Jun 13, 2021 Last Updated 1:51 PM, Jun 13, 2021

Escribe Agustín Gigli

El gobernador Arcioni intentó, sorpresivamente, hacer votar la autorización a la megaminería en la provincia. Pero el tiro le salió por la culata. Una vez más, con la movilización, se logró hacerlo retroceder.  

La crisis de Chubut se manifiesta de múltiples maneras. El atraso del pago de los salarios estatales es una de ellas. Por esto, y por el desfinanciamiento del sistema educativo en general, las escuelas están prácticamente paralizadas desde hace tres años. Pocos días antes de comenzar las clases, el gobierno de Arcioni, junto con el de Fernández, lograron que la burocracia sindical docente firmara un acuerdo paritario donde solo se “logra” la reducción de la deuda salarial a un mes. Lo firmó el ministro de Educación de Nación, Trotta, en nombre de Fernández. A jubilados docentes y estatales de otras reparticiones les siguen debiendo dos meses y un aguinaldo. Lograr la traición de la burocracia y el apoyo de Nación envalentonó a Arcioni y, como prometió en su discurso de inauguración de las sesiones ordinarias en la Legislatura, salió con todo por la aprobación de la zonificación minera.

Arcioni juntó a la tropa, incluyendo a su vice, Sastre, y logró que la Comisión de Desarrollo Económico, Recursos Naturales y Medio Ambiente aprobara en forma exprés el proyecto de zonificación minero. Fue un paso en el intento de aprobar la zonificación, poniendo en el orden del día de la sesión del jueves 4 de marzo la votación del proyecto. Por supuesto que en esa comisión ni mencionaron el proyecto 129/20, de la iniciativa popular que prohíbe la minería.

Desde que se supo la noticia de la sesión de la comisión (que fue virtual, sin posibilidad de participación, ni siquiera de escuchar el “debate”), las asambleas nos pusimos en estado de alerta, nos movilizamos por las calles y las rutas. Se cortó la ruta 3 en Trelew y en Madryn y la 259 en Trevelin y Esquel. También hubo marchas a las casas de los legisladores. La Coordinadora Plurinacional Basta de Falsas Soluciones se movilizó en CABA, La Plata y otros puntos del país. El patotero Ingram (legislador provincial peronista) salió a decir que no estaban las garantías de seguridad para los legisladores. El vicegobernador, por su parte, preguntaba por las redes sociales quiénes sustentan económicamente al movimiento del no a la mina. Veinte años de lucha y los políticos del peronismo no saben nada del movimiento social que recorre la provincia.

Finalmente, la sesión del jueves fracasó. Tuvieron que suspenderla. Desde sectores afines al kirchnerismo dijeron que era porque Cristina bajó la línea de “no avanzar hasta después de las elecciones”. Tal vez tenga miedo de perder un senador. 

Pero debemos tener en claro que no es la rosca peronista la que frenará la megaminería en la provincia. Todos están de acuerdo en impulsar el yacimiento Navidad y entregar los bienes comunes a Panamerican Silver. En Santa Cruz vienen haciendo cosas similares desde hace años. Lo que está frenando al gobierno de Arcioni, por el contrario, es la movilización de las asambleas. Saben que pueden perder elecciones porque son ellas las que siguen en lucha contra el saqueo y la contaminación.

Tenemos que seguir movilizados, informándonos y difundiendo. Porque una vez que entren los proyectos megamineros será mucho más difícil sacarlos. En ese sentido, desde Ambiente en Lucha e Izquierda Socialista organizamos un curso para analizar el No a la Mina desde una perspectiva económica, que suele faltar en los análisis que realizamos en las asambleas y poder avanzar en una solución que dé fin a los intentos capitalistas de saqueo y contaminación. Te invitamos a que te sumes.

El pasado 4 de marzo Juan Carlos Giordano se hizo presente en la puerta de la planta de Klaukol en Virrey del Pino, La Matanza. Un grupo de vecinos autoconvocados estaba haciendo un bloqueo frente a la fábrica. Ya son más de cien las vecinas y vecinos fallecidos por la contaminación que emana en el barrio Las Mercedes, noventa y nueve a causa de cáncer. Klaukol irradia sílice en el aire (vidrio molido), entre otros contaminantes. Nadia Carabajal, vecina del barrio, de tan solo 27 años, se encuentra luchando por su vida. Hubo una asamblea donde se relataron casos escalofriantes de vecinos que perdieron a todos sus familiares. “Klaukol mata y nadie hace nada”, dicen.

Hace más de una década vienen reclamando el traslado de la planta a 8 kilómetros del casco urbano, como establece la ley para fábricas de nivel 3 de contaminación, y que se preserve la fuente de trabajo (con obreros que también se enferman). Los vecinos, con la compañera Susana Aranda a la cabeza, vienen dando esa pelea en las calles, juzgados y medios de comunicación, pero la multinacional suiza Klaukol goza de impunidad y favores del intendente peronista Espinoza y la Justicia local. Todos operan para protegerla. “Estamos frente a la Mercedes-Benz, donde los obreros se enferman por Klaukol, y el burócrata del Smata Pignanelli no dice nada”, relata Susana.

Giordano llevó la solidaridad de Izquierda Socialista, siendo el primer diputado nacional en visitar el barrio, difundiendo inmediatamente el caso con un video junto a los vecinos y el compromiso de denunciarlo nacionalmente. Nuestra militancia desde hace tiempo es parte de esta gran lucha junto con otras organizaciones.

Corresponsal

Escribe Mercedes de Mendieta, legisladora porteña electa por Izquierda Socialista/FIT Unidad

El 1° de marzo se iniciará el año parlamentario en la Legislatura porteña con el discurso de Horacio Rodríguez Larreta. Desde la Coordinadora Basta de Falsas Soluciones (BFS), de la cual somos parte, se convoca a movilizar para rechazar la privatización de Costa Salguero al servicio del negocio inmobiliario.

Durante los catorce años de gobierno de PRO en la ciudad de Buenos Aires se ha profundizado la privatización de tierras públicas al servicio del negocio inmobiliario. Más de 300 hectáreas han sido utilizadas para construir torres de lujo mientras crece el déficit habitacional y miles de trabajadoras y trabajadores son expulsados porque no pueden pagar un alquiler y, menos aún, acceder a la vivienda propia. Una ciudad cada vez con más cemento, donde los espacios verdes van desapareciendo y no se respetan los criterios de la Organización Mundial de la Salud de destinar 10 metros cuadrados de espacio verde por habitante. Un modelo de ciudad expulsiva.

Luego de treinta años de concesión de estas tierras, PRO y sus aliados del PS y del bloque de Lousteau acuerdan entregarlas para construir torres de lujo y comercios con un valor que supera los 9.000 dólares el metro cuadrado. Queda claro que ningún trabajador podrá acceder a estos inmuebles. Serán para unos pocos, aunque probablemente muchos se sumarán a las más de 250.000 viviendas ociosas de la ciudad.  

Destacamos que este proyecto tiene su origen en la votación de 2018 del “Distrito Joven”, que legalizó la privatización precaria realizada en los años ’90 para boliches y clubes. En esa ocasión, PRO no solo contó con los votos de sus aliados de GEN, la Coalición Cívica y el PS, sino también con todos los del Bloque Peronista, hoy parte del Frente de Todos.

Estamos en una fuerte pulseada contra la privatización de Costa Salguero y Punta Carrasco. El gobierno de Larreta buscará avanzar lo más rápido posible con esta votación una vez iniciado el año parlamentario, que rechazaremos con nuestro legislador Pablo Almeida. El proyecto viene siendo rechazado en las calles con caravanas y acciones de visibilización y en los más de dos meses de audiencias públicas.

Desde nuestra agrupación Ambiente en Lucha te invitamos a redoblar los esfuerzos y a concentrar en las puertas de la Legislatura este 1° de marzo junto con la Coordinadora BFS para que caiga el proyecto de privatización y se recupere el espacio ribereño para el disfrute de las y los trabajadores.

 

 

Escribe Agustín Gigli, dirigente de Izquierda Socialista Esquel

Luego del fuerte apriete de Alberto Fernández al PJ chubutense, el gobernador Arcioni convocó a una sesión extraordinaria para el 5 de febrero para aprobar, de una vez, la zonificación minera en Chubut. El jueves 4 de febrero se convocó a una jornada nacional contra la minería en Chubut. Fue un día histórico para la movilización antiminera. Logramos nacionalizar la lucha como nunca antes, se sumaron decenas de ciudades en todo el país. Para esto tuvo un rol central la Coordinadora Plurinacional Basta de Falsas Soluciones, de la que formamos parte, que respondió al llamado de la UACCh (Unión de Asambleas de Comunidades de Chubut).

Para poder sesionar el 5 en Diputados se convocó a la Comisión de Ambiente. Pero la comisión no pudo “modificar” el proyecto de zonificación (el 128/20) y pasó a un cuarto intermedio para el jueves. La presión de la enorme movilización dio resultado. Ese día tampoco pudo “concluir con su tarea” y suspendieron la sesión extraordinaria del viernes. Paralelamente la jueza Arbilla de Esquel hizo lugar al recurso presentado por vecinos dictando la suspensión de la sesión hasta que se resuelva la cuestión de fondo respecto a la falsedad ideológica y la ilegalidad del proyecto de Arcioni. Seguramente también influenció el lapidario informe del CenPat-Conicet que se conoció en la semana, que solicita retirar el proyecto oficial y tratar la Iniciativa Popular.

Algunos sectores del peronismo quieren adjudicarse la suspensión del tratamiento de la ley y dicen que hay que seguir “mejorándola”. No es así. No la pudieron aprobar debido a la lucha en la provincia y en el resto del país, donde ambientalistas y la izquierda nos movilizamos contra el saqueo y la contaminación. Así, se hizo una importante y gran marcha en CABA donde estuvieron los diputados nacionales Juan Carlos Giordano y Mónica Schlottahuer, entre otros dirigentes de Izquierda Socialista y del Frente de Izquierda. ¡Algunos periodistas de Rawson hablaron de los gritos de Arcioni en la casa de gobierno al enterarse que sus planes no pueden avanzar!

Como hay mucho en juego, la repartija aumenta con tal de aprobar la zonificación. Por dar un ejemplo, Arcioni decidió otorgar un 2% de las regalías por minería a la burocracia de los sindicatos mineros que tengan afiliados en los proyectos, unos 200.000 dólares anuales sólo por el proyecto Navidad. También se esclareció lo que significa para el gobierno un fondo anticíclico: se inmoviliza el 10% de las regalías recibidas para pagar salarios de las mineras si es que la actividad disminuye a causa de una baja del valor del mineral. Así, el Estado pasa a ser garante de los salarios de las multinacionales, con plata de las regalías provinciales.

Desde Ambiente en Lucha e Izquierda Socialista seguimos impulsando la movilización junto a las asambleas y organizaciones ambientales para lograr que se retire el proyecto de zonificación y se apruebe sin modificaciones el proyecto de ley impulsado por Iniciativa Popular.

Izquierda Socialista junto a su militancia y Ambiente en Lucha en la marcha y acto en CABA desde la Casa de Chubut, Obelisco y la Secretaría de Minería junto a organizaciones ambientalistas, el Encuentro Memoria Verdad y Justicia y otras agrupaciones sociales y de la izquierda. En el acto habló nuestro diputado Gringo Giordano junto a otros referentes.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa