May 22, 2024 Last Updated 4:54 PM, May 22, 2024

Debate sobre el 1° de Mayo / ¿Por qué PTS y MST dividieron en la marcha de la CGT?

Escribe José Castillo, dirigente de Izquierda Socialista/FIT Unidad

Las y los luchadores se preguntan. ¿Cómo hacemos para enfrentar el brutal ajuste del ultraderechista Milei y el FMI? ¿Se lo puede derrotar? ¿Cómo logramos imponer un plan de lucha nacional? Debates que también cruzan a la izquierda.
Desde que asumió Milei, nuestro partido Izquierda Socialista en el FIT Unidad apela a la mayor unidad de acción de todos los sectores para poder derrotar su plan motosierra. Política que lamentablemente no es compartida por todos los partidos que conformamos el Frente de Izquierda. Por ejemplo, PTS y MST llamaron a no concurrir a la marcha de la CGT del 1° de Mayo. Un grave error. Por suerte, esta desafortunada decisión no impidió que una importante columna independiente del sindicalismo combativo encabezada por las y los ferroviarios del Sarmiento, el Sutna, Ademys, AGD y otras organizaciones junto a Izquierda Socialista y el Partido Obrero, fuéramos a exigir a la CGT que garantice el paro del 9 y le dé continuidad con 36 horas y movilización.

¿Qué argumentaron PTS y MST para no ir? Que “no hay que hacerle el juego” a la burocracia traidora y que la CGT está negociando la reforma laboral.
Llama profundamente la atención que PTS y MST hagan ahora esas críticas, dividiendo ante una marcha donde concurrieron centenares de sindicatos, mientras antes impulsaban una política opuesta.
Está claro que la burocracia “dialoga y negocia”. Es más, levanta un programa económico de “consenso” con sectores patronales que repudiamos. Pero es la misma burocracia que llamó a la marcha a Tribunales en diciembre pasado y al paro del 24 de enero. En esa oportunidad, y en el resto de las acciones, todos los partidos del Frente de Izquierda junto al sindicalismo combativo, el movimiento piquetero que lucha y las asambleas barriales fuimos a reclamar el paro y plan de lucha. ¿Por qué ahora no? Justo en el momento en que viene creciendo el ascenso obrero y popular con la multitudinaria marcha en defensa de la universidad pública como su máxima expresión?

¿Para PTS y MST la burocracia sindical antes era “combativa” y ahora no? A no engañarse. Se trata de los mismos dirigentes burocráticos siempre proclives a negociar con las patronales y los gobiernos de turno, como lo hizo la CGT al no convocar a movilizar el lunes 29 y el martes 20 contra la Ley de Bases, política que repudiamos.
Esto es así desde siempre, por eso luchamos por una nueva dirección del movimiento obrero postulando al Plenario del Sindicalismo Combativo y por eso desde Izquierda Socialista venimos hace más de 20 años apoyando el ejemplo de las y los ferroviarios del Sarmiento en la Unión Ferroviaria contra la burocracia traidora que asesinó a Mariano Ferreyra.
El brutal ajuste de Milei obligó a distintos realineamientos políticos y sindicales. Atento a ello la CGT se vio obligada a convocar al paro y movilización del 24 de Enero, al 24 de Marzo, a la marcha del 1° de Mayo y ahora al nuevo paro general del 9. Eso es lo que está ocurriendo. Fruto de estas acciones unitarias arrancadas a la burocracia sindical es que cayó la originaria Ley Ómnibus y el gobierno tuvo que hacer una más acotada apelando a la complicidad de la oposición patronal para lograr la media sanción, ley que todavía no se aprobó definitivamente.

Con esta postura, PTS y MST no solo dividieron el 1° de Mayo sino que le dieron la espalda a todo el espacio de unidad y coordinación que viene actuando desde el 20 de diciembre en que le ganamos el primer round al gobierno haciendo el acto en Plaza de Mayo. Por otra parte, PTS y MST argumentaron que no había que ir a la marcha porque la CGT podía levantar el paro del 9. Pero si existía ese peligro, con más razón había que ir a exigirle que garantice el paro, haga asambleas y fundamentalmente le dé continuidad. PTS y MST cometieron un error infantil, propio de su sectarismo autoproclamatorio y divisionista que hay que seguir combatiendo.

Por la mayor unidad para derrotar el plan motosierra del ultraderechista Milei

Frente al ultraderechista Milei es necesario tener una política unitaria. Lo cual no quiere decir que no hay que seguir denunciando a la burocracia y exigir la profundización de las medidas. Esta política es la misma que llevamos adelante en las otras grandes convocatorias de masas. Así lo hicimos en la gigantesca movilización educativa del 23 de abril, donde convocaban nada menos que los rectores del CIN (Consejo Interuniversitario Nacional), la FUA dirigida por Franja Morada y el radicalismo y la totalidad de las burocracias sindicales de docentes y no docentes universitarios. También participamos en la marcha única que se realizó el 8M y dijimos que si no hubo una marcha unitaria el 24 de marzo fue por política de los organismos de derechos humanos ligados al kirchnerismo.

PTS y MST no solo no concurrieron a la marcha de la CGT, sino que vienen teniendo políticas autoproclamatorias y divisionistas desde antes, con ribetes desmoralizantes. Tal es el caso de las declaraciones de Myriam Bregman cuando al criticar a la CGT por no llamar a un paro cuando se trató la Ley de Bases (crítica que compartimos), dijo que en virtud de ello el paro del 9 sería “post-mortem”, como dando por perdida la pelea en curso contra Milei. A su vez, PTS terminó dividiendo y no firmó el documento común acordado con las organizaciones feministas el 8M. Del mismo modo propuso en las asambleas preparatorias de la marcha educativa que había que hacer “columnas diferenciadas” de las conducciones de los centros y federaciones estudiantiles, política que por suerte no prosperó.

Volvamos a la marcha de la CGT. ¿Había que decirles a los miles de activistas de los distintos gremios que no concurran? ¿Qué tenía que decir la Unión Ferroviaria Seccional Oeste, el Sutna, Ademys, los sutebas combativos y la AGD? Según PTS y MST tenían que llamar a boicotear la marcha. Nosotros, en cambio, sin confiar en la burocracia, llamamos a marchar con una política de exigencia como lo hicimos con una bandera que decía “Por un gran paro el 9/5. Sigamos con paro de 36 horas y movilización”. Esto no impidió que luego concurriéramos al acto de toda la izquierda que ya habíamos convocado a Plaza de Mayo.

Estos debates seguirán ante el paro del 9. Estamos convencidos que la tarea número uno pasa por llamar a garantizar un “parazo”, exigiendo la continuidad con un nuevo paro de 36 horas y movilización, en el marco de un plan de lucha nacional. Planteando a su vez que la CGT y las CTA deben movilizar el día que se trate la Ley de Bases en el Senado. Eso es lo que acaban de votar los ferroviarios del Sarmiento en una masiva asamblea. Así se tiene que plantar el sindicalismo combativo y la izquierda revolucionaria, siendo los campeones por masificar las acciones de lucha contra el ultraderechista Milei y sus cómplices. Mientras peleamos por una nueva dirección sindical democrática y combativa y postulamos al Frente de Izquierda Unidad como la única alternativa política válida frente a Milei, desenmascarando al peronismo que solo piensa en las elecciones de 2025.

Llamamos a PTS y MST a cambiar y a sumarse a la gran tarea de la hora: unidad en la movilización y en la coordinación para derrotar este plan de guerra contra el pueblo trabajador.

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa