Apr 12, 2021 Last Updated 12:38 AM, Apr 11, 2021

Por una nueva rebelión estudiantil que frene el ajuste de Macri

Si los reformistas comenzaron su alzamiento contra el dogmatismo clerical que reinaba en una universidad que había quedado anclada en el pasado, hoy nos enfrentamos por el contrario a un gobierno que con el discurso de “modernizar” presentó un proyecto de “Plan Maestr@” que quiere liquidar los pilares centrales de la educación pública argentina. De ahí que Macri haya sacado en enero un decreto donde declara “2018 el año de la Reforma Universitaria” y que llama a “actualizarla”. Hoy el “progreso” es puesto al servicio de atacar las conquistas que el pueblo argentino supo conquistar en su sistema educativo.

Como parte de aquel plan, la “Secundaria del Futuro” que comenzó a impulsar en Ciudad y Provincia de Buenos Aires, reduce la formación en los contenidos actuales, para impulsar sistemas de pasantías que implican trabajo no remunerado. Al mismo tiempo que en nombre de “introducir nuevas tecnologías”, buscan disciplinar el accionar de los maestros imponiéndoles contenidos digitales que el gobierno le compra a empresas amigas. También buscan impulsar que cada colegio busque su propio financiamiento, profundizando la actual desigualdad que existe entre los recursos de los colegios, y suspeditando el aprendizaje a las necesidades del mercado, y de paso, continuar el ajuste del presupuesto estatal. Por la misma vía corre el ataque a los terciarios, con la búsqueda del cierre masivo de institutos, y el permanente desfinanciamiento de la inversión en infraestructura.

En las universidades, el gobierno ya avanzó con el llamado “Plan de Reconocimiento Académico” que busca tender a igualar (hacia abajo) los contenidos de las universidades públicas con las privadas. A la vez que el Ministro de Educación Finocchiaro afirma que ”no vamos a financiar nuevas carreras en las que no haya áreas de vacancia y que no sean estratégicas para el desarrollo del país”, y “una Universidad puede dictar las carreras que quiera, pero tendrá que tener recursos propios”.

Las conducciones mayoritarias del movimiento estudiantil (radicales y peronistas/kirchneristas) miran para el costado mientras el gobierno avanza con su plan, que es toda una política de estado. En todo el país se dan luchas de resistencia aisladas, que a veces conquistan triunfos (como recientemente sucedió en la zona oeste de Provincia de Buenos Aires evitando el cierre de institutos terciarios), pero que no logran revertir la tendencia general.

Hoy reivindicar la Reforma Universitaria es reivindicar su accionar revolucionario en pos del programa de reivindicaciones estudiantiles, obreras y populares para la educación. Es por lo tanto, proponerse poner en pie un movimiento estudiantil que enfrente el ajuste y las reformas que impulsa el gobierno. Es reafirmar que la educación tiene que estar al servicio de las necesidades de los trabajadores y el pueblo, y no de las empresas.

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa