May 22, 2024 Last Updated 4:54 PM, May 22, 2024

En el día de ayer se realizó la primera jornada de paro y movilización de las 48 horas que se cumplirán lunes y martes, además del paro del próximo viernes 8M.

La próxima semana el plan de lucha continuará con tres días de paro y movilizaciones. Los docentes nucleados en Aten rechazan la propuesta del gobierno por insuficiente y exigen una que contemple la recuperación salarial perdida por la altísima inflación, más la actualización mensual por el IPC, más partidas de refrigerio para los niños en las escuelas acorde con el costo actual de los alimentos y no los 50 miserables pesos diarios que entrega el gobierno; y también exigen el arreglo de todos los establecimientos para que se pueda enseñar y aprender dignamente en las escuelas neuquinas. Angelica Lagunas, Secretaria General de Aten Capital, expresó en su discurso, ante miles de trabajadoras y trabajadores, la masividad y continuidad del plan de lucha contra la motosierra de Milei y el ajuste del gobernador.

Escribe Guillermo Sánchez Porta, dirigente de Docentes en Marcha e Izquierda Socialista

Como parte de su brutal ajuste, Milei decidió retener los fondos para educación que Nación tiene que enviar a las provincias. De esta manera, la docencia podría no tener aumentos y vería rebajados sus salarios. Los recortes también son de fondos para conectividad, programas educativos, comedores e infraestructura escolar. La Ctera llamaría a parar el 26 de febrero y varias provincias van a conflictos. Es necesario un plan de lucha y una movilización nacional y el apoyo de todos los trabajadores a la docencia en defensa de la educación pública.

El gobierno de Milei está obsesionado en profundizar el ajuste a la educación pública y a la docencia que desde los años ‘90 con Menem y la provincialización educativa se viene aplicando sin pausa (ver "Hay que renacionalizar el sistema educativo"). Ahora el gobierno decidió no convocar a paritaria nacional y no enviar los fondos a las provincias para “ayuda” a salarios, comedores escolares, infraestructura y programas educativos.

Los salarios docentes son literalmente miserables. La canasta de pobreza está en $595.000, mientras un docente que se inicia percibe menos de $300.000. Monto de miseria en el cual están incluidos los $28.000 por docente que el gobierno nacional envía por el FONID (Fondo Nacional de Incentivo Docente) y donde en varias de ellas se cobra el “Fondo de Compensación Salarial”, un extra para las provincias que no pagan siquiera el mínimo. Además, se han cortado recursos por “conectividad”, algunos programas educativos externos y aportes para comedores e infraestructura. Con este nuevo ataque, en varias provincias se podría llegar a rebajar salarios y jubilaciones. ¿Vamos a permitir que el gobierno condene a la extrema pobreza a la docencia argentina? ¿Qué se siga recortando el presupuesto para pagar la deuda externa y financiar a la educación privada?

El gobierno también profundiza el ataque a los derechos laborales docentes. Ya se quiere implementar en varias provincias (Mendoza, CABA, Córdoba, entre otras) un premio al “presentismo”, con el que se podrá descontar hasta el 10% del salario al docente que falte, aunque sea por enfermedad. Así ataca al derecho constitucional de huelga, los derechos laborales y la salud docente. Lo mismo cuando hipócritamente amenaza con declarar a la docencia como “servicio esencial” ¿Es para garantizar fondos para nombrar todo el personal docente y auxiliar que hace falta? ¿Para salarios dignos, infraestructura escolar, computadoras, tecnología, libros y útiles gratuitos y poder garantizar el estudio cotidiano? No. Sólo es para tratar de quitarle a los trabajadores de la educación el derecho a reclamar, el derecho de huelga, disponiendo que se garantice el 75% del servicio. Algo insólito, por antisindical y antieducativo. A todas las falencias del sistema educativo, aunque se hable de “servicio esencial”, Milei no las quiere resolver sino agravar.  

Ahora la docencia debe trabajar doble y hasta triple jornada en las escuelas para tratar de llegar a un salario que supere la pobreza, más las horas de trabajo en la casa para planificar y corregir, además debe ir enferma a la escuela si no quiere ser “castigada” por descuentos salariales. A esto se agrega la estafa con las cajas de las obras sociales por parte del gobierno, que recauda los aportes, los utiliza en otros gastos como si fueran parte de su presupuesto y no paga a los prestadores ni a las farmacias. Así la docencia pierde coberturas médicas y farmacéuticas, ante el vaciamiento de las obras sociales.
Son las familias de la escuela pública las que más sufren la pobreza. El 60% son pobres, el 15% son indigentes. La canasta escolar subió casi un 250% (está cerca de $200 mil) y el gobierno otorgaría sólo $70 mil por única vez. Mientras Milei mantiene millonarios subsidios a las escuelas privadas y religiosas, y encima quiere implementar un fondo para subsidiar a las familias para que paguen las cuotas de las privadas.

Este es el modelo educativo y económico de Milei y los libertarios ultraderechistas. No podemos permitir que pase. Quieren poner a las familias contra la lucha docente. No hay que dejarse engañar. Hay que defender que la docencia de las escuelas públicas tenga salarios dignos y derechos laborales, que las escuelas estén en condiciones, que el gobierno nacional invierta todos los fondos necesarios. Es la única manera de defender el derecho de las infancias de acceder a una educación pública, gratuita y de calidad. ¡Todo el apoyo a la lucha docente en el país!

Escribe Guillermo Sánchez Porta, dirigente de Docentes en Marcha e Izquierda Socialista

Menem hizo un cambio estructural en el sistema educativo liquidando la nacionalización que desde la ley 1420 de Sarmiento había dado un valor y jerarquía a la escuela pública argentina. En los años ‘90 se “provincializó” el sistema. Esto quiere decir que Nación dejó de ser responsable del financiamiento. Menem lo hizo, y los radicales, el PRO y el kirchnerismo lo siguieron sosteniendo a lo largo de los años.
De esta manera la docencia dejó de cobrar el mismo salario. Hoy, por la misma tarea, hay provincias que pagan 260 mil pesos y otras 450 mil. Hay provincias con escuelas sin techos y sin baños, otras con aulas sin puertas ni vidrios, cloacas tapadas, sin internet, paredes rotas, sin ventiladores o estufas, con condiciones insalubres, ocasionando pérdida en los días de clases. Todo al servicio de que el “estado nacional” recorte el presupuesto educativo y lo use para pagar la deuda externa. Este desastre que se impuso con la Ley Federal de Educación menemista, lo sostuvieron todos los gobiernos siguientes, también el kirchnerismo, con su propia Ley Nacional de Educación que está en vigencia.

Desde Izquierda Socialista y el Frente de Izquierda Unidad decimos que hay que hacer lo opuesto a lo que hace Milei e implementaron los gobiernos anteriores. Hay que renacionalizar el sistema educativo, que el Estado Nacional vuelva a ser el sostenedor indelegable de todo el financiamiento, haciéndose cargo de los salarios y una infraestructura digna. Para que no haya ningún alumno sin docentes y ningún docente sin trabajo, y que por ley el presupuesto educativo sea del 25% del presupuesto nacional o el 10% del PBI, sin otorgar ningún subsidio a las escuelas privadas. Todo esto financiado con los fondos que se destinan a la estafa de la deuda externa en beneficio de los usureros y el FMI.

Escribe Guillermo Sánchez Porta, dirigente de Docentes en Marcha e Izquierda Socialista

La conducción de Ctera estaría por decidir un paro nacional para el 26 de febrero. La conducción de Alesso y Baradel reclaman la paritaria nacional y que se envíen a las provincias el FONID y demás fondos. Es correcto, pero con eso no alcanza ni se resuelven los graves problemas de la docencia y la escuela pública. Es necesario que haya un salario inicial para todos los docentes del país y jubilaciones iguales a la canasta familiar. Fondos para infraestructura, recuperar las obras sociales y los derechos laborales estatutarios. Repudiar y desconocer los intentos de liquidar el derecho de huelga a través de la hipocresía de la “educación esencial”.

Para frenar el ajuste de Milei y lograr esto es necesario que Ctera llame a un verdadero plan de lucha con continuidad y una Marcha Federal a Plaza de Mayo. Los dirigentes y delegados de Docentes en Marcha e Izquierda Socialista hemos llevado estas propuestas a las pocas asambleas y plenarios convocados por la burocracia y en donde dirige la oposición, en Ademys, UEPC Córdoba, ATEN Neuquén, SAE La Rioja, Amsafe, Suteba, Adosac, Sutef y otros. Hemos promovido y realizado la coordinación nacional de la oposición, proponiendo impulsar un paro nacional y movilización unificada de todas las provincias en lucha. No aceptamos que los gobernadores, bajo el argumento del recorte de FONID, rebajen los salarios. ¡Que no seamos la variante del ajuste! Que se cobren impuestos a las grandes riquezas de cada provincia para garantizar un aumento salarial. Llamamos a exigirle a Ctera y a las conducciones provinciales estas medidas y a apoyar y coordinar las luchas para poder triunfar.

Hoy la docencia bonaerense recibió el "aumento" por decreto del gobernador Kicillof del 25 porciento. 15% correspondiente a la paritaria 2023 y 10% como adelanto de la paritaria 2024, pero solo en un mes (diciembre) hemos perdido 10 porciento de nuestro salario ya que la devaluación de dicho mes fue del 25 porciento.

Con este aumento insuficiente, el cargo testigo de preceptor que recién se inicia cobró 283 mil pesos, cuando según datos de Ate indec al mes de diciembre 2023, el salario mínimo debería ser de 772 mil pesos. En el día de hoy se dio a conocer la inflación de enero que llegó al 21,7% y a esto hay que agregar el aumento de colectivo, trenes ya vigente, y de la nafta, tarifazos en los servicios de luz, gas y agua que se vienen próximamente.

Estos salarios de hambre no se aguantan más. Cada dia llegar a fin de mes se convierte en una verdadera odisea.

Lamentablemente las conducciones del FUDB y de Suteba solo se han limitado a sacar un comunicado tibio ante el decreto del gobierno provincial y aún no hay fecha de convocatoria a paritarias a tan solo 2 semanas del inicio de clases. Continúan con su política de garantizar la gobernabilidad de Kicillof ante semejante ajuste y saqueo al salario y la escuela publica.

Exigimos a Suteba y al FUDB que convoquen a asambleas en toda la provincia para organizar un plan de lucha por salario, infraestructura y todo el pliego de nuestras demandas. La docencia bonaerense durante todo el 2023 ha mostrado predisposición a luchar, parando masivamente con la Multicolor en toda la provincia, a pesar de los aprientes del gobierno y la burocracia sindical.

La Multicolor debe convocar a un gran plenario provincial presencial para organizar un plan de lucha y el NO inicio.

La docencia debe debatir y tomar la lucha en sus manos. Tenemos los grandes ejemplos de las asambleas autoconvocadas en los barrios, las de Cultura y otras, que además de realizar cacerolazos y distintas acciones, participaron masivamente el 24 de enero en el marco del paro general y de las jornadas frente al Congreso para rechazar la Ley Ómnibus que el gobierno ajustador y ultraderechista de Milei envió a Diputados. La ley cayó y representa un gran triunfo popular que debemos tomar para seguir peleando para tirar todo el brutal ajuste.

Plata hay, se la llevan las multinacionales y el FMI.

Vayamos a un NO inicio:
Por salario igual a la canasta familiar en el salario inicial.
Actualización automática por inflación.
Presupuesto para infraestructura, arreglos de escuelas y escuelas nuevas, para SAE.
Plata para la escuela pública, no para la deuda externa y el FMI.


Docentes en Marcha Bonaerense, en la Multicolor

Artículos de Alfredo Leytes

Error: No articles to display

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa