Dec 01, 2020 Last Updated 9:03 PM, Nov 30, 2020

El FMI volvió con Macri y se queda con Alberto

Publicado en El Socialista N° 486
Tags

Escribe Juan Carlos Giordano, diputado nacional electo Izquierda Socialista/FIT Unidad

El gobierno del Frente de Todos, incluido el peronismo kirchnerista, dice que en los doce años de gobierno de Néstor y Cristina se expulsó al FMI, que Macri lo trajo de vuelta y que ahora a Alberto Fernández no le queda otra que volver a acordar con ese organismo para refinanciar y pagar una deuda a pesar de que no se contrajo en beneficio del pueblo trabajador. Con esto quieren justificar el nuevo pacto con el FMI y las políticas de ajuste. Veamos cómo fueron los hechos.

Lo que hizo el kirchnerismo cuando gobernó no fue “romper con el FMI”, sino pagarle en diciembre de 2005 toda la deuda de contado, 10.000 millones de dólares, con el cuento de que de esa manera la Argentina se iba a liberar de sus dictados. Pero no fue así. La deuda externa siguió siendo el gran problema del país, a tal punto que en los últimos años de gobierno de Cristina Kirchner el Banco Central se estaba quedando sin reservas porque pagó de contado en la denominada “década ganada” 200.000 millones de dólares contantes y sonantes. Luego le pagó al Club de París, e incluso hay que recordar que, a pesar de que el gobierno en 2008 estatizó la jubilación privada (AFJP) quedándose con 30.000 millones de dólares, esa plata no fue centralmente para los jubilados sino para pagar deuda y dar créditos a multinacionales como General Motors.

El gobierno peronista ahora dice que al FMI y al endeudamiento los trajo Macri para justificar el nuevo sometimiento. Pero cuando asumió Néstor Kirchner en 2003, después del Argentinazo que había repudiado el endeudamiento e impuesto el no pago, en vez de seguir por ese camino y desconocer todo el endeudamiento externo que venía desde la dictadura, el peronismo kirchnerista reanudó los pagos mediante varios canjes, sometiendo al país a los dictados de los organismos financieros internacionales. O sea, ahora el gobierno paga con la excusa de que la deuda la contrajo Macri… ¡pero también pagaron en el gobierno anterior a pesar de que el Argentinazo “rompió con el FMI” e impuso el no pago! “Somos pagadores seriales”, decía Cristina.

Despejada esa versión falsa y distorsionada de la realidad como parte del acostumbrado doble discurso kirchnerista, vamos al debate actual. Es cierto que Macri nos endeudó y volvió a pactar con el Fondo Monetario. Pero, como dice el propio gobierno de Alberto Fernández, la mayoría de esa deuda fue para financiar la fuga de capitales y la campaña electoral del gobierno anterior. Era la gran oportunidad entonces para desconocerla y no pagar. ¿Por qué el gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner no hacen esto? ¿Por qué no hacen valer la teoría internacional de la “deuda odiosa”, que dice que cuando un gobierno (sea constitucional o dictadura, no importa) endeuda ilegítimamente a un país puede declararlo nulo de nulidad absoluta? El gobierno del Frente de Todos hace todo lo contrario. A tal punto que, de arranque, con la propia ley de emergencia votada en diciembre del año pasado, dispuso pagar 4.500 millones de dólares a pesar de que ya el propio gobierno de Macri estaba en cesación de pagos.

La cruda realidad es esta, con Fernández sigue el FMI. Es lo que denunciamos en las pasadas elecciones desde Izquierda Socialista con un inmenso cartelón de campaña. El FMI vino con la “derecha” de Macri y se va a quedar con el “gobierno popular”.

Otro tema es qué hizo el peronismo cuando gobernó Macri. Se la pasó haciendo actos con la leyenda “la patria está en peligro”, donde actores y artistas leían documentos repudiando el acuerdo Macri-FMI de 2018 junto a La Cámpora, Máximo Kirchner, Axel Kicillof, Hugo Yasky, Pablo Moyano, la CTEP y Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, con Hebe a la cabeza. Pero lo único que perseguían esos actos era ganar votos, no repudiar la deuda. Por eso nunca llamaron a una movilización o paro para derrotar el pacto Macri-FMI. Nunca el peronismo, incluida su variante kirchnerista, dijo que había que dejar de pagar y desconocer ese endeudamiento. Después ganó el Frente de Todos que, finalmente, en esa zaga de endeudamiento y entrega, está siendo una continuidad con las nefastas consecuencias que vemos hoy, cuando se está por votar una ley de movilidad jubilatoria robándole nuevamente a los jubilados y se sacó el IFE para cumplir con el FMI.

Cuando gobernaba Macri el peronismo decía “patria sí, colonia no”. ¿Pero cómo vamos a ser patria si para dejar de ser colonia hay que desconocer los pactos políticos y económicos que nos atan al imperialismo y al Fondo Monetario y dar pasos hacia una segunda independencia con un frente de países latinoamericanos que el peronismo nunca postuló? Desde la izquierda considerábamos entonces, igual que hoy, que para derrotar el pacto Macri-FMI hacía falta una gran lucha nacional para que todo el movimiento obrero y popular sea protagonista de esta gesta anti-FMI y antiajuste. Nada de eso ocurrió.

El nuevo pacto que se apresta a firmar el gobierno con el FMI y la política de Fernández y Guzmán idolatrando a ese organismo imperialista como un “FMI bueno”, está siendo muy mal visto por grandes franjas de sus propios votantes. A ellos les proponemos luchar para que no se firme ningún acuerdo con el Fondo Monetario y que se suspenda ya todo pago de deuda externa, volcando esos fondos para combatir todas las pandemias que aquejan a millones como parte de otro plan económico, obrero y popular.

 

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa