Jun 15, 2021 Last Updated 2:19 PM, Jun 15, 2021

El pasado lunes 3 se reunieron estudiantes de distintos profesorados del conurbano bonaerense con la diputada Mercedes Trimarchi de Izquierda Socialista/FIT para impulsar el boleto educativo gratuito en el nivel terciario. A pesar de ser ley, la norma no está reglamentada para el sector y el costo de los pasajes hace que muchos deban abandonar sus estudios.  

En el marco de una avanzada del gobierno nacional de Alberto Fernandez para impulsar el modelo estractivista, Mendoza dio una gran pelea para defender sus recursos en contra de la megamineria. El cogobierno del radicalismo y el PJ votó modificar la ley 7722 para poder avanzar en proyectos mineros, pero producto de la movilización popular, tuvieron derogar esa modificación.

En Chubut, en el medio de movilizaciones y luchas contra el ajuste que viene desarrollando el gobernador peronista Arcioni, también se intenta impulsar la megamineria. Los trabajadores y sectores populares que denuncian el ajuste, también se movilizan para oponerse en defensa de lagos y rios y en defensa de la ley 5001.
Ya demostró el modelo megaminero sanjuanino, de los peronistas Gioja y Uñac, que solo busca la depredación de nuestros recursos, contaminación de diques y rios, y pobreza. No hay beneficio alguno con esta actividad para el conjunto del pueblo trabajador, solo destrucción y contaminación de los recursos para que las multinacionales se lleven superganancias, como la Barrik Gold, Panamerican Silver, entre otras.

En este marco es que el próximo 4 de febrero a las 15hs desde Obelisco (CABA) movilizamos en contra de la megamineria, en defensa de los recursos naturales y las leyes que los protegen.

Ambiente en Lucha - Izquierda Socialista - Frente de Izquierda Unidad

La muerte de Fernando Báez Sosa causó una gran conmoción e indignación en la sociedad. Desde Izquierda Socialista nos solidarizamos con la familia de Fernando y sus amigos, a la vez que exigimos justicia para sus asesinos.

¿Cómo puede ser que un grupo de chicos menores de 21 años maten a golpes a otro por manchar una camisa? El rugby y todos sus mandatos se han puesto en tela de juicio, y es positivo: el machismo y el uso de la violencia como forma de legitimar una supuesta posición de dominación. Pero no es el deporte en sí lo que generó este asesinato, creemos que hay razones más profundas para analizar este aberrante hecho.
Han circulado ejemplos en los medios y las redes sociales, antecedentes de hechos similares, muchos realizados por jugadores de rugby. En la mayoría hay un denominador común: la impunidad. Los agresores, en su gran mayoría, pertenecen a familias “tradicionales” de las distintas regiones donde se localizan los clubes. Este dato no es menor porque, como siempre denunciamos, la justicia no es imparcial, tiene lazos con el poder y es influenciable. Muchas veces estas familias son parte orgánica del poder judicial.
Sin embargo, no es el rugby el único deporte que tiene integrantes violentos y golpeadores que rebasan los límites de lo impensado. Las miles de mujeres asesinadas por femicidas son el ejemplo más concreto de que la aniquilación del “otrx” es una moneda corriente en nuestra sociedad patriarcal.

Son el sistema capitalista y sus gobiernos patronales -hoy el peronismo, antes el macrismo y el radicalismo-, quienes degradan cada vez más a la sociedad, los responsables de este hecho y de que lamentablemente se vayan a seguir dando, y son los cómplices de la justicia que otorga impunidad a dedo, pero pisa con pié de plomo cuando los crímenes los comete alguien pobre. Todos los veranos hay casos como el de Fernando, pero ¿qué hacen los gobiernos para frenar esto? Absolutamente nada. Siempre los de arriba quedan impunes.
Lo mismo sucede cuando los patovicas, la seguridad privada de los boliches, asesinan jóvenes o les pegan tanto que los dejan hospitalizados. También, como en el caso de Fernando, no se meten cuando ven peleas porque “ya no están dentro del establecimiento”. No quieren evitar las peleas; solo buscan que la noche transcurra normalmente y que no afecte las ganancias del patrón. Lo mismo la policía, que circulaba la zona, pero no hizo nada.

Los empresarios no se preocupan por la seguridad de la juventud que sale a bailar, solo les importa su lucro. Por eso ni la muerte de Fernando en la puerta de Le Brique impidió que sus dueños abrieran el boliche al día siguiente del asesinato. Indignante.
Las excepciones se dan cuando el pueblo se moviliza y exige justicia, como en este caso. Todo el país se conmocionó con semejante salvajada y es importante, fundamental, que el hecho no quede impune. Fernando era un joven de clase trabajadora, hijo de un encargado de edificio, que había hecho changas para poder irse de vacaciones. Pero fue asesinado por un grupo de cobardes que se consideran impunes, que saben que no son los primeros en hacer lo que hicieron, pero que actúan porque reconocen que la justicia siempre falla a su favor.
Desde Izquierda Socialista seremos parte de las movilizaciones reclamando que el asesinato de Fernando no quede impune.

¡Exigimos castigo para los asesinos de Fernando!

Gastón Godoy, Juventud de Izquierda Socialista

Como si fuera una práctica habitual, un grupo de jóvenes de Zárate cobardemente y a sangre fría asesinaron a golpes de puño y patadas a Fernando Baez Sosa de 19 años, en Villa Gesell.

La mayoría de los autores del brutal crimen son jugadores de rugby del Club Arsenal Naval de Zárate y le propinaron la mortal paliza a Baez Sosa a la salida del boliche La Brique. El joven fue ultimado en el piso, inconsciente, a patadas entre los diez participantes que interactuaron, de entre 18 y 20 años, causándole la muerte. Desde Izquierda Socialista repudiamos este crimen, reclamando justicia y nos solidarizamos con la familia de Fernando en este triste y doloroso momento.

El caso Nisman se ha vuelto a poner en el tapete en todos los medios al cumplirse cinco años de la muerte del fiscal. Ocurrió el 18 de enero de 2015. Desde entonces se han tejido todo tipo de hipótesis (suicidio, suicidio “inducido” o asesinato) y sin llegar a nada concreto. Nexflit difunde un documental sobre el tema. Gobierno y oposición macrista-UCR usan el caso Nisman para sus disputas judiciales y de poder. Pero ninguno va al fondo del problema.

Escribe Luis Covas

Para millones no hay dudas de que la muerte de Nisman está bajo sospecha. Los medios lo han transformado en un caso policial. Nexflix ha aportado una película documental. El enredo es muy grande. A tal punto que en el documental de Nexflit el actual presidente Fernández aparece diciendo, cuando ni era candidato, que no creía en la versión del suicido. Ahora cambió de opinión: “las pruebas acumuladas no dan lugar a pensar que fue un asesinato”, alentando la idea de revisar la pericia de la Gendarmería que apunta a la hipótesis del crimen. Mientras Sergio Massa hace declaraciones diciendo que se inclina por que fue “crimen o suicidio inducido”. Aparecen todo tipo de interpretaciones sobre la escena del baño. Diego Lagomarsino suma nuevas confusiones. Siempre rondan los “espías” y, en especial, el famoso Stiusso. Pero la muerte de Nisman esconde cuestiones políticas muy importantes. Él investigaba la causa del atentado de la Amia producido en julio de 1994.

Izquierda Socialista, como miembro del FIT, siempre tuvo una postura clara ante estos graves hechos que es importante volver a ubicar.

En primer lugar, sobre qué pasó con la muerte de Nisman, si fue suicidio o un crimen. No está en nosotros dar una respuesta. La responsabilidad de que aún no se sepa la verdad está en los gobiernos de turno, tanto el de Cristina Kirchner (2015) como el de Mauricio Macri y en la justicia del sistema. Es un caso bajo sospecha. La misma carátula del expediente decía “muerte dudosa”. Desde el primer día reclamamos su esclarecimiento(*). La investigación no fue clara. Basta recordar que se “ensució” la escena de la muerte. El rol confuso de la fiscal Viviana Fein, la entrada en el edificio de Berni o las idas y venidas de los custodios. Durante el gobierno de Macri la pericia se pasó a la Gendarmería sobre la cual no se puede depositar ninguna confianza.

En segundo lugar, sobre el atentado de la AMIA, que se produjo hace 25 años, que dio el triste saldo de 85 muertos, nuestra corriente socialista fue clara. Lo repudiamos desde un primer momento, cualquiera haya sido su autor, y nos solidarizamos con los familiares de las víctimas. Rechazamos la versión de Israel y de los dirigentes de la AMIA y la DAIA de que se tratara de un “acto antisemita” y que había que “buscar la “conexión local”. Luego la CIA e Israel pasaron a denunciar a Irán. De esa forma se buscó siempre desviar que el origen del atentado estaba en el conflicto del Medio Oriente y en el rol criminal del estado genocida de Israel contra el pueblo palestino. Y en el hecho de que el gobierno peronista de Menen había apoyado en 1991 la invasión imperialista a Irak (ver recuadro).

En tercer lugar, siempre se dijo, de parte del macrismo-UCR, que la investigación de Nisman sobre la Amia y su denuncia contra el memorando con Irán, firmado en el 2013 por el gobierno kirchnerista, buscaban llegar a la verdad sobre el atentado a la AMIA. Mientras el peronismo kirchnerista dio la versión, en el último tramo de su gobierno, de que el acuerdo con Irán era una “búsqueda de la verdad” y que evitaría “nuevos atentados”. Estas dos versiones son falsas. Ni Cambiemos ni el peronismo K buscaban la verdad sobre el atentado de la AMIA. Ambos, desde distintas posturas, avalaron siempre el punto de vista de los Estados Unidos e Israel, que fue un “atentado antisemista” organizado por Irán, desligado del conflicto de Medio Oriente, del rol genocida de Israel sobre el pueblo palestino y el apoyo de Argentina a la invasión yanqui a Irak en 1991.

El fiscal Nisman siempre fue un vocero de la postura yanqui y del sionismo. Y al momento de su muerte, con su denuncia por el acuerdo con Irán, se sumaba al bloque patronal opositor al gobierno kirchnerista. Pero lo que se pierde es que fue el propio Néstor Kirchner quien designó a Nisman en el 2004 como fiscal de la causa Amia. Para ello pusieron al ex Side y espía Stiusso a su servicio y pidieron el aporte de datos a la CIA y al FBI. Así se alineaban con el gobierno de Bush que había declarado a Irán el “eje del mal”. Para confirmar esto el 21 de septiembre de 2006, Cristina Kirchner, siendo senadora y primera dama, y el canciller Taiana se reunieron en Nueva York con los representantes de la poderosísima comunidad judía norteamericana, uno de los principales sostenes del Estado de Israel. Allí les pidieron que cuanto antes hubiera un dictamen en la Argentina acusando a Irán por el atentado. Pasado apenas un mes, se cumplió con ese pedido político-judicial. El fiscal Alberto Nisman, sin pruebas, dictaminó que el cruento atentado de 1994 fue ideado y realizado por el gobierno de Irán.

En cuarto lugar, es también falso que con la firma del memorando con Irán (2013), Cristina Kirchner daba un giro “antiyanqui” (**) En realidad esta negociación se adecuaba al cambio del imperialismo que con el nuevo gobierno de Obama se había orientado a negociar un acuerdo antinuclear con Irán. Cambiando la línea “dura” de Bush por los fracasos en Afganistán e Irak. Hasta Israel criticaba la táctica de Obama. Justamente ese acuerdo con Irán lo rompe años después Trump.

En quinto lugar, Cambiemos ratificó su alineamiento con Israel y Estados Unidos usando el caso Nisman y el tema del fallido pacto con Irán para hacer campaña electoral contra el peronismo K, buscando apoyo de amplios sectores de clase media. Y luego desde el gobierno lo usó para rearmar el poder judicial a su favor. Ahora el nuevo gobierno peronista trata de usar el caso Nisman para revertir esos cambios judiciales y las causas de corrupción pendientes en su contra. Ninguno buscó ni busca la verdad para el caso Amia ni para el caso Nisman.

La confusión política que genera el caso Nisman sumado el odio al macrismo y sus políticas proyanquis desembozadas y su uso represivo de la Gendarmería y demás servicios de seguridad, puede abrir expectativas entre la clase trabajadora y la juventud en que el nuevo gobierno peronista pueda producir cambios más favorables. Que se cambiará, por ejemplo, la política de todos los gobiernos de alinearse con Estados Unidos e Israel. El repentino viaje de Alberto Fernández a Israel mostraría lo opuesto. O cambios de fondo ante el tema de los “espías” y las investigaciones truchas (tipo Nisman) como, por ejemplo, disolver todos los servicios de inteligencia, empezando por la ex Side, y abrir todos los archivos desde la época de la dictadura. Lamentablemente los hechos están mostrando lo contrario. No lo hizo, en su momento, el gobierno de Cristina Kirchner y tampoco parece estar en los planes del nuevo gobierno.

(*) Ver declaración de Izquierda Socialista del 19 de enero de 2015.

www.izquierdasocialista.org

(**) Ver declaración Izquierda Socialista, El Socialista N°239. (27-2-2013). idem

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa