Apr 12, 2021 Last Updated 12:38 AM, Apr 11, 2021

Sumate a la Juventud de Izquierda Socialista

Desde el Mayo Francés pasaron 50 años. Los pueblos siguieron rebelándose. Ganó Vietnam en 1975, Nicaragua e Irán en 1979. Cayeron las dictaduras del Cono Sur de América Latina durante los 80. Se acabó el Apartheid en Sudáfrica. Luego las masas derribaron el Muro de Berlín y a las dictaduras estalinistas en Rusia y Europa del Este. Y durante los 90, mientras los agoreros pronosticaban el “fin de la historia”, surgieron la rebelión zapatista y el movimiento antiglobalización. En nuestro continente, rebeliones populares tumbaron gobiernos que implementaban ajustes como en Ecuador, Bolivia, o en nuestro Argentinazo del 2001, o la derrota del golpe proyanqui en Venezuela en 2002. Después del estallido de la crisis económica mundial del 2008, procesos de movilizaciones históricas se dieron en toda Europa, y luego estalló la “Primavera Árabe” que derribó regímenes dictatoriales que llevaban décadas.

¿Qué el capitalismo no cayó? ¿Qué muchas de esas revoluciones reciclaron el poder con políticos burgueses y burócratas? Por supuesto. Como lo vimos con los gobiernos kirchneristas, y en Venezuela y América Latina con el falso “socialismo del Siglo XXI”.
Por eso es más actual que nunca el espíritu de rebeldía del 68. Porque la revolución no solo es posible. Es necesaria, urgente, y requiere de una herramienta política que aporte a plantear una salida anticapitalista de fondo.

Hoy cuando en nuestro país crece la bronca en la juventud contra el gobierno de Macri, están los que quieren plantear que lo central no son las luchas, sino armar un rejunte del peronismo para ver si en 2019 puede volver a haber un gobierno justicialista.

Para nosotrxs no va por ahí la cosa. Sino que lo urgente es impulsar, coordinar y fortalecer todas las luchas en curso: hay que frenar el ajuste a la salud y la educación y los despidos. Nuestro interés es con claridad derrotar al plan que impulsan el gobierno y los gobernadores y sindicalistas peronistas cómplices. Luchamos porque nuevas rebeliones populares como las que vimos en diciembre del año pasado se profundicen, e impongan cambios como dejar de pagar la deuda externa, re-estatizar las empresas que fueron liquidadas en los 90, prohibir los despidos, e imponer un plan económico alternativo que incluya medidas urgentes como el aumento sustancial del presupuesto educativo.

Pero para eso es necesario además construir una gran herramienta política que le diga a los trabajadores la verdad: que no hay salidas intermedias ni soluciones mágicas. Hay que pelear por un gobierno distinto a todos los que hubo hasta ahora, un gobierno de lxs trabajadorxs y el pueblo al servicio de los intereses de todxs los oprimidxs y explotadxs.

Al servicio de esa tarea es que construimos el Frente de Izquierda para que exista una alternativa política unitaria de la izquierda para hacer frente a los partidos patronales. Y cotidianamente construimos Izquierda Socialista y las agrupaciones que impulsamos, para que cada vez seamos más y estemos mejor organizadxs lxs que queremos derrotar a este gobierno y a este sistema.

Nuestra invitación es que te sumes a hacer una experiencia en esta tarea militante que es la de vivir combatiendo día a día cada una de las miserias que nos rodean, discutiendo y organizándote con compañexs que buscan lo mismo que vos. A que nos traigas tus dudas, críticas y propuestas para mejorar de conjunto en cómo dar cada pelea. Te invitamos a sumarte a la Juventud de Izquierda Socialista.

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa