Aug 17, 2022 Last Updated 5:26 PM, Aug 15, 2022

Izquierda Socialista

“Superministro”. “Refundación del gobierno”. “Nueva etapa”. “Relanzamiento del Frente de Todos”. “Ahora sí a redistribuir el ingreso con justicia social”. Con estas frases se está recibiendo la asunción de Sergio Massa como ministro.

Es tal la crisis política del gobierno peronista del Frente de Todos que el ex titular de la Cámara de Diputados lo promocionan como el Ave Fénix (el mito que resurgió de las cenizas) cuando venía acumulando una de las peores imágenes negativas entre los políticos patronales argentinos.

El gobierno venía en caída libre. Los propios gobernadores le habían dicho a Alberto Fernández “así no duramos ni quince días”. De ese diagnóstico se pasó a “un optimismo generalizado de todos los que estamos en este espacio”, según dijo un referente del Frente de Todos. Es que después de semanas de un total desconcierto del gobierno, ahora aprovechan a Massa para intentar tomar un poco de oxígeno luego de menos de un mes que duró la desconocida Batakis generando un tembladeral con sus anuncios de un mayor ajuste. Batakis fue renunciada al bajar del avión que la traía de la visita con la titular del FMI para rendir cuentas. Se tuvo que apelar al plan que se había barajado al renunciar Guzmán pero que no se aceptó porque Sergio Massa “pretendía mucho poder” decían, pidiendo varios ministerios. Poder que se lo otorgaron ahora ante el riesgo de una mayor agudización de la crisis, aunque sea desproporcionado para su sector, que era el tercero en discordia después de Alberto y Cristina, La Cámpora y el peronismo kirchnerista.

En realidad, después de toda esta bruma, la sensación que queda es la que dijo otro referente oficialista: “Es la única bala que nos queda”. Algunos no saben si es de plata o de cobre.
 
El recambio cuenta con el beneplácito de los mercados (bancos y usureros internacionales), grandes patronales, el establishment económico y el FMI. Alberto Fernández presentó a Massa ante el staff del Fondo Monetario diciendo “fue mi escudero a la hora de reunir el apoyo político en el Congreso para aprobar el acuerdo con el FMI”. Los especuladores le regalaron una mejora acotada en los indicadores de mercado (valor del dólar, los bonos de la deuda, el riesgo país). Lo llaman un “veranito”, no para el pueblo trabajador por supuesto. Massa y sus laderos son confiables para ellos.

Lo que hay que agregar es que Massa tiene el beneplácito de Cristina Fernández quien se sacó una foto para graficar su apoyo. “Una foto contundente” dijo un funcionario, conformándose con tan poco. Máximo Kirchner y Wado De Pedro se abrazaron a Massa en la despedida de la Cámara de Diputados. El senador Oscar Parrilli, mano derecha de Cristina, dijo “hay que acompañarlo”. El diputado nacional y titular de la CTA kirchnerista Hugo Yasky hasta llegó a decir que Massa “es un político de pura raza que tiene relación con la realidad de los sectores humildes, algo que no tenía Guzmán”. El nuevo superministro recibió también el apoyo de los gobernadores e intendentes del conurbano. Todo esto muestra que se le acaba el jueguito de Cristina de hacer sus discursos despegándose del gobierno en vistas a quedar bien parada para las elecciones del año que viene.
 
Se pinta a Massa como el que viene a solucionar los graves problemas del país. Pero las medidas anunciadas muestran lo contrario (ver página 3). La “mayor espalda” que se le endilga está direccionada para avanzar en un mayor ajuste, salvar las ganancias de grandes capitalistas y bancos, y de cumplir con las metas del FMI.

La “fábrica de dólares” de la que habla nos es otra cosa que seguir incentivando las ganancias de las petroleras, mineras y el agronegocio con enormes incentivos, exenciones impositivas, incluso retenciones cero como se le acaba de dar por ley a las automotrices extranjeras.

Los problemas acuciantes del pueblo trabajador pasan por otro lado. Ya van casi tres años de gobierno peronista y lo que crece es el hambre, la pobreza y los miserables salarios y jubilaciones. Y a la CGT no se le ocurrió mejor idea que sacar un comunicado para reivindicar al “compañero Massa”.

Julio terminará con una inflación cercana al 8%, otro verdadero impuestazo contra el pueblo trabajador. Y en el arranque de agosto aumentaron los boletos en colectivos, trenes y subte, las expensas, medicina prepaga y tantos otros productos de consumo masivo. Esto no se compensa con ninguna medida insuficiente como el bono por única vez de 11.000 pesos que se les otorgó a los que perciben el Potenciar Trabajo o los 1.600 pesos que le “ajustaron” a las y los jubilados, que representa el valor de un kilo y medio de carne.  

Desde Izquierda Socialista en el Frente de Izquierda Unidad llamamos, en primer lugar, a seguir apoyando las luchas obreras y populares. Denunciando a la CGT y a la CTA por el nuevo apoyo que redoblaron con el gobierno, llamando a los trabajadores a exigirles que rompan ese pacto y convoquen a un paro general  y a un plan de lucha nacional.

Segundo, postulamos un plan económico obrero y popular para combatir de raíz el hambre, la pobreza y la desigualdad social. Plan económico cuya primera medida tiene que ser la suspensión inmediata de los pagos de la deuda externa y la ruptura con el FMI, para volcar esos recursos en aumentar salarios, jubilaciones, para dar trabajo genuino, además de nacionalizar la banca y el comercio exterior y reestatizar las privatizadas, entre otras medidas de fondo. Impulsando el espacio de coordinación de Parque Lezama que levanta esas medidas (ver página 5).

Tercero y para batallar por una salida de fondo, vamos a seguir fortaleciendo al Frente de Izquierda Unidad como la única alternativa política de los trabajadores y de la unidad de la izquierda. El peronismo en el gobierno es más ajuste y dependencia, lo mismo pasó antes con el macrismo y todos los gobiernos anteriores. Solo un gobierno de las y los trabajadores con una Argentina Socialista terminará con los males capitalistas y construirá una sociedad distinta sin pobreza, sometimiento y dependencia.

Tags


Escribe José Castillo

Sergio Massa asumió como “superministro” de Economía, absorbiendo a los ex ministerios de Desarrollo Productivo y Agricultura. Con pleno acuerdo de Alberto y Cristina Fernández, Massa llega para profundizar el ajuste que ya viene llevando adelante el gobierno peronista del Frente de Todos, de la mano del FMI.

Con el beneplácito del establishment, Sergio Massa dio a conocer su equipo y finalmente este miércoles sus medidas económicas. Se puede resumir en pocas palabras: más ajuste, más sometimiento al FMI, y más privilegios para los monopolios agroexportadores, del gas y el petróleo, la minería y los banqueros. Para el pueblo trabajador no hay nada. Sólo promesas, que aún si se concretan serán migajas, profundizando la miseria, la baja salarial y la marginación social.

Todo a favor de los monopolios exportadores

El eje de la política de Massa pasa por conseguir dólares para “recomponer reservas”. La pregunta es para qué. ¿Acaso se trata de conseguir dólares frescos para mejorar los salarios de los trabajadores, o las jubilaciones, o para lanzar una plan de obras públicas que genere trabajo genuino? ¿Es para construir escuelas u hospitales? Nada de eso. Massa quiere juntar dólares para que crezcan las reservas y así cumplir con el Fondo, que exige que aumenten a 5.800 millones de dólares a más tardar a fin de año, para así garantizar los pagos de deuda. Y también para poder alimentar a los especuladores en su bicicleta financiera.

También hay que preguntarse cómo hará Massa para obtenerlos. Su política es ofrecerles más ventajas a los monopolios exportadores, pagarles “mejor” por cada dólar exportado, brindarles subsidios, exenciones impositivas y todo tipo de beneficios. Esta es su famosa fábrica de dólares, en realidad una fábrica de privilegios y vía libre al saqueo.

Más plata para los banqueros

Los especuladores financieros ya hace un par de meses que vienen amagando con no renovar los vencimientos de bonos y letras de la deuda interna. Eso fue lo que recalentó el dólar y uno de los motivos de la corrida cambiaria de las últimas semanas.

Sergio Massa y el presidente del Banco Central Miguel Pesce buscan que se renueven esos bonos y letras ofreciéndoles mayores premios: una tasa de interés cada vez más alta. Mientras los banqueros e “inversores” financieros festejan, ya que cobran millonadas solamente por renovar sus tenencias de bonos, para los trabajadores se encarece el crédito popular, los financiamientos con tarjetas de crédito y las compras en cuotas.

De gira por Estados Unidos, Francia y Qatar

Como parte de su plan económico, Sergio Massa anunció que saldrá de gira. Irá Estados Unidos, obviamente a reafirmar sus compromisos con el FMI, y de paso a ofrecer más privilegios para el saqueo de nuestras riquezas a los pulpos yanquis. Luego se dirigirá a Francia, a renegociar la estafa de la deuda con el Club de París. Y finalmente, recalará en Qatar, donde aspira a obtener fondos de nuevos préstamos (ahora se los llamará REPO) que, si los consigue, no serán más que una nueva vuelta de tuerca en la bola de nieve sin fin de nuestra deuda externa: algunos millones de dólares para “pasar un par de meses”, que después habrá que devolver con creces gracias a los intereses acumulados.

Se profundiza el ajuste

Todas estas medidas a favor de los grandes monopolios, las transnacionales, los banqueros y los especuladores se apoyan en una “expectativa”: que Massa tendrá más “volumen político” (así se está diciendo) para poder implementar el mayor ajuste que exige el Fondo. Massa reafirmó que, como sea, cumplirá con las metas acordadas en marzo pasado con el FMI, que exigen reducir el déficit hasta el 2,5% del PBI y no utilizar un peso más de emisión monetaria lo que sólo puede lograrse con un fortísimo ajuste. Con tarifazos (mayores a los pautados hasta ahora), salarios públicos y jubilaciones a la baja, congelamiento de planes sociales (se amenaza con una “auditoría para descubrir irregularidades”, con la explícita meta de reducirlos lo más posible) y ratificando todas las medidas de congelamiento de ingreso de personal que ya había anunciado Batakis.

Las medidas de Massa no contienen nada a favor de los trabajadores. Si hay algo, como el bono anunciado la semana pasada para los que perciben planes sociales, será absolutamente insuficiente. Se lanzan vagas promesas, como modificar el régimen de reajuste jubilatorio, pero en lo concreto lo único que hay es una  “compensación” de poco más de 1.000 pesos para quienes cobran la jubilación mínima. O el anuncio de que se reunirá con la CGT para “discutir” algún tipo de recomposición.

Nada bueno puede esperar el pueblo trabajador. El plan del Frente de Todos sigue siendo priorizar el ajuste con el FMI y los pagos de deuda por sobre las más urgentes necesidades populares.
La salida pasa por lo opuesto, postulando un plan económico alternativo, obrero y popular que, a partir de la suspensión de los pagos de la deuda externa y la ruptura con el FMI, coloque todos los recursos al servicio del salario, el trabajo, la salud, la educación y la vivienda.

Tags


Escribe José Castillo

A Sergio Massa muchos lo llaman “el hombre de la Embajada” por sus lazos cuidadosamente cultivados durante años con el poder político y económico norteamericano. Recordemos que años atrás hacía campaña electoral prometiendo “mano dura” a partir de su amistad con el alcalde Rudolph Giuliani de Nueva York. Más cercano en el tiempo, se jactaba de sus contactos con el partido Republicano. No es casualidad que uno de los primeros en felicitarlo fue justamente Mauricio Claver-Carone, el actual presidente del BID colocado allí por Donald Trump. Con la llegada de Biden al poder Massa desempolvó a sus viejos amigos del Partido Demócrata (Juan González, el segundo de Jack Sullivan, presidente del National Security Council, terminal con llegada directa al presidente yanqui). Las relaciones de Massa con los Estados Unidos no son solo políticas, tiene aceitados contactos con el mundo de los buitres especuladores como lo reconoció el titular del JP Morgan.

Massa coqueteó con el propio Macri apenas este asumió a fines de 2015 (recordemos que lo acompañó al foro de Davos en enero de 2016) y es un “confiable” para el empresariado local. El periodista Diego Genoud, autor de la Biografía no autorizada de Sergio Massa, menciona a alguno de sus amigos empresarios: Enrique Esquenazi (Grupo Petersen), Daniel Hadad, Daniel Avila (Grupo América), José Luis Manzano (Edenor y otras empresas), Alberto Pierri (Canal 26) y el fallecido Jorge Brito (Banco Macro). También tiene estrechos contactos con Marcelo Midlin (Pampa Energía) y Carlos Bulgheroni (Pan American Energy).

Para Massa lo más importante seguirá siendo cumplir con el ajuste negociado con el FMI y los pagos de deuda externa. Para eso incorporó a dos figuras con larga historia. Para el recién creado “Comité para el desarrollo del mercado de capitales y seguimiento de la deuda pública” tendrá nada más ni nada menos que a Daniel Marx. Este personaje fue director del Banco Central en la época de Alfonsín cuando ese gobierno reconoció la totalidad de la deuda que impuso la dictadura con el genocidio. Luego fue negociador de la deuda entre 1987 y 1993,  uno de los principales impulsores del Plan Brady durante la época de Menem y Cavallo. Finalmente reapareció como secretario de Finanzas del gobierno de De la Rúa y a fines de 2000 fue uno de los principales negociadores del llamado Blindaje que luego ya con Domingo Cavallo terminaría en el “megacanje” de junio de 2001, otra estafa de la deuda que terminó en una causa judicial escandalosa.

Por si esto fuera poco, el jefe de asesores de Massa será Leonardo Madcur, uno de los responsables principales junto con Guillermo Nielsen y Roberto Lavagna de la reestructuración de la deuda en 2005 en el gobierno de Néstor Kirchner después que el Argentinazo impuso el no pago. Una anécdota para completar la pintura: Madcur, amigo de Javier Milei, fue quien presentó al hoy diputado “libertario” a Eduardo Eurnekián para que este desde Aeropuertos Argentina 2000 le financiara lo que terminó siendo su carrera política.

Como Secretario de Hacienda vuelve Raúl Rigo, quien ya estaba con Martín Guzmán y fue asesor de Hernán Lacunza cuando éste fue ministro de Economía de la Provincia de Buenos Aires con María Eugenia Vidal. Tiene además excelentes contactos con Horacio Rodríguez Larreta. Lo que se dice “un todo terreno” para cualquier gobierno patronal.

Con los antecedentes de Massa y su equipo no es extraño que el establishment económico local le haya hecho un guiño bajando provisoriamente el dólar. Massa está para garantizarles sus superganancias.
                                                         

Tags

 Escribe Guillermo Sánchez Porta
 
En medio de la crisis con la renuncia de Batakis y la asunción de Massa, la cúpula de la CGT decidió sacar un comunicado de fuerte apoyo al nuevo ministro. Hace falta una CGT que defienda a los trabajadores, no al gobierno y las patronales.
 
Millones de trabajadores y sectores populares pasamos semanas de angustia. Todos los días suben los precios, las tarifas, los alimentos, faltan elementos de primera necesidad. La plata no alcanza. En medio de esto, los dirigentes de la CGT y las CTA se pelean en ver quien se muestra más servil al gobierno. Si hay que “defenderlo frente a los especuladores” o si hay que “apoyarlo” sin más.

Antes que asumiera Massa, la CGT tuvo que anunciar una movilización después de años de inacción, donde apoyó y dejó pasar todo tipo de ajustes. Además de su reacomodamiento en la interna del Frente de Todos, este llamado muestra que en la base de los trabajadores crece la bronca por la crisis económica. Pero ese malestar de los trabajadores, ese rechazo al gobierno peronista y a la situación social, en vez de utilizarlo para salir a la lucha, los dirigentes de la CGT tratan de encorsetarlo y usarlo para sus peleas en el Frente de Todos.

Moyano volvió a su viejo dicho, sería “una marcha contra nadie”. Yasky dijo que era “en apoyo al gobierno del Frente de Todos, ante los ataques de sectores especulativos”. Algunos del triunvirato debieron acomodarse un poco, “es contra la inflación y la carestía”. “Si el campo reclama, los empresarios reclaman, los banqueros reclaman, nosotros no podemos quedarnos callados”, dijeron. Pero el nombramiento de Massa “acomodó” un poco las cosas para estos burócratas. “Hoy más que nunca, primero la Patria” titularon en su comunicado de saludo a Massa, “a quien conocemos y confiamos plenamente la orientación que dará el compañero Sergio Massa a la economía argentina”. Una vergüenza.

Luego se reunieron con Manzur, el jefe de gabinete, para ver si podía darles algún anuncio que les permitiera fundamentar el levantamiento de la movilización. No lo consiguieron. Esperaban que Massa les diga algo que les sirva para argumentar a los trabajadores el porqué de su optimismo ante el nuevo ministro y los justifique a seguir sin llamar a un paro nacional. Pero Massa sólo dijo que “en los próximos días impulsará reuniones de empresarios y trabajadores” o sea, nada.

Nada bueno vendrá para los trabajadores del nuevo gabinete del Frente de Todos. Y es hoy cuando necesitamos un inmediato aumento de salario, jubilaciones y ayudas sociales para llegar a la canasta familiar. Para eso hay que aplicar un plan económico opuesto, que arranque por romper el pacto con el FMI, dejar de pagar la deuda externa y usar ese dinero para las necesidades de los trabajadores y sectores populares.

La CGT y las CTA tienen que romper su pacto con el gobierno. “Hoy más que nunca, primero los trabajadores”, debería ser el título de los comunicados de la CGT y llamar al paro nacional y movilización. La marcha del 17 debería ser contra el ajuste del gobierno del Frente de Todos, principal responsable de la brutal crisis económica y social que vivimos, no ubicarlo como “víctima” de nadie.

Desde el Plenario del Sindicalismo Combativo, PSC, que encabezan los ferroviarios del Sarmiento con Rubén “Pollo” Sobrero, los dirigentes del Sutna que están en un duro plan de lucha, los docentes porteños de Ademys y ATEN Neuquén (que están de paro junto a docentes de once provincias más), de AGD-UBA, Ceramistas, Estatales y trabajadores de la Salud combativos, no dudamos en que vamos a marchar el 17 de agosto. Pero será para sostener los reclamos de los trabajadores, no del gobierno y las patronales. Para luchar por un plan económico alternativo obrero y popular. Para exigir e impulsar el paro nacional y plan de lucha, no para pactar con el gobierno y sostener el ajuste del FMI. Y convocaremos a los movimientos sociales combativos, sindicatos, organizaciones sociales, al Frente de Izquierda y los partidos políticos que compartimos el plan económico alternativo que llevamos con el Espacio de coordinación de Lezama a Plaza de Mayo el 9 de julio, a marchar todos juntos.

Tags

Escribe Mariano Barba

Ni bien se fue confirmando la noticia de que Sergio Massa sería el nuevo integrante del gabinete, con una ubicación preponderante como “superministro” a cargo de Economía y otras áreas, varios dirigentes sindicales burocráticos se pronunciaron en apoyo a su llegada. Hugo Yasky, el principal referente gremial kirchnerista, titular de la CTA de los Trabajadores y diputado nacional por el Frente de Todos, fue uno de ellos.

Así, realizó declaraciones de bienvenida a Massa: “sería bueno la incorporación de Massa al gabinete, es una de las tres cabezas del Frente de Todos, los que conforman esa sociedad estando en el gobierno le van a dar más fortaleza”.

Quiere hacernos creer que la aparición de Massa es por pedido de trabajadores y sectores populares: “La gente te dice que hay que unir y fortalecer, darle al gobierno la posibilidad que se muestre unido y tiene que haber cambio en el gabinete para que eso sea posible, creo que sería muy bueno”. Una verdadera fábula para justificar el rápido apoyo a Massa y a su ajuste.

Yasky como máximo dirigente de la CTA y ex secretario general de Ctera olvida que los docentes y los trabajadores estatales de todo el país tienen sueldos por debajo de la línea de pobreza y algunos sectores por debajo de la línea de indigencia.

En lugar de dar respuestas a la bronca contra el ajuste y la inflación de la inmensa mayoría de trabajadores y desocupados que reconocen la responsabilidad del gobierno de Alberto, Cristina Fernández y el Frente de Todos, Yasky los libera de toda culpa sumándose al discurso de que “hay un intento de desestabilización, es imposible no verlo, es imposible disimularlo, es querer tapar un elefante con una servilleta”.

El gobierno peronista firmó el acuerdo con el Fondo y está pagando la deuda de Macri, permite la suba indiscriminada de precios, pacta con los banqueros super ganancias históricas y entrega a las multinacionales todas las riquezas del subsuelo; tanto petróleo, gas como minerales.

Desde Izquierda Socialista nos ubicamos en el lado opuesto del kirchnerista Yasky, quien una vez más se pone del lado del gobierno y del ajuste y abandona a su suerte a los estatales y docentes que están en lucha en varias provincias. Seguimos exigiendo a la burocracia sindical, sea de la CGT o de las CTA, que rompan su pacto con el gobierno y llamen a un paro general y a un plan de lucha para enfrentar el ajuste. 

Tags
Ya salió la Correspondencia Internacional N°50: La invasión a Ucrania agudizó la crisis del capitalismo
Correspondencia Internacional N.49: ¡Fuera Putin de Ucrania! Apoyo a la resistencia ucraniana. No a la OTAN
Salió la revista dedicada al tema ambiente
«
  • 1
  • 2
  • 3
»
Intervenciones en el segundo Congreso del MAS (1985)
El Golpe Gorila de 1955 - Las posiciones del trotskismo - Nahuel Moreno - Textos de 1955/56
Historia del PST 2 - Del gobierno de Cámpora a la muerte de Perón
«
  • 1
  • 2
  • 3
»

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa

Más Leídos

Una banca de las y los trabajadores en el Concejo Deliberante de la Ciudad de Córdoba

Una banca de las y los trabajadores…

11 Ago 2022 COMUNICADOS DE PRENSA

Diputado Giordano sobre Sergio Massa / “Más ajuste, tarifazos y pagos al FMI”

Diputado Giordano sobre Sergio Mass…

04 Ago 2022 COMUNICADOS DE PRENSA

"El Frente de Izquierda Unidad convoca a Audiencia Pública en Defensa del Ambiente”

"El Frente de Izquierda Unidad…

08 Ago 2022 COMUNICADOS DE PRENSA

Acto en apoyo a la resistencia ucraniana / ¡Fuera las tropas rusas de Ucrania!

Acto en apoyo a la resistencia ucra…

01 Ago 2022 COMUNICADOS DE PRENSA