May 23, 2024 Last Updated 4:54 PM, May 22, 2024

Los orígenes del Primero de Mayo

Escribe Federico Novo Foti
 
El Congreso fundacional de la Internacional Socialista (Segunda Internacional), reunido en París en julio de 1889, entre sus resoluciones definió organizar una manifestación internacional en la que trabajadores y trabajadoras exigieran a los gobiernos de sus países reducir a ocho horas la jornada de trabajo y otros reclamos. La fecha señalada para realizar el “paro universal”, sería el 1º de Mayo de 1890. La elección de la fecha buscaba reivindicar la huelga del 1° de mayo de 1886 en la que habían parado cinco mil fábricas y se habían movilizado cientos de miles de trabajadoras y trabajadores estadounidenses, logrando conquistar la reducción de la jornada laboral. Sería también un homenaje a los “mártires de Chicago”, obreros anarquistas y socialistas ejecutados en noviembre de 1887, como parte de la violenta reacción de las patronales y el gobierno yanqui contra aquella heroica huelga.

En nuestro país, aquel 1° de Mayo de 1890 se reunieron tres mil trabajadores y trabajadoras en el Prado Español (barrio de Recoleta). Los oradores socialistas y anarquistas, en su mayoría inmigrantes, tomaron la palabra y reivindicaron el reclamo por la jornada laboral de ocho horas, la prohibición del trabajo infantil y la suspensión del trabajo a destajo. Las oradoras también reclamaron igual salario por el mismo trabajo para las trabajadoras. Por esos años la clase obrera argentina estaba dando sus primeros pasos de lucha y organización, atravesada por la crisis y terribles condiciones de trabajo. A la formación de sindicatos, le había seguido la creación de organizaciones anarquistas y socialistas, periódicos obreros y bibliotecas. Pero la respuesta de los gobiernos patronales no se hizo esperar. En 1902, el presidente Julio A. Roca promulgó la “Ley de Residencia”, que autorizaba a expulsar del país a todo “agitador”. Las huelgas y movilizaciones continuaron siendo ferozmente reprimidas. El 1° de Mayo de 1909, el Jefe de Policía, Ramón Falcón, desató la represión contra el acto anarquista en Plaza Lorea (hoy parte de Plaza Congreso), donde fueron asesinados once obreros y ochenta resultaron heridos. Las centrales obreras declararon la “huelga general” para exigir la renuncia del Jefe de Policía. Pero el gobierno declaró el estado de sitio. El movimiento huelguístico terminaría en pocos días sin haber logrado la renuncia de Falcón. Pero unos meses después, el 14 de noviembre, el joven obrero anarquista, Simón Radowitzky, haría justicia por mano propia, arrojando una bomba al carruaje de Falcón, quien moriría en el acto. Radowitzky fue apresado y condenado a cadena perpetua (sería indultado en 1929).

 En las décadas de 1920 y 1930 el avance de direcciones reformistas en el movimiento obrero, primero los sindicalistas y socialdemócratas (PS), y luego los estalinistas (PC), fueron transformando el Primero de Mayo de una jornada obrera, internacionalista y socialista en un día “democrático”, de apoyo a los gobiernos o sectores patronales “progresistas”. En 1947, Juan D. Perón en el gobierno oficializó la “Fiesta del Trabajo y la Lealtad”. Así el peronismo buscó transformar la histórica jornada de lucha independiente de la clase trabajadora y sus organizaciones en una fiesta oficial de gobierno y su partido. Con apelaciones a la “paz social”, Perón inculcaba en la clase obrera su política de conciliación entre patrones y trabajadores. Pero el sueño utópico del peronismo de unirse a los patrones para vivir mejor fracasó.

Cada año el capitalismo imperialista demuestra que sólo puede ofrecer más explotación, opresión y pobreza para la clase trabajadora y los pueblos del mundo. El fracaso de los gobiernos de centroizquierda que promueven la conciliación de clases permitió el avance de la ultraderecha. En nuestro país, el ultraderechista Milei logró llegar al gobierno tras el fracaso del gobierno peronista de Alberto y el de Macri. Este Primero de Mayo desde Izquierda Socialista/FIT Unidad llamamos a movilizar en todo el país contra el Plan Motosierra de Milei y el FMI, por un plan alternativo obrero y popular y, retomando la tradición internacionalista y socialista, llamamos a luchar por un gobierno de trabajadores y trabajadoras y por el socialismo mundial.

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa

Más Leídos

A cinco meses de Milei / Dos paros generales y ninguna ley

A cinco meses de Milei / Dos paros …

15 May 2024 El Socialista N° 582

Alerta Rigi

Alerta Rigi

15 May 2024 El Socialista N° 582