que no haya corrupción, los trabajadores junto a los usuarios lo tenemos que controlar.

-Es una pelea contra todos los gobiernos
Contra todos los gobiernos, claro. Ahora contra Macri, pero la venimos dando con los Kirchner. Hay que recordarles a quienes creen que con Alberto y Cristina puede haber una solución que en los doce años de gobierno kirchnerista subsidiaron millonariamente a las patronales y nos llevaron a la masacre de Once a pesar de las 300 denuncias que hicimos por fallas de seguridad y mantenimiento. O los negociados del soterramiento que vienen del gobierno anterior en beneficio de la corrupta Odebretch.

-Cuando escuchas que bajo el gobierno anterior se respetaba a los trabajadores ¿qué decís?
Que tuvimos que hacer varios paros generales al gobierno anterior y Cristina nos tildaba de “golpistas”. Y nunca me voy a olvidar cuando me fueron a buscar a mi casa con un operativo al estilo Triple A y me metieron en una celda acusándome de “quemar trenes”.

-¿Qué opinas cuando sectores supuestamente “duros” del kirchnerismo te dicen que no se luchó tanto contra Macri como se hizo contra Cristina?
Mienten. Los ferroviarios del Sarmiento de entrada le hicimos un parazo a Macri. Dicen eso para salvar a la burocracia sindical peronista que fue cómplice de este gobierno.

-¿Cómo lo demostrás?
Muy fácil. En las jornadas del 14 y 18 de diciembre contra el robo jubilatorio hubo cien mil personas frente al Congreso acompañadas por el sindicalismo combativo y la izquierda. La CGT carnereó, Camioneros se borró (después Moyano llamó a una misa a Luján) y el peronismo votó con Macri. Ahora dicen que son alternativa. Pero si Macri llegó a tanto con el ajuste fue por esa complicidad. La izquierda estuvo desde el primer momento contra Macri y su ajuste. Daer, Moyano, Pignanelli apoyan a Alberto Fernández, nosotros estamos con el Frente de Izquierda-Unidad. No hay que dejarse engañar. O estás con la burocracia sindical o con el sindicalismo combativo que lucha contra el ajuste. No hay otra.

-Decías al principio que la pelea es política…
Tenemos un movimiento obrero excepcional. Tuvimos un Cordobazo, la dictadura cayó por la movilización, Alfonsín se tuvo que ir por el rosariazo, a De la Rúa con el Argentinazo… pero siguen gobernando los políticos patronales.

-¿Qué nos está pasando entonces?
Tenemos que fortalecer una alternativa política opuesta a las que nos vinieron gobernando. Hay que pelear por un gobierno de los trabajadores. Yo tuve un origen peronista, pero el PJ es la herramienta que vino gobernando para las ganancias capitalistas.
Cuando se comprenda que hay que superar al peronismo por una herramienta política superior, de izquierda, estaremos más cerca para conquistar los cambios de fondo que necesita el pueblo trabajador.

-¿Se ve a la izquierda?
La izquierda está creciendo, estamos más fuertes en las fábricas, en los colegios, entre el movimiento de mujeres, logramos superar el millón de votos en elecciones pasadas, tenemos un reconocimiento enorme y vamos a seguir por ese camino.

-¿Alguna reflexión final?
Felicitar a toda nuestra militancia que gana las calles, las plazas, volantea, pinta, por la unidad dela izquierda que logramos.
Vamos con Nicolás del Caño y Romina del Plá y todas las luchadoras y luchadores que van en nuestras listas. Estamos por otro modelo sindical y por la independencia política de los trabajadores.

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa