Sep 18, 2021 Last Updated 6:39 PM, Sep 18, 2021


Escribe Gloria Cimino, candidata a diputada nacional en San Juan por Izquierda Socialista/FIT Unidad

En San Juan transitamos una campaña electoral poco común. Los partidos patronales no han salido con fuerza como en oportunidades anteriores. Se percibe el descontento en las calles. Los trabajadores y los sectores populares ven con desconfianza a los gobiernos peronistas de Sergio Uñac y Alberto Fernández. Sus promesas de llenar las heladeras nunca se hicieron realidad y la desocupación y la miseria golpean duramente en la provincia. Del mismo modo, Juntos por el Cambio no es bien recibido en las caminatas de sus candidatos, ya que aún está muy fresco el recuerdo del fuerte ajuste al que nos sometió Macri.

En este contexto se está negociando el megaproyecto minero llamado Josemaría, en el departamento de Iglesias, para extraer cobre y oro. Favorecida por los beneficios otorgados por la Ley de Regalías Mineras, la multinacional canadiense Resources Inc utilizará 515 litros de agua por segundo para extraer los minerales. Se autoriza este consumo de agua en medio de una sequía que lleva más de diez años y que golpea la zona cordillerana con una fuerte crisis hídrica. Ese proyecto va a aumentar los cortes de agua en verano, perjudicando a los regantes sanjuaninos que deben mantener sus cultivos y el buen estado del arbolado público, afectando el ambiente. En algunas comunas se secó el 30% de los árboles por la falta de agua. Pero los acuerdos con las multinacionales “amigas” valen más que las necesidades de los pequeños productores y el pueblo, como ocurrió con Barrick y su contaminación.

Para terminar con los privilegios de las multinacionales mineras destructoras del ambiente y los políticos patronales que aumentaron la pobreza con desocupación y salarios de hambre, sumate al proyecto de la izquierda. Lamentablemente, el MST ha roto esa unidad y se presenta en listas separadas. Llamamos a rechazar esa actitud divisionista votando a la Lista 1A Unidad de la Izquierda, formada por el PTS, el PO e Izquierda Socialista, los partidos fundadores del FIT Unidad. Votá y conseguí votos para este proyecto unitario.


Escribe Agustín Gigli, candidato a diputado nacional  Chubut, por Izquierda Socialista/FIT Unidad
 
Chubut es una provincia de baja población, por lo que sólo se disputan dos cargos de diputados y tres de senadores. Los dos ministros del gobierno provincial con “mejor” imagen intentan lograr un apoyo pero sin que figure Arcioni, un gobernador que no puede presentarse en ningún lado. Y el peronismo kirchnerista empieza una campaña para recibir el voto tratando de polarizar contra ellos. Pero ambos son aliados en el ajuste provincial, en la entrega de los recursos naturales a las mineras, las petroleras y pesqueras. No hay salida votándolos. Sólo el Frente de Izquierda lista 1A presenta una alternativa para los trabajadores, levantando no sólo la lucha ambiental en defensa del agua y contra el saqueo, sino también contra el ajuste que dejó a decenas de trabajadores estatales sin su salario por meses. Arcioni comenzó a pagar las deudas, pero no abre las  paritarias desde hace dos años.

La única salida para los trabajadores es apostar por la construcción de la alternativa unitaria de la izquierda, para salir fortalecidos de esta elección. Es la pelea que damos desde Izquierda Socialista y el Frente de Izquierda Unidad lista 1A, participando en las luchas y asambleas contra la megaminería y en defensa del agua.

Lamentablemente vamos divididos a las PASO. El MST decidió enfrentar a la lista “unidad de la izquierda”, integrada por Izquierda Socialista, el Partido Obrero, el PTS y el PSTU en lugar de escuchar el reclamo que viene desde abajo de construcción de la alternativa unitaria. Desde Izquierda Socialista enfrentamos la política divisionista al mismo tiempo que enfrentamos al gobierno en estas elecciones.


Escribe Mercedes Trimarchi, candidata a legisladora CABA, por Izquierda Socialista/FIT Unidad
 
El proyecto de ley de protección de los humedales duerme en el Congreso cajoneado por el peronista Sergio Massa del Frente de Todos. Es que cuando se trata de favorecer el negociado inmobiliario no hay grietas, “Todos” y “Juntos” frenan el debate del proyecto que estaría perdiendo estado parlamentario a fin de año. Para visibilizar esta situación, desde la Multisectorial de Rosario junto con la Coordinadora Basta de Falsas Soluciones y varias organizaciones ambientalistas organizaron la “Travesía Kayak en defensa de los humedales”, que consistió en bajar por el río Paraná desde Rosario a Buenos Aires en kayak. Una vez que llegaron a la ciudad se sumaron a la movilización que partió de Plaza de Mayo y marchó al Congreso el pasado 19 de agosto con una exigencia común: #LeyDeHumedalesYa.

Los humedales son áreas que permanecen “en condiciones de inundación o con suelo saturado en agua durante considerables períodos”, según la definición de la página del Ministerio de Ambiente de nuestro país. Si bien se calcula que, a nivel mundial, cubren 12 millones de kilómetros cuadrados, desde 1970 su extensión ha disminuido aproximadamente un 35 por ciento. Entre las principales causas se hallan la urbanización, la deforestación, la pesca, la contaminación y el cambio climático. Pero también el fuego, por cuya causa solo en 2020 se perdieron cerca de 350.000 hectáreas debido a los incendios que arrasaron las islas del Delta del Paraná. En la Argentina existe una enorme diversidad de humedales, además del Delta y los esteros del Iberá (Corrientes), que son los más conocidos. En total son veintitrés y representan una superficie que supera las 5,5 millones de hectáreas. La ley de humedales que están frenando en el Congreso establece que estas áreas deben protegerse con especial cuidado.

Basta de negocio inmobiliario y destrucción ambiental

El barrio cerrado de Nordelta, ubicado en la localidad de Tigre, está construido sobre un humedal. El proyecto inmobiliario fue aprobado por la Legislatura bonaerense en 1992 durante el gobierno peronista de Eduardo Duhalde y comenzó a desarrollarse en 1999. Actualmente cubre unos 16 kilómetros cuadrados y viven unas 30.000 personas. El metro cuadrado de la “Ciudad Pueblo”, como lo llamó el empresario y desarrollador del proyecto, Eduardo Costantini, se cotiza en 2.200 dólares aproximadamente. En estos días Nordelta fue noticia tras conocerse que un carpincho había mordido y lastimado a un perro. La noticia se hizo viral y empezaron a difundirse más casos de una supuesta “invasión” de carpinchos en la zona. Pero varios de los expertos consultados indicaron que estos roedores viven en los humedales y que en realidad quienes están invadiendo la zona no son ellos, sino quienes construyeron el lujoso barrio. Desde el FIT Unidad lista 1A Unidad de la Izquierda exigimos la inmediata aprobación de la ley de humedales y denunciamos al gobierno de Alberto Fernández y su doble discurso, que con sus políticas favorece el negocio inmobiliario a costa de destruir el ambiente y la biodiversidad.


Escribe Mario Luaces, candidato a concejal La Matanza, por Izquierda Socialista/FIT Unidad

Este martes 24, un  grupo de vecinos del barrio Las Mercedes, de Virrey del Pino, donde está asentada la multinacional suiza Sika-Klaukol, se movilizaron acompañados por una delegación de Ambiente en Lucha y de nuestro partido, encabezada por el diputado Juan Carlos Giordano y nuestro compañero legislador de CABA Pablo Almeida, la coordinadora ambiental Basta de Falsas Soluciones y Tribuna Ambiental- PO, hacia la sede central de la Acumar, ente de control nacional de la cuenca Matanza-Riachuelo, para exigir el cierre de la fábrica junto a su relocalización, alejada de cualquier zona urbana, y el resarcimiento a los vecinos por los daños causados.

Una vez en la Acumar, una delegación encabezada por Susana Aranda fue recibida por funcionarios de este organismo, a los que se les entregó una carpeta con documentación que fundamenta el reclamo que los vecinos hace más de doce años vienen llevando adelante y da cuenta de las muertes y terribles daños ocasionados en la salud de los habitantes del barrio por el accionar de esta multinacional asesina.

Desde sus chimeneas, SIKA-Klaukol arroja al aire sílice particulado (vidrio molido), entre otros químicos,  además de derramar sus residuos a un arroyo que termina en el río Matanza. Esta empresa es de categoría 3 de contaminación, según la ley provincial 11.459. Esto quiere decir que es una industria nociva para el ser humano y debe estar ubicada, como mínimo, a 8 kilómetros de cualquier zona urbana. Esto no se cumple. Con la complicidad  del  intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, del Frente de Todos, el silencio de la oposición de Juntos y la connivencia de la Justicia se habilita a que esta empresa siga generando fabulosas ganancias con su actividad a costa de la vida de los vecinos. Más de cien habitantes del barrio murieron a causa de la contaminación. El gobierno nacional, por su parte, habla de educación ambiental pero deja pasar estas atrocidades.
Seguiremos acompañando incondicionalmente a los Vecinos contra Klaukol en su ejemplar lucha.
 


Escribe Agustín Gigli, candidato a diputado nacional Chubut, por Izquierda Socialista/FIT Unidad

La escasez de agua que hay en Chubut es alarmante. No solo en pueblos aislados como Yala Laubat (a 40 kilómetros del proyecto megaminero Navidad, sin agua desde hace dos meses), también en ciudades como Comodoro Rivadavia la situación es preocupante. Ante esto, el gobierno de Arcioni presenta un proyecto de ley de emergencia hídrica para decir que hace algo, pero en realidad sigue protegiendo los intereses de quienes provocan esta situación. En lugar de quitarle el permiso de uso de agua a las grandes empresas (petroleras, Aluar y Pan American Silver), nos quieren responsabilizar a los trabajadores y la población en general diciendo que todo se solucionará a través de campañas de concientización en las escuelas.

No somos los trabajadores los que dejamos sin agua a la provincia, son las grandes empresas y los terratenientes que hacen un uso indiscriminado de este recurso vital.
La campaña la realizan con el titular del Instituto Provincial del Agua, Nicolás Cittadini, prometiendo obras como el azud del lago Fontana, planificada en 1947. Pero al mismo tiempo dicen que la provincia es muy extensa para controlar el uso del agua. Mientras, continúan impulsando la megaminería como única alternativa a la crisis. Para dar un ejemplo, en el proyecto Navidad se calcula un uso de 8 millones de litros de agua diarios, el equivalente al consumo de 160.000 habitantes. Y desde el gobierno nacional y la Corte Suprema de Justicia avanzan con la habilitación del proyecto Suyai, que demandaría un consumo de agua equivalente al de toda la ciudad de Esquel.
Necesitamos más diputados y diputadas de izquierda que enfrenten estas políticas de saqueo y contaminación. Por eso hay que organizarse y votar al Frente de Izquierda Unidad y la lista 1A Unidad de la Izquierda.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa