Jun 15, 2021 Last Updated 2:19 PM, Jun 15, 2021

Además de llevar nuestra solidaridad, El Socialista entrevistó a Catherine Inostroza y Paula Perazzo, médicas del Hospital de Niños de San Justo, quienes se movilizaron  masivamente el 26 de febrero a la municipalidad de La Matanza. Las compañeras vienen peleando por una recomposición salarial acorde con sus necesidades y también para que vacunen al personal del hospital.

ES.– ¿Cómo se viene desarrollando su lucha?

C.I.– Venimos reclamando bastantes cosas. Cuando empezó la pandemia nos nombraron trabajadores “esenciales”, pero parece que somos descartables. El 60% del personal del hospital no está vacunado. Esos compañeros se inscribieron para recibir la dosis pero el municipio y la gobernación no la han otorgado. Nuestro reclamo va más allá. Lo que se expresa en lo de las vacunas es corrupción. Pero la corrupción no empieza ni termina con esto. Viene de antes. Que nosotros estemos cobrando un sueldo por debajo de la canasta básica, eso es corrupción; que tengamos que tener pluriempleo para poder para sostener nuestros hogares, eso también es corrupción. Nosotros corremos de un lugar de trabajo a otro para poder mantenernos. Imagínense el cansancio que tenemos y la cantidad de errores que podemos llegar a cometer.

ES.– ¿Y el atraso salarial?

P.P.– Si vos agarrás un recibo de sueldo nuestro y lo comparás con un recibo de sueldo de un médico de Capital Federal te vas a encontrar que, aunque los médicos de Capital también están precarizados, nosotros lo estamos un 70% más que ellos. Cobramos un salario básico de 9.000 pesos.

ES.– ¿Cómo se vienen organizando?

P.P.– Nos reunimos semanalmente en asamblea y contamos con una comisión provisoria de ocho representantes. Hasta ahora lo venimos haciendo por fuera de los gremios del sector, que prácticamente no están en el hospital. Se viene movilizando una importante cantidad de compañeros.

ES.– ¿Algo más que nos quieran decir?

P.P.– Agradecerles su presencia. Nos ayudan a visibilizar este conflicto frente al que el municipio hace oídos sordos.

Los guardavidas lograron defender sus puestos de trabajo ante el ataque de la intendencia de Gustavo Genusso. Desde que les informaron que el municipio iba a cesar el servicio, lo cual era un despido inmediato debido a su situación de precariedad laboral, se organizaron para luchar. Compañeros de Izquierda Socialista Bariloche estuvieron durante meses junto a ellos y queremos difundir esta experiencia ante tantas situaciones similares en todo el país.

Entrevistamos a Juan Rapoport, Secretario General de la Asociación de Guardavidas de Bariloche.

¿Cómo se inició el conflicto laboral con el gobierno de Gennuso?

En septiembre de 2020 nos informan que el municipio no iba a brindar el servicio de guardavidas, por cuestiones económicas originadas por la pandemia. Eso era dejar a 40 familias en la calle, y a toda la gente sin el servicio esencial y obligatorio de seguridad en las playas, responsabilidad indelegable del Estado. Aunque el conflicto lleva varios años, por la precariedad de nuestra contratación y por el incumplimiento sistemático de la Ley Nacional 27155 de ejercicio profesional de guardavidas.

¿Qué acciones llevaron adelante en estos meses?

Hicimos de todo, en el plano sindical, político y judicial. Estábamos viendo que la pandemia y la crisis económica eran excusas para ajustar salarios y derechos laborales; y para retirar al Estado dejando servido algunos negocios a empresarios amigos del poder.

Poniendo el cuerpo en persistentes movilizaciones (más de 15 en 4 meses), instalamos el conflicto no solo desde el lado del trabajador, sino también desde el lado del vecine y del turista. Hasta llegamos a marchar desnudos en el centro cívico para graficar cómo nos estaba dejando el gobierno municipal.  Al mismo tiempo, nos apoyamos en una coherente estrategia judicial: exigir sin concesiones ni tibiezas el pleno cumplimiento de la ley.

¿Recibieron apoyo de otros sindicatos?  ¿Y organizaciones?

Tuvimos el apoyo de todos los sindicatos de guardavidas excepto uno muy identificado con la burocracia sindical porteña, que incluso intervino en favor del municipio y de un intento de tercerización del servicio. En Bariloche no recibimos ningún apoyo sindical. La ausencia más significativa fue de la conducción del SOYEM (empleados municipales).

Lo que hay que rescatar es el apoyo que recibimos de militantes de partidos políticos de izquierda. Y En algunos momentos del conflicto, también de concejales y algunos diputados provinciales del Frente de Todos.

¿Cuáles fueron los logros?

Haber podido mantener la unidad y movilización permanente de nuestro humilde sindicato en momentos tan duros. Haber podido resistir el intento de tercerización primero, y recorte salarial después, en plena pandemia. Conseguir un fallo judicial favorable, que ordenó al municipio reincorporar a los 35 guardavidas, en las condiciones laborales y salariales previas al conflicto, incluyendo el pago íntegro de salarios caídos, dándonos la razón en los ejes centrales de nuestro reclamo.

¿Qué necesitan para lograr sus reivindicaciones?

Es el punto más complejo de analizar. Hace falta en principio, conciencia obrera, conciencia de identidad de todos los trabajadores y trabajadoras, no solo los que los que tenemos trabajo sino también de los que no lo tienen. Conciencia y claridad también de cuál queremos que sea el rol del Estado; y eso no solamente entendido por los políticos sino también por les ciudadanes. Creo que hay que incluir una mirada o una forma de intervenir políticamente desde toda la gente, más allá de quien esté involucrado en el conflicto, en particular cuando se trata de la defensa de los derechos de los trabajadores. Esto permitiría construir una sociedad más solidaridad.

Todo el apoyo a los trabajadores del hospital “Dr. Raúl F. Larcade”

Los trabajadores del hospital municipal Larcade, de San Miguel, vienen realizando diferentes acciones votadas en asambleas por aumento salarial (tienen sueldos de miseria) y pase a planta permanente de todos los “contratados”. Además denuncian las graves condiciones causadas por el vaciamiento, que ya lleva años.

El intendente Jaime, en vez de darles respuestas, suspende las reuniones, amenaza para quebrar el conflicto y la unidad que se está dando entre los diferentes sectores del hospital organizados como Athul-Autoconvocados (Asociación de Trabajadores Unidos del Hospital Larcade).

Desde Izquierda Socialista acompañamos sus reclamos y acciones, como la última movilización al municipio, y llamamos a toda la comunidad a hacerlo para que triunfen.


Trabajadores del Parque de la Costa lograron la reapertura

Luego de largos meses de incertidumbre, con el parque cerrado y sueldos adeudados, se concretó la reapertura.

La lucha de un sector de sus trabajadores continuó a pesar de que los dirigentes de los sindicatos de Sutep y Pasteleros abandonaron todo reclamo luego del llamado del diputado Sergio Massa, quien en medio de una gran movilización tuvo que comprometerse a asegurar los puestos de trabajo.

La semana pasada el gobierno y los sindicatos realizaron un acto atribuyéndose este triunfo y agradeciendo a la nueva patronal. Nosotros felicitamos a cada trabajador que sostuvo esta lucha, sin la cual no se hubiera logrado la reapertura.

Ahora seguiremos acompañando a los compañeros que continúan reclamando a la nueva patronal por los salarios adeudados y la paritaria 2020.


No a los despidos en Swiss Just, de Lomas del Mirador

La fábrica suiza de cosméticos despidió a cincuenta trabajadores, algunos con veinte años de antigüedad.

La patronal aprovechó el último feriado largo para vaciar la planta. El miércoles 17, cuando llegaron los compañeros, les ofrecieron “que renuncien y que los volverían a tomar en Escobar”, a 80 kilómetros de su lugar de trabajo, una burla.

Los trabajadores, dispuestos a defender su puesto, ocuparon la planta. Allí ya han recibido muestras de solidaridad, entre otros, de los trabajadores de La Nirva y de los docentes del Suteba La Matanza, así como también de nuestro partido, Izquierda Socialista. Les damos todo nuestro apoyo y estamos al servicio de su lucha.

 

 

Este miércoles 17 de febrero se llevó a cabo el primer día de huelga y una conferencia de prensa que resolvieron democráticamente los y las docentes combativas en el marco de un plan de lucha impulsado por el sindicato Ademys, exigiendo que el gobierno porteño implemente las medidas y los protocolos necesarios para un retorno seguro a la presencialidad en las aulas. Como denunciaron nuevamente durante la conferencia de prensa de hoy, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires no amplió la planta de auxiliares de limpieza, no llamó a concurso a nuevos docentes, no arregló las escuelas y mucho menos abrió la discusión paritaria adeudada.

En la conferencia de prensa realizada por Ademys frente a la jefatura de gobierno participó el legislador porteño por el Frente de Izquierda Unidad en representación de Izquierda Socialista, Pablo Almeida expresó: “los grandes anuncios de Larreta, Acuña y Trotta obligan a miles de alumnos, docentes y no docentes a concurrir a las escuelas sin ningún protocolo de seguridad ni medidas de higiene necesarias en el marco de esta pandemia”. Agregó también: “las escuelas no se abren con discursos sino con recursos y los recursos necesarios para resolver una presencialidad segura existen. Son los mismos recursos que el gobierno nacional usa para pagarle al fondo monetario internacional y demás instituciones usureras”.

Por último, la conferencia de prensa llamó a apoyar las distintas jornadas del plan de lucha por un retorno seguro a la presencialidad convocando a la caravana de mañana jueves desde el congreso nacional al palacio Pizzurno a las 17hs.

 

CONTACTO

Legislador Pablo Almeida: 11-3377-0008 @palmei

Facebook: Pablo F. Almeida

Prensa del legislador: 1161934551

Escribe Graciela Calderón, Secretaria Adjunta Suteba La Matanza y dirigente de Docentes en Marcha

Ademys, Suteba Multicolores y la docencia combativa nacional exigen condiciones para el regreso presencial

La ofensiva política de Larreta y Acuña (ahora con el aval de Trotta) de intentar un regreso presencial adelantado, completo y sin ninguna garantía para la salud de docentes auxiliares, estudiantes y sus familias, obligó a que el sindicato combativo de CABA, Ademys, encabezado por Mariana Scayola y Jorge Adaro, se pusiera al frente del reclamo de presupuesto para que garantizar las condiciones de un regreso ordenado, con clases presenciales y virtuales, con protocolos realistas, con vacunación a los docentes y a toda la comunidad educativa, denunciando la verdadera situación de falencias en las escuelas. Ademys plantea que para reabrir las escuelas hacen falta recursos, no discursos.

También se realizaron reuniones de sindicatos y dirigentes docentes opositores en diferentes provincias y seccionales, como los Suteba Multicolores (encabezados por La Matanza), ATEN multicolores, Amsafe Rosario, SUTE Mendoza, GDA Formosa, seccionales combativas de Adosac Santa Cruz, entre otros, y dirigentes opositores a la burocracia de varias provincias.

Además de la cuestión del presupuesto para invertir en lo necesario para lograr un regreso seguro, los docentes estamos reclamando un inmediato aumento salarial que empiece recuperando lo perdido frente a la inflación en 2020 y lo previsto para el 2021 (se pronostica que será de un 45% a 50%), blanquee las sumas en negro y lleve el salario al valor de la canasta familiar. Del tema salarial, al día de hoy, ni el gobierno ni la burocracia sindical de Ctera, UDA, CEA y sus referentes provinciales, dicen una palabra.

Todo indicaría que las burocracias sindicales nacionales y provinciales también acordarían con Trotta y los gobernados dejar correr sus protocolos ridículos, apoyando el regreso presencial inseguro y dejando que cada escuela reclame aisladamente por los problemas de infraestructura e insumos. O sea, una vez más dividir a la docencia para la lucha salarial y presupuestaria, por provincia y ahora por escuela.

En la multitudinaria asamblea que realizamos en Suteba Matanza (¡casi 500 docentes en febrero!) y en la posterior reunión de los directivos de Suteba Multicolores, aprobamos participar en la jornada nacional de lucha de la docencia opositora el día 12.En AMBA, junto con Ademys, realizaremos un acto frente a la Quinta de Olivos a las 10 horas, cuando estén reunidos el Consejo Federal de Educación con el presidente Fernández y Trotta.

Posiblemente la asamblea de Ademys del día 11 de febrero se incline a votar un No Inicio de clases el 17 de febrero y, si todo sigue así, seguramente los Suteba Multicolores y el sindicalismo combativo en todo el país, además de exigir a Ctera y los sindicatos que tomen medidas de lucha, resolveríamos no inicio y plan de lucha en cada una de las provincias.

Desde Docentes en Marcha llamamos a la docencia de todo el país a que nos organicemos junto a familias y estudiantes y salgamos a luchar por nuestros reclamos.

 

 

 

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa