Feb 24, 2024 Last Updated 4:06 AM, Feb 24, 2024

No a la ley ómnibus y al DNU. Para derrotar el ajuste y la represión de Milei y el FMI / La CGT y la CTA deben llamar a paro y plan de lucha

Publicado en El Socialista N° 576
Tags

Escribe Adolfo Santos

El brutal ajuste del gobierno del ultraderechista Milei tuvo una primera y masiva respuesta de los trabajadores. El 24 de enero, millones paramos el país y centenares de miles colmamos la Plaza del Congreso y nos movilizamos masivamente en las principales ciudades de todas las provincias. Fue un contundente rechazo obrero y popular al plan de ajuste y represión de Milei y el FMI. El desafío ahora es lograr que la CGT y las CTA le den continuidad a esta lucha con un nuevo paro nacional y plan de lucha, exigiendo aumentos de salarios y jubilaciones, contra los despidos, la Ley Ómnibus, el DNU y el Protocolo Bullrich.
 
El fuerte paro y la gran movilización impactaron en el gobierno y la “oposición patronal dialoguista” (el bloque de Pichetto-Coalición Cívica de Carrió, la UCR, el PRO y el de “los gobernadores”) y aumentó la crisis e inestabilidad del proyecto reaccionario y anti derechos. Milei tuvo que retirar más de 200 artículos de la Ley Ómnibus y echar al ministro de Infraestructura Guillermo Ferraro. La presión popular y el malestar que expresó el paro explican esas idas y venidas, poniendo y sacando artículos, acordando un día una cosa para desmentir al día siguiente. El ministro Caputo llegó a hacer una cadena nacional informando que retiraba todo el paquete fiscal, mientras la oposición declaraba que ya habían acordado las medidas fiscales el día anterior. Pichetto echando a Sturzenegger de las reuniones secretas, y el resto de la “oposición patronal dialoguista” realizando negociaciones de todo tipo y aplazando los debates en el Congreso con el objetivo de beneficiar a distintos sectores patronales.
Finalmente, el martes 31 de enero comenzaron las sesiones que duraron tres días, hasta que se aprobó “en general” un dictamen que nadie tiene en claro qué dice y que recién el martes 6 (después de otros cuatro días de negociaciones secretas) se conocerán los artículos a tratar. Ninguno a favor de las y los trabajadores, y todavía no se puede asegurar cómo van a quedar antes de ir al Senado.
 
El paro, la movilización y la lucha contra el ajuste

El 24 fue un gran paro de doce horas. La movilización fue nacional, en algunas ciudades fueron multitudinarias. Más de 200 mil trabajadoras y trabajadores estuvimos en Plaza Congreso y alrededores. Y una importante columna independiente coordinada del sindicalismo combativo (con una gran columna de ferroviarios del Sarmiento), movimientos sociales combativos, asambleas vecinales, organismos de derechos humanos, de la Cultura, socioambientales, de mujeres, disidencias, jubilados, y el Frente de Izquierda, se hizo sentir exigiendo a la CGT “plan de lucha para derrotar el ajuste de Milei y el FMI”.

Pero después del paro la CGT está borrada. Sólo los sectores que coordinamos la columna independiente el 24, llamamos a movilizar con importante participación de asambleas vecinales, y la izquierda, en menor medida hubo grupos de ATE, La Cámpora y el Movimiento Evita. Hubo movilizaciones en el Congreso y en decenas de ciudades del país contra la Ley Ómnibus, siendo diariamente reprimidos por las fuerzas federales de Patricia Bullrich.

Mientras esta ley de entrega, antiderechos y represiva es tratada y se monta un espectáculo televisivo, la clase trabajadora y sectores populares, las y los jubilados seguimos sufriendo un brutal ajuste cotidiano. La inflación es galopante, aumenta la nafta, el transporte, las tarifas, los alimentos, alquileres, todo. ¡Menos los salarios y las jubilaciones! No hay paritarias, ni se aumenta el salario mínimo, jubilaciones ni planes sociales. Desde diciembre no llega comida a los comedores populares y crece la fila del hambre. Y ya hay miles de despidos. Esta situación es insoportable.
Paro y plan de lucha para derrotar la motosierra de Milei

El paro y movilización y los actos de protestas durante los días de debate fueron importantes para demostrar la disposición de lucha contra los proyectos reaccionarios del gobierno Milei. Durante las movilizaciones en Congreso se gritaba “a donde está esa traidora CGT” y “paro general”. Hasta a los diputados peronistas que salieron del Congreso cuando reprimieron fueron increpados por trabajadores y sectores populares que le reclamaron a esos dirigentes que hay que ir a fondo en la pelea para derrotar el ajuste y las leyes.

Desde Izquierda Socialista sostenemos que hay que darle continuidad al paro y movilización del 24 de enero, exigiendo a la CGT y a las CTA que tienen que llamar a un plan de lucha para derrotar el ajuste de Milei y el FMI. Tenemos que pelear por un aumento de emergencia de salarios y jubilaciones, igual a la canasta familiar. Contra los despidos y las leyes de ajuste y entrega. Por comida y ayuda social a los desocupados. Por presupuesto para educación, salud y obras públicas.

Para ello, llamamos a impulsar asambleas en los lugares de trabajo, pronunciamientos de cuerpos de delegados y profundizar todas las formas de la protesta social que se vienen dando: asambleas de vecinos, de artistas e intelectuales, del movimiento ambiental, de las mujeres y disidencias, con cacerolazos en los barrios y todas las auto convocatorias que surjan cotidianamente para frenar el plan motosierra.

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa