Sep 22, 2021 Last Updated 8:10 PM, Sep 21, 2021

Escribe Jorge Adaro, secretario general adjunto de Ademys

La respuesta de la docencia porteña ante el anuncio del gobierno de Larreta de iniciar el retorno a la presencialidad en las escuelas en medio del pico de la pandemia es contundente. Primero el gobierno utilizó la excusa de darles la posibilidad a los 5.000 niños que, por falta de conectividad, no habían podido sostener el proceso educativo en la pandemia. Luego dijeron que eran 10.000. Hasta que finalmente admitieron que la habilitación de las “ciberaulas” era para todos los niños cuyas familias así lo consideraran. Se derrumbó la mentira de Larreta que repitió durante meses, de que el 95% de los niños tenían conectividad. Y quedó claro que la intención del gobierno es habilitar las escuelas como “guarderías” para poder continuar con la apertura de toda la actividad económica en la ciudad, respondiendo a los intereses de los empresarios y dejando totalmente expuestos a los alumnos, docentes y auxiliares a la posibilidad del contagio.

Pero la protesta de la docencia obligó al ministro de Educación nacional, Nicolás Trotta, a rechazar el protocolo presentado por la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, aunque ya informalmente le había dado su apoyo. Lejos de calmar las aguas y ante el empecinamiento del gobierno de Larreta de insistir, entre martes y jueves de la semana pasada miles de docentes deliberaron en asambleas distritales impulsadas por los supervisores y donde no las convocaban surgían asambleas autoconvocadas. De manera unánime se rechazó la posibilidad de regresar a las escuelas y la consigna “con pandemia no se vuelve” inundó los celulares y las redes sociales de las maestras.

Sin ninguna duda es un triunfo parcial de la docencia y de las familias, que han sido parte de las campañas de rechazo organizadas escuela por escuela.

Ademys viene siendo parte fundamental en la pelea por el sostenimiento de la cuarentena, denunciando a la vez tanto al gobierno de Fernández como al de Larreta. Ambos no garantizan las condiciones materiales para que los trabajadores y los sectores populares puedan cumplir el aislamiento sin verse obligados a tener que salir a buscar el sustento diario y advirtiendo también que tanto los estudiantes como los docentes no teníamos los recursos para sostener el vínculo pedagógico en la pandemia. Basta recordar que la única medida propuesta por Trotta fue ofrecer que los docentes nos endeudáramos tomando créditos para comprar nuestras herramientas de trabajo. Estuvimos en la calle manifestándonos contra la precarización laboral y el congelamiento salarial habilitado por la sanción de la “ley de emergencia” de Larreta, contra el cese de los suplentes y ahora contra el regreso en medio de la pandemia.

El rol de la burocracia Celeste de UTE-Ctera en las asambleas distritales fue restringir todos los reclamos a la conectividad y provisión de elementos tecnológicos. UTE se negó a sacar resoluciones que tomaran otros aspectos que nos aquejan como trabajadores y que se han profundizado en la pandemia, como la exigencia a la reapertura de las paritarias, incluso no tomando la consigna “Fuera la ministra Acuña”. Esto demuestra que son parte del acuerdo de unidad nacional Fernández-Larreta que permite que siga pasando el ajuste contra los trabajadores en todo el país. Así fue como Ctera avaló con sus sindicatos de base el regreso a las aulas en varias provincias gobernadas por el peronismo. Como Formosa, donde no garantizaron siquiera los elementos de cuidado y prevención que corrieron a cargo de los docentes. Como Santiago del Estero o San Juan, donde a los pocos días tuvieron que suspender la medida en varios departamentos por el aumento de los contagios.

Desde la conducción Multicolor de Ademys vamos a seguir incentivando la realización de asambleas que profundicen la organización de la docencia para no permitir que el gobierno logre mandarnos a las escuelas cuando tenemos arriba de 8.000 infectados diarios y más de 200 muertos por día a causa del Covid. También proponemos continuar con la articulación de acciones con las familias y con los trabajadores de la salud que se han sumado a las campañas contra el regreso a la presencialidad, siendo conscientes de los límites del sistema sanitario, que se profundizarían sin dudas con la exposición de miles de niños y trabajadores en las escuelas. Y tal como se votó en una nueva asamblea con centenares de docentes, participar de las acciones impulsadas por el Plenario Sindical Combativo y parar el próximo lunes 7 de septiembre si Larreta y Acuña intentan ese día la vuelta a la presencialidad realizando una conferencia de prensa en las puertas del Ministerio de Educación.

Escribe Guillermo Sánchez Porta

Con la asunción del gobierno peronista de Alberto Fernández, muchos docentes creyeron que finalmente el gobierno podría comenzar a recuperar la vapuleada educación pública argentina. Pero, salvo en el doble discurso, nada de eso ocurrió ni ocurrirá.

Esta semana ese doble discurso recibió un golpe importante cuando Adriana Puiggrós, pedagoga muy reivindicada por el peronismo kirchnerista y demás sectores llamados “progresistas”, decidió renunciar a su cargo de viceministra de Educación. Se dice que era crítica y tenía diferencias con Trotta, hombre que viene de ser rector de la universidad privada UMET. Seguramente algunas diferencias tenían. Puiggrós quedó golpeada cuando declaró que el gobierno de Fernández iba a dejar de realizar las “evaluaciones externas” del Operativo Aprender y las pruebas Pisa, fundamentando correctamente que eran evaluaciones que no servían para mejorar el proceso de enseñanza aprendizaje, que se involucran con el rol docente-alumno y sus condiciones sociales específicas y que estaban al servicio de los empresarios de la educación privada.

Esta correcta denuncia, que desde hace muchos años Izquierda Socialista, la agrupación Docentes en Marcha y la oposición de los gremios docentes en general venimos alertando y polemizando con el peronismo kirchnerista, fue rechazada por Trotta y el gobierno, aclarando que van a seguir con las evaluaciones externas y el PISA. Entonces, aunque el historial político y de la función pública de Puiggrós no avalan un accionar muy diferente de lo que hace el gobierno de Fernández (recordemos que apoyó la Ley Federal de Educación de Menem, fue diputada nacional de la Alianza y funcionaria de De la Rúa, ministra de Educación del gobierno bonaerense de Felipe Solá, por ejemplo), su perfil “progresista” le daba cuerpo a la política de Trotta.

Esta semana al gobierno se le cayó una máscara más y deja a Trotta gobernando el sistema educativo con empresarios de la UIA, oligarcas de la Sociedad Rural y reaccionarios de la Iglesia Católica y el Consejo Federal de Educación, sin la imagen del doble discurso progresista. Nada, absolutamente nada bueno para la educación pública puede salir de esa yunta.

Las idas y venidas del gobierno en educación desde el inicio de la pandemia muestran a un Trotta tratando de avanzar en la aplicación de planes privatistas y retrocediendo ante el rechazo de la docencia y la comunidad educativa en general. Se negaba a suspender las clases presenciales. Improvisó mal, sin trabajar con la docencia ni las familias, las “clases virtuales”, presionando a los docentes a presentar muchísimo material a los alumnos (para “mostrar” que se estaba haciendo mucho), que ni ellos ni sus familias podían sostener. Inventó un absurdo “protocolo burbuja” para regresar a las clases presenciales, que retiró por el repudio de familias y docentes. Después largó una “prueba” de clases presenciales con el gobierno de San Juan, con menos alumnos por turno, que en menos de una semana obligó a la provincia a volver a Fase 1 de cuarentena y suspender las clases por el avance de los contagios. El intento sanjuanino animó a Larreta a improvisar las “escuelas Ciber” en CABA (que los alumnos fueran a las escuelas a usar las computadoras), pero todo indica que tendrán que retroceder también. Trotta apretó a docentes, padres y alumnos con que en julio empezarían los exámenes virtuales. Ahora dice que no habrá exámenes, que se pasará de curso directamente y que en 2021 se tomarían las evaluaciones. Nadie puede apostar qué se terminará decidiendo.

Lo único en que Fernández, Trotta y los gobernadores tienen claridad e implementan en todo el país, es en el ajuste salarial y laboral a los docentes y en sostener los subsidios a la educación privada aunque las escuelas públicas se caigan a pedazos.

Desde Izquierda Socialista seguiremos luchando para defender una escuela pública con el presupuesto necesario para salarios e infraestructura, renacionalizando el sistema educativo, donde el gobierno nacional vuelva a ser el responsable de su sostenimiento. Y que el dinero necesario salga de suspender los pagos de la deuda externa y de dejar de subsidiar a la educación privada.

 

Escribe Jorge Adaro, secretario general adjunto de Ademys

El pasado lunes, Ademys convocó a su séptima asamblea virtual ante el anuncio del gobierno de Larreta y su ministra Acuña del regreso a las aulas (en este caso “ciberaulas”) en CABA. De la asamblea participaron más de quinientos docentes, quienes de manera unánime votaron el rechazo a esta posibilidad, pronunciándose de manera clara que, mientras haya pandemia, a las escuelas no se vuelve. 

 

También se expresaron los otros reclamos por los que venimos llevando adelante acciones de denuncia y movilización desde Ademys, como la situación de miles de docentes que han sido cesanteados, sin posibilidad de tomar nuevos cargos, con actos públicos sin transparencia y con ofrecimiento solamente de cargos que el gobierno considera esenciales. O el congelamiento de nuestros salarios al no pagar el porcentaje para el mes de julio que decidió Larreta en la mesa salarial de marzo.

 

Esta grave situación de la docencia no es exclusiva de CABA. Por ejemplo, en Córdoba la bronca crece por el incumplimiento del acuerdo salarial firmado por el gobierno de Schiaretti y la burocracia celeste de Monserrat, de UEPC. A esto se agrega otra medida del gobierno que profundiza el ajuste, ya que la cobertura de cargos vacantes en primaria la harían con docentes que trabajan en distintos programas fuera de convenio, obligados a cambiar de funciones y dejando miles de docentes sin trabajo. Por eso realizarán una movilización exigiendo actos públicos para que los cargos sean tomados por quien corresponde. 

 

En Santa Fe, a instancias de la oposición a la burocracia de Sonia Alesso (Amsafe-Ctera), encabezada por la dirección combativa de Amsafe Rosario, hay acciones de autoconvocados que repudian el bono de 3.000 pesos del gobierno de Perotti, mientras siguen los salarios congelados desde 2019. 

 

Las maestras en Neuquén se movilizan contra el ataque a las escuelas especiales, rechazando un anteproyecto oficial de educación “inclusiva” que busca liquidarlas y flexibilizar las condiciones laborales. 

 

En provincia de Buenos Aires hay un plan de acción con caravanas y actos, impulsado por las seccionales Multicolor de Suteba por los problemas de infraestructura, por actos públicos para la cobertura de cargos, contra la falta de pagos, mientras reclaman que Suteba Central rompa la tregua y llame a un plan de lucha. 

 

Como lo aprobamos en el Encuentro Nacional de Docentes en Marcha, es necesario que todas estas luchas se unifiquen en una sola pelea contra el ajuste del gobierno de Fernández y los gobernadores, por eso exigimos que Ctera llame a medidas gremiales nacionales. Y hacemos un llamado a los sindicatos, seccionales y agrupaciones opositoras a realizar una reunión nacional que permita la coordinación de todas las luchas, hoy aisladas por la burocracia de Ctera.

Escribe Guillermo Sánchez Porta

El sábado 15 de agosto se realizó el Encuentro Nacional de Docentes en Marcha, ENDEM 2020, esta vez de manera virtual y fue un gran éxito. Por la cantidad de inscritos (730 docentes) y de compañeros que participaron efectivamente en las 3 partes (plenario de apertura, comisiones y plenario de cierre). En las 16 comisiones temáticas que funcionaron pudieron intervenir tranquilamente todos los que quisieron. Se inscribieron docentes de casi todas las provincias del Norte al Sur del país (faltaron de La Pampa, Tierra del Fuego, San Luis y Corrientes). Posiblemente seamos la única agrupación opositora y combativa que puede reunir tantas docentes luchadoras con esa extensión nacional. Entre ellas, dirigentes reconocidas en sus provincias, como los secretarios generales y directivos de Ademys CABA, de Adosac Pico Truncado, San Julián y Piedra Buena, de Suteba La Matanza, Tigre y Multicolores, de ATEN Neuquén, Amsafe Rosario, de UEPC Córdoba, dirigentes de La Rioja, Santiago del Estero, Chubut, Entre Ríos y delegados y luchadores de las otras provincias, además de importantes referentes y especialistas en temáticas de la educación.

El encuentro comenzó a las 9.30 con la presentación de las delegaciones, entre ellas algunas agrupaciones que no integran aún Docentes en Marcha y que distinguieron el Endem con su presencia. Propusimos como presidencias honorarias del encuentro a las víctimas del Covid en la Argentina y en el mundo; a todos los que luchan, en primer lugar a quienes exigen justicia por George Floyd en los Estados Unidos; al pueblo del Líbano que acaba de tirar al gobierno en una rebelión popular, y al pueblo palestino. A Sandra y Rubén al cumplirse dos años de su muerte.

Luego Graciela Calderón presentó el informe sobre política educativa que, junto con el de política gremial de Jorge Adaro y las propuestas de resoluciones para cada comisión temática, ya se habían distribuido a cada participante.

Graciela apuntó a definir cuáles son los principales desafíos que tenemos los que defendemos la escuela pública, ante la actual política del gobierno nacional y los gobernadores, que avanzan en su destrucción, aumentan la brecha socioeducativa, la privatización, la modificación de contenidos y el uso de la virtualidad al servicio de esa política, entre otras cuestiones.

Posteriormente, se pasó a funcionar en comisiones (cada una con su propio zoom), que desde las 10.30 hasta las 13 debatieron y tomaron resoluciones.

A las 14 nos volvimos a reunir todos en plenario y se presentaron las propuestas de las comisiones.

Luego, Jorge Adaro presentó el informe político gremial. Adriana Astolfo (Santa Cruz), Angélica Lagunas (Neuquén), Mariana Scayola (CABA), Olga Ortigoza (Buenos Aires), Daniela Vergara (Rosario) y Federico Wagner (Córdoba) dieron un informe sobre el proceso de luchas y organización gremial en sus provincias, enriqueciendo el análisis nacional.

Jorge Adaro resaltó que el gobierno nacional, más allá de su doble discurso, busca profundizar la misma política que implementan todos los gobiernos desde hace más de treinta años, de desfinanciar la educación pública y promover la privada, atacando los salarios y los derechos laborales docentes. Que las burocracias de CGT, CTA y de Ctera apoyan todas las medidas de ajuste y traicionan las luchas. Que es necesaria la más amplia unidad opositora para luchar, coordinar y apoyar las provincias que salen a pelear y para cambiar a estos burócratas, nacionalmente y en cada provincia. En ese sentido, reforzó la propuesta de retomar la coordinadora nacional de docentes opositores, de fortalecer los frentes Multicolores y de sumar más unidad con los luchadores de otros gremios en el Plenario del Sindicalismo Combativo.

Los debates fueron muy ricos y tocaron tanto las cuestiones educativas como las políticas y gremiales. Debates que se plasmaron en propuestas de resoluciones que se pusieron a votación cada una, y fueron aprobadas en general por unanimidad y algunas por mayoría, mostrando nuestro método democrático de funcionamiento.

Se definió impulsar una campaña en contra del protocolo burbuja de Trotta y los gobernadores. Exigir plata para educación pública, no para la deuda externa ni para subsidios a las privadas. Y profundizar, también, la exigencia de aparición de Facundo Castro.

Al terminar, además, nos prometimos volver a juntarnos todos de manera presencial, cuando sea posible. Y muchos nos quedamos escuchando las canciones de compañeros de Córdoba y Santiago del Estero, satisfechos de haber realizado una excelente y productiva jornada y de que Docentes en Marcha sigue creciendo.


VER TODOS LOS INFORMES Y RESOLUCIONES EN EL SIGUIENTE LINK: https://bit.ly/2FDvYRe

Este sábado 15 de agosto, a las 9.30 horas daremos inicio al Encuentro Nacional de Docentes en Marcha (Endem) virtual de 2020. Desde las 9 se podrá ingresar al zoom de cada comisión, donde previamente hay que anotarse para poder recibir el link y las propuestas a debatir. 

Luego del saludo de las delegaciones (de casi todas las provincias del país) y la presentación del funcionamiento del Encuentro, comenzarán las nueve comisiones temáticas, espacio donde todos los participantes pueden intervenir. Al finalizar las comisiones, donde cada una votará sus resoluciones, se hará un intermedio para almorzar. Y, desde las 14 comenzará el plenario general donde se presentarán las propuestas y se abrirá el debate, para terminar votando las resoluciones finales del Encuentro.

Este año el Endem estará cruzado por las temáticas sobre la crisis educativa general y la virtualidad en particular. A los viejos problemas de la educación pública y los salarios y situación laboral de la docencia, se suman los nuevos problemas devenidos de la crisis del coronavirus, la virtualidad, los protocolos burbujas.

También debatiremos la política del nuevo gobierno de Fernández, el peronismo y los gobernadores, su impacto sobre la escuela pública y la docencia. Y cómo se están desarrollando los procesos de lucha, el rol de la burocracia de Ctera y las provinciales, el surgimiento de una amplia vanguardia docente que lucha y cómo avanzar en la unidad de la oposición para lograr una nueva conducción democrática y de lucha en los sindicatos.

Participarán dirigentes combativos de muchas provincias, como los compañeros de Ademys encabezados por Mariana Scayola y Jorge Adaro, de los Suteba Multicolores con Graciela Calderón, Olga Ortigoza, Silvia Fernández, Tata Gayone, como de la oposición multicolor bonaerense como Paula Alfaro, Isabel Guzmán, Paola Mariani, Hugo Pacheco, Mariano Calvetti, Daniela Cooper, Miguel Arena, Amelio Aquiles del Fabro, Cecilia Villarruel y muchos más. Los directivos combativos de Adosac de Santa Cruz, encabezados por Daniela Pérez y Adriana Astolfo de Pico Truncado y las dirigentes de San Julián. Directivos opositores como Angélica Laguna de Neuquén, Daniela Vergara de Rosario o dirigentes como Carolina Goycochea de La Rioja, César Baudino de Entre Ríos, Noe Agüero o Federico Wagner de Córdoba, Maximiliano Díaz de Santiago, y compañeros de Tierra del Fuego, Chubut, Río Negro, San Juan, Mendoza, Catamarca, Tucumán, Chaco, Misiones, Jujuy, Salta.

Además, especialistas en cuestiones de política educativa, como la ex legisladora de Izquierda Socialista en el FIT-Unidad de CABA, Laura Marrone. De la lucha de las mujeres y de cuestiones de género, como la diputada provincial (mc) de Izquierda Socialista/FIT Unidad de Buenos Aires y dirigente de Isadora, Mercedes Trimarchi. Dirigentes estudiantiles de profesorados y terciarios, referentes de la lucha jubilados y de los procesos de lucha por las Obras Sociales, entre muchos más.

Seremos centenares de docentes debatiendo y compartiendo las diferentes experiencias de la cotidianeidad de la educación pública y de las luchas en curso. Y nos prepararemos para  salir a luchar, con más claridad sobre la política educativa y la política gremial, por la defensa de la escuela pública, los salarios y los derechos docentes, por una nueva dirección sindical y política.

Llamamos a todos a participar, a anotarse en la comisión desde donde quiera participar, a invitar a todos los docentes preocupados por la escuela pública. Anotate por acá, en las redes o con el compañero de Docentes en Marcha de tu zona. ¡Te esperamos! 

Estas son las comisiones para anotarse:

1– Virtualidad, teletrabajo y Protocolos

2– Privatización y financiamiento, nivel inicial.

3– Obras sociales.

4– Jubilaciones.

5– Equipos de orientación escolar, educación especial.

6– Formación docente, terciarios, profesorados.

7– La lucha de las mujeres y la educación sexual integral (ESI) en las escuelas.

8– Suplentes, reemplazantes, actos públicos virtuales. Precarización. Fines y programas fuera de convenio.

9– La problemática ambiental y los contenidos en la escuela

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa