Jun 23, 2024 Last Updated 12:09 PM, Jun 20, 2024

El 25 de diciembre pasado Bárbara Balbuena falleció tras haber estado internada con el 85% de su cuerpo quemado. Este caso no es aislado, siendo el más emblemático el de Wanda Tadei. La familia denuncia que era víctima de violencia de género de parte de su pareja Christian Sanchez.
La justicia dice estar investigando, pero la realidad es que el agresor goza de libertad, llegando a provocar a la familia de Bárbara, ingresando al domicilio del hecho y arrojando las pertenencias de la víctima a la calle impunemente, ya que ante la denuncia de la madre, ni la fiscal ni la policía dan respuestas. 

La familia se está organizando y movilizando con el acompañamiento de organizaciones de mujeres de la zona, exigiendo una rápida investigación, el cambio de carátula de la causa, y que el agresor vaya preso.

Desde Isadora Mujeres en Lucha nos solidarizamos con la familia de la víctima y llamamos a las organizaciones feministas a acompañar en todas las acciones que se realicen. Sólo con la organización y movilización, presionando a la justicia y a todas las autoridades correspondientes, lograremos justicia para Bárbara.

#Niñas No Madres

Escribe Isadora Tucumán

“Quiero que me saquen esto que me puso adentro el viejo”, expresó Lucía, una nena de 11 años, al ingresar el 23 de enero al sistema público de salud con 16 semanas de gestación, solicitando que le practiquen una interrupción legal del embarazo (ILE).

La niña, la menor de tres hermanas, fue violada y quedó embarazada por la pareja de su abuela, que tenía su guarda. La mamá la había perdido cuando un novio suyo abusó de sus dos hermanas mayores.

“El 31 de enero la derivaron al Hospital Eva Perón. Ingresó por ‘autolesiones’: tuvo intentos de suicidio, como consecuencia de la violencia sufrida (Página 12, 21/2/19)”. La historia de Lucía es la que viven muchas niñas de zonas rurales y villas de emergencia en Tucumán.

A partir de allí el caso se hace público y, ante la presión del movimiento feminista, el secretario de Salud Vigliocco declaró que el ministerio le había pedido a la Justicia la autorización para la ILE. Claramente una mentira: el ministerio tiene la competencia de practicar el protocolo de aborto no punible sin pedir autorización a ningún organismo. Este protocolo establece los lineamientos del “fallo Fal”, es decir, el derecho de interrumpir el embarazo en casos de violación o cuando corra riesgo la vida de la gestante sin autorización judicial.

Las maniobras y dilaciones del Ministerio de Salud y la intromisión judicial, con la presión de la Iglesia Católica y el gobernador peronista Manzur, provocaron que el embarazo llegue a la semana 23, cuando se le terminó practicando a la niña una cesárea, marcándola de por vida. La intervención médica la realiza el marido de una reconocida ginecóloga del ámbito privado que se declaró a favor del aborto y por eso recibió amenazas de todo tipo. Públicamente expuso la violencia institucional que la niña sufrió: estaba presa en el hospital, como un envase sin derechos.

Tucumán es la provincia de Marita Verón, de Paulina Lebbos, que hace poco llegó a juicio luego de trece años de impunidad. La provincia de Belén, presa por un aborto espontáneo. La provincia “pro-vida” que Francisco premió, condecorando al arzobispo Carlos Sánchez, el mismo que reveló la identidad de Lucía y llamó a movilizarse para “salvar las dos vidas”.

Desde Isadora e Izquierda Socialista nos solidarizamos con Lucía y su familia. Exigimos la renuncia de Manzur, de la ministra de Salud, el secretario y de la directora del hospital por violar la ley. Este 8M seguimos en las calles gritando más fuerte que nunca educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir.


¿Quién es Manzur?

El gobernador de la provincia de Tucumán, el peronista Manzur, fue ministro de Salud durante el gobierno de Cristina Fernández. Es un declarado antiderechos de las mujeres. Nunca estuvo a favor del derecho a la salud de las mujeres y está en contra de la legalización del aborto. Tucumán sigue siendo la única provincia que no adhirió al programa de salud sexual y procreación responsable. Y siguiendo la línea del Vaticano y del papa Francisco, declaró a la provincia como “provida”. Es el responsable número uno de torturar a Lucía, niña de 11 años violada, a la que le negó su derecho a la interrupción legal del embarazo. Por este prontuario, decimos con fuerza ¡fuera Manzur!

Bárbara, presidenta del centro de estudiantes del ISFD 45 (Haedo)

En 2016 viajé por primera vez al Encuentro Nacional de Mujeres en Rosario con las mujeres de Izquierda Socialista. Ahí escuché lo que cada compañera decía y vi que expresaban lo mismo que yo sentía. Al año siguiente se formó Isadora y comencé a participar del espacio desde el primer momento porque luchaban por lo mismo que yo quería: presupuesto para la ley 26.485, de erradicación de la violencia de género, para que se aplique la ESI y por el aborto legal, seguro y gratuito.
Luego de militar dos años en Isadora me sumé a Izquierda Socialista hace unos meses. Tomé la decisión porque entendí que hay muchas problemáticas por las que seguir luchando, como presupuesto para la educación pública, salud y vivienda. Isadora e Izquierda Socialista son dos espacios que yo elijo para deconstruir las prácticas machistas y, a la vez, organizarnos para tirar abajo el sistema capitalista y pelear por un gobierno de la clase trabajadora.


Paula, estudiante secundaria (Tucumán)

Este año empecé a ir a las marchas por #NiUnaMenos contra los femicidios y por el aborto legal, seguro y gratuito. Allí conocí a las chicas de Isadora y decidí sumarme. Después empecé a conocer la política del partido, me sumé a las actividades, a las reuniones, e hice un curso sobre marxismo. Así, poco a poco, me fui dando cuenta de la importancia que tiene militar en un partido porque te da la conciencia de clase para cambiar este sistema en el que vivimos. Necesitamos un gobierno socialista, de los trabajadores, y no uno que gobierne solamente para los ricos.
También están las instituciones, las iglesias, las escuelas, los partidos patronales que te inculcan falsas conciencias y nos envenenan diciendo falsedades como que la vida de una persona comienza con la concepción. Yo veo la necesidad que desmintamos todas esas falacias y mostrarles a las personas que la solución a toda la opresión y a la explotación que sufrimos las mujeres y los trabajadores es un sistema más justo como el socialismo.


Martina, de la Universidad de Río Cuarto (Córdoba)

Yo participaba de las marchas porque veía que las cosas estaban mal, pero todavía no tomaba conciencia de por qué era así y quiénes eran los culpables. Y ahora sé que son los gobernadores, las patronales y los sindicatos burocráticos cómplices que los dejan gobernar tranquilamente y no mueven ni un pelo. Me di cuenta de que la salida a todas las luchas es un programa revolucionario feminista como el que tenemos nosotras en el partido. A través de charlas me di cuenta de la división de clases que hay en la sociedad, que antes no veía, entre explotadxs y explotadorxs, y que yo soy parte de lxs explotadxs.
También me di cuenta de lo necesario que es separar a la Iglesia del Estado cuando vi en el Congreso cómo los senadores nos negaron el derecho al aborto por sus vínculos con la Iglesia. Les invito a que se sumen a esta experiencia y militen en un partido revolucionario feminista y socialista para pelear en las calles de manera independiente de los gobiernos de turno y de la burocracia sindical.

Escribe Mercedes Trimarchi Dirigente de Isadora y legisladora electa Izquierda Socialista/FIT

Desde la agrupación Isadora, somos parte del enorme movimiento de mujeres que en la Argentina y el mundo está revolucionando todo. Este año venimos de dos vigilias en las que millones nos movilizamos por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito. Con la movilización denunciamos que la Ley de Educación Sexual Integral (ESI) no se cumple y seguimos peleando para que sea laica, científica y con perspectiva de género. Y en estos meses estamos impulsando con fuerza la separación efectiva de la Iglesia del Estado.

Todo esto que fuimos logrando con la marea verde es parte de la cuarta ola internacional de lucha de las mujeres que desde 2015 recorre el mundo y no se detiene. Una oleada que como nunca antes le dice basta a las violencias de género y se organiza para combatirlas. Una oleada que se enfrenta a los gobiernos capitalistas que aplican feroces planes de ajuste, que golpean al conjunto de la clase trabajadora y especialmente a las mujeres. Incluso, pretenden arrebatarnos derechos ya conquistados con la movilización hace décadas, como sucede con el derecho al aborto en Polonia y el Estado Español.

La lucha de las mujeres no tiene fronteras porque peleamos contra el capitalismo patriarcal. Un sistema que está en decadencia y que nada tiene para ofrecerle a la humanidad, pero que sin embargo se sostiene por sus gobernantes. Un sistema que condena cada día a más personas a la marginalidad. Según el informe de la ONG Oxfam, las ocho personas más ricas del planeta (todos varones) poseen la misma riqueza que 3.600 millones de personas en el mundo (el 50% de la población mundial).

Por eso, desde Isadora luchamos contra la opresión que sufrimos las mujeres que se traduce en violencia física, psicológica, sexual, salarios más bajos que los varones, estar a cargo del trabajo reproductivo y acceder a los puestos menos calificados, y contra todos los gobiernos capitalistas responsables de esta situación. También, muchas de las compañeras que militamos en Isadora lo hacemos en Izquierda Socialista, dentro del Frente de Izquierda. Organizarnos en el partido nos permite seguir dando otras peleas junto con los demás sectores oprimidos y, fundamentalmente, con el conjunto de la clase trabajadora, para tirar abajo este sistema que se aprovecha de la opresión patriarcal para extraer más ganancias a costa de superexplotarnos.

Lo hacemos con un programa feminista y socialista, con propuestas concretas para resolver los problemas más acuciantes, con un plan económico alternativo que parte de no pagar la deuda externa. Te invitamos a que seas parte de Isadora y de Izquierda Socialista, que te acerques con tus inquietudes e iniciativas para dar juntas y con más fuerza esta pelea por construir un mundo sin ningún tipo de opresión ni explotación.

Cientos de compañeras de Isadora viajamos hasta la ciudad de Trelew a participar del Encuentro. Muchas lo hicieron por primera vez, y otras con varios encuentros de experiencia. Pero todas, con mucho esfuerzo, fuimos juntando el dinero para poder viajar. Con bonos, haciendo fiestas, pines, pañuelos y comida para vender, logramos que todas las compañeras pudieran financiar su viaje, porque Isadora es una agrupación de mujeres trabajadoras y estudiantes que nos autofinanciamos y no recibimos dinero del gobierno, de empresarios ni de partidos patronales.

En nuestra delegación fueron trabajadoras del ferrocarril Sarmiento que vienen de conquistar que Silvia Bogado sea la primera mujer mecánica de trenes de la historia de nuestro país. Docentes, que son parte del sindicalismo combativo que luchan por aumento salarial y en defensa de la educación pública junto a las estudiantes secundarias, terciarias y universitarias que pelean por una educación sexual laica, científica y con perspectiva de género. Trabajadoras estatales, bancarias y del Astillero Río Santiago que luchan día a día contra el ajuste de Macri, el FMI y los gobernadores. Por eso uno de los debates que dimos en los talleres fue la necesidad de movilizarnos el próximo 24 de octubre contra el presupuesto 2019.

Somos parte del movimiento mundial de mujeres que lucha en todo el planeta contra las violencias de género y en este 33º Encuentro de Mujeres nos solidarizamos con las brasileras y repudiamos al neofascista, derechista y misógino Bolsonaro. Desde Isadora vamos a participar de la concentración en la embajada de Brasil junto al Frente de Izquierda el sábado 20 para gritar bien fuerte #EleNão.
Todas estas peleas que fuimos a dar a Trelew son las mismas que damos cotidianamente en nuestros lugares de trabajo y estudio convencidas de que sólo con la movilización lograremos conquistar nuestros derechos, porque ningún gobierno ni ningún Congreso jamás nos regaló nada. Por eso, debemos seguir luchando por todos nuestros derechos y por el aborto legal hasta #QueSeaLey. Te invitamos a ser parte de Isadora y de Izquierda Socialista y dar juntas estas peleas con mucha más fuerza.

 


5Pañuelazo

Desde Isadora e Izquierda Socialista, como parte de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, participamos del pañuelazo frente a la laguna Chiquichano en la ciudad de Trelew. Con los pañuelos en alto cientos de mujeres cantamos“¡aborto legal ya y que los curas se vayan a laburar!”

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa

Más Leídos

Legislatura CABA / Asume la diputada Mercedes Trimarchi

Legislatura CABA / Asume la diputad…

12 Jun 2024 COMUNICADOS DE PRENSA

Ley Bases / Se votó en el Senado con un alto costo político para Milei

Ley Bases / Se votó en el Senado c…

13 Jun 2024 El Socialista N° 584

Seis meses turbulentos de Milei

Seis meses turbulentos de Milei

13 Jun 2024 El Socialista N° 584