Jun 18, 2024 Last Updated 3:34 PM, Jun 18, 2024

Otra pirueta de Grabois: no se va del Frente de Todos

Publicado en El Socialista N° 544
Tags

Escribe Mariano Barba
 
Tras el atentado contra Cristina, los tres diputados del Frente Patria Grande, Itai Hagman, Natalia Zaracho y Federico Fagioli, decidieron permanecer en el bloque oficialista del Frente de Todos. Hace menos de un mes habían resuelto retirarse al criticar los anuncios del recién asumido Sergio Massa como superministro.
 
 Juan Grabois, abogado y dirigente social, es el fundador y referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos y de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP). Su política siempre estuvo vinculada a los dictados del clero. Es miembro del Pontificio Consejo de Defensa y Paz, un organismo de la Iglesia Católica. Por su rol y amistad con el Papa Francisco, se lo señala como consultor del Vaticano en  Argentina. Su amistad con Bergoglio proviene de acompañar a su padre, Roberto “Pajarito” Grabois, a las reuniones del peronismo ortodoxo de “Guardia de Hierro”, una corriente de centroderecha del movimiento justicialista creada por Juan Domingo Perón a la que asistía el actual Papa.

A principios del mes de agosto el agrupamiento de Grabois tomó distancia de los anuncios del ministro Massa. Empezaron a dar pasos en el sentido de retirar del bloque oficialista no solo a los tres diputados nacionales sino también a diputados provinciales y concejales. Fundamentaban su retiro en que Massa hizo “anuncios para otros sectores, en particular los grandes empresarios, exportadores, la mega minería y las petroleras, así como la continuidad sin cambios del acuerdo ‘antipopular’ suscrito con el FMI”. A su vez, ratificaban el reclamo por “un salario básico universal”, en consonancia con el proyecto fogoneado por Cristina Kirchner en el Senado, con el objetivo de desplazar a los movimientos sociales del control del padrón de los subsidiados en el “Potenciar Trabajo” y pasarle ese control a los intendentes del conurbano, de cara a las elecciones del próximo año. En realidad, esta propuesta que respalda Grabois es más un motivo de propaganda que de soluciones reales para los supuestos beneficiarios, ya que el monto solicitado para ese ingreso mínimo asciende solo a 15.000 pesos. Una lamentable miseria anunciada como ingreso. No obstante, y para confirmar su ruptura con el bloque del Frente de Todos, el Frente Patria Grande convocó a su congreso de este domingo 4 de septiembre en el Centro Cultural Paco Urondo.
 
Incondicional a Cristina

Una voltereta de 180 grados terminó definiendo ese congreso. A partir del atentado contra Cristina Kirchner, el agrupamiento de Juan Grabois dejó de lado sus reclamos a Massa y decidió no retirarse del bloque oficialista. Mediante un comunicado sostuvieron que “no hay casualidades, ni loquitos, ni ineptos, sino causalidades, asesinos y responsables” y le pidieron al Ejecutivo que cuide a su “máxima dirigente”. Una vez más Grabois demuestra su adhesión incondicional a Cristina y a su política.

Decidieron continuar dentro del Frente de Todos con otros argumentos adicionales: “el Frente Patria Grande se propone trabajar para desescalar la violencia […] promoviendo un pliego de consensos mínimos con los actores democráticos de la oposición política”. Recibieron, como concesión de Massa, el pago de un subsidio de 16.000 pesos solo por tres meses para unas 2.100.000 personas. De esta manera, continúan acompañando desde adentro del bloque al gobierno de Cristina y Massa, demostrando una vez más que sus declaraciones amenazantes solo quedaron en una proclama. Muy lejos de impulsar una política de enfrentamiento contra el plan de ajuste del gobierno peronista del Frente de Todos, que cada día toma más medidas en beneficio de las grandes patronales. Como la de este fin de semana, devaluando el peso argentino en un 40% solo para que los pulpos exportadores de la soja hagan una gran negocio. No es casual la reunión realizada hace un tiempo atrás entre Grabois y Gustavo Grobocopatel, presidente de una empresa argentina de agronegocios que factura 800 millones de dólares al año y administra 150.000 hectáreas, la mayoría de soja.

 Grabois acuñó la frase de que vuelva Cristina pero sin los chorros. Esto le valió un repudio de uno de ellos, el ex ministro de Planificación kirchnerista, Julio De Vido, quien le respondió: “El viejo truco de los malos delincuentes: ser vigilante. Anda a confesarle tus pecados a Francisco, chorro de los pobres, BASURA”.

Con esto Grabois trata de esconder que los negocios corruptos son intrínsecos al sistema capitalista que el peronismo defiende. Por eso hace falta luchar por una Argentina socialista, como proponemos desde Izquierda Socialista.

Aquellos trabajadores y jóvenes que siguen con atención los pasos de Grabois no encontrarán ninguna solución de fondo. Desde el Frente de Izquierda proponemos lo opuesto de Grabois. Porque solo podremos superar la pobreza y recuperar el salario, la salud y la educación si rompemos con el FMI, recuperamos todas las empresas privatizadas por Menem, nacionalizamos la explotación e industrialización de los hidrocarburos y el litio y hacemos una verdadera reforma agraria.

Más en esta categoría Espert y las facturas truchas »

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa