May 16, 2021 Last Updated 12:58 AM, May 14, 2021

1° de Mayo. Día Internacional de los Trabajadores y las Trabajadoras

Escribe Adolfo Santos

El 1° de mayo es un día de referencia de luchas de los trabajadores y las trabajadoras del mundo entero.  La fecha, instituida en el congreso de fundación de la II Internacional, en julio de 1889, fue un homenaje a los mártires de Chicago, protagonistas de una de las grandes luchas del movimiento obrero industrial de esa época.

  1. Chicago, la revuelta de la plaza Haymarket

A finales de la década de 1870, después de años de recesión, los Estados Unidos tuvieron un gran desarrollo industrial. Chicago fue uno de los principales centros de esa reactivación y allí se concentraban miles de inmigrantes, sobre todo alemanes, que al influjo de la demanda de mano de obra comenzaron a reclamar por los bajos salarios y las extenuantes jornadas de trabajo. 

En ese contexto, la ciudad se convirtió en un foco de luchas obreras y de intentos de organización sindical para exigir sus demandas. La reacción patronal no se hizo esperar y pasó a despedir trabajadores, a “marcarlos” para que nadie los contrate y a reclutar rompehuelgas para dividir a los luchadores. En octubre de 1884, una convención de trabajadores, presidida por la Federación de Oficios y Sindicatos Organizados, decidió por unanimidad llamar a una huelga el 1º de mayo de 1886 para reclamar por la jornada laboral de ocho horas.

Ese mismo año, los trabajadores de la fábrica McCormick, de maquinaria agrícola, realizaron una huelga por la jornada de ocho horas que terminó derrotada. Pero la consigna de “8 horas de trabajo, 8 horas de descanso y 8 horas de tiempo libre” caló hondo y se hizo carne en los trabajadores. Las incipientes organizaciones sindicales, que habían convocado a la lucha el 1º de mayo de aquel año, tuvieron una acogida impresionante. Más de 200.000 trabajadores industriales adhirieron a la huelga, 40.000 obreros se concentraron en la plaza Haymarket, de Chicago, y el reclamo se extendió a todo el país.

El día 4, mientras las manifestaciones continuaban, una persona no identificada, se presume que fue un provocador de la patronal, tiró una bomba contra la policía que rodeaba a los manifestantes y causó la muerte de un agente y heridas a otros siete. La reacción policial resultó en una masacre. Las fuerzas represivas dispararon a mansalva sobre la multitud, el saldo fue de treinta y ocho muertos y más de cien heridos.

Por esos hechos fueron procesados decenas de activistas obreros y, finalmente, ocho dirigentes anarquistas fueron acusados de conspiración y de ser responsables de la bomba lanzada contra los policías. Siete fueron condenados a muerte y uno a quince años de prisión. Cuatro fueron ejecutados en la horca el 11 de noviembre de 1887 y uno se suicidó en la cárcel un día antes. Los que consiguieron sobrevivir acabaron siendo absueltos años después al reconocerse que los procesos habían sido una farsa. En homenaje a los mártires de Chicago y su heroica lucha, la II Internacional proclamó el 1º de mayo Día Internacional de los Trabajadores y las Trabajadoras.

2021, la lucha continúa

Desde 1886 hasta nuestros días, los trabajadores han protagonizado jornadas históricas. Huelgas, rebeliones, revoluciones, con triunfos y derrotas, avances y retrocesos, que han marcado la historia del movimiento obrero. En todos esos procesos hay un hilo conductor desde Chicago hasta hoy: la lucha inclaudicable de la clase trabajadora por sus derechos, que sólo se conseguirá definitivamente cuando ésta conquiste el poder político e imponga el socialismo. Mientras tanto, será necesario continuar levantando las banderas que movilizaron a los trabajadores de Chicago. Peleando en la medida que este sistema capitalista en crisis nos impide vivir dignamente con solo ocho horas de trabajo y con todas las banderas que unifican las luchas de los trabajadores y las trabajadoras del mundo. Por salarios dignos, contra la desocupación crónica, la miseria creciente, la precarización y la flexibilización laboral, la multiplicidad de tareas, la creciente desigualdad social, las privatizaciones y los planes de ajuste ordenados por el FMI. Esas luchas, entre otras, nos identifican cada vez más con los trabajadores del mundo.

No es casual el carácter internacional de este día. El sistema capitalista imperialista dominante impone los mismos sufrimientos y las mismas miserias a los explotados del mundo. Un ejemplo es la clara afinidad entre los trabajadores de la salud de todos los países en medio de esta letal pandemia. Sufren las mismas deficiencias, falta de protección individual y exposición al contagio, aumento de la carga horaria, falta de recursos e infraestructura para atender a los pacientes por el deterioro de la salud pública y salarios de hambre para quienes están en la primera línea. Es el mismo caso de los trabajadores precarizados de las aplicaciones o de las tercerizadas que en todo el mundo sufren la misma explotación, o de los más de 250 millones que, según la OIT, han perdido su empleo durante 2020.

Este 1° de Mayo le brindamos un especial reconocimiento a los trabajadores de la salud por la incansable tarea realizada durante la pandemia a pesar de las pésimas condiciones de trabajo impuestas por los gobiernos patronales de la Nación y las provincias. En este marco, queremos destacar la heroica lucha llevada a cabo por los trabajadores de la salud de Neuquén que enfrentan un gobierno patronal, corrupto y represivo que, con la complicidad de una burocracia sindical traidora, los quiere derrotar para que no sirvan de ejemplo a otros trabajadores. Sin embargo, rodeados de la solidaridad de otros gremios, del sindicalismo combativo y de las comunidades a las que pertenecen, resisten sin capitular. Como los obreros de Chicago en 1886, saben que solo con la lucha es posible arrancar conquistas.

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa