May 14, 2021 Last Updated 12:58 AM, May 14, 2021

Escribe Ana Valverde, Unión de Trabajadores Jubilados en Lucha (UTJEL)                                         

El miércoles 17 de Marzo en todo el país hubo importantes movilizaciones, actos y encuentros de jubilados y pensionados contra la política de hambre y miseria del gobierno nacional y de los gobernadores. Se desarrollaron en las más importantes ciudades del país: Córdoba, Neuquén, Rosario, CABA, etcétera.

Los jubilados/as y pensionados/as de Utjel en CABA, de Jubilados en Marcha en Córdoba, y de Neuquén y otras ciudades, planteamos el siguiente programa:

  • Repudio y derogación de la ley de movilidad jubilatoria de Fernández y el FMI.
  • Por una jubilación mínima no menor a 56.000 pesos que equivale a la canasta básica del jubilado.
  • Por un 82% Móvil para todos los jubilados del país.
  • Vacunación Ya, a todos los adultos mayores del país.
  • No al pago de la deuda externa. ¡Plata para los jubilados, salud y educación!
  • Que el Anses y el PAMI, como así también las Cajas provinciales y las obras sociales, sean devueltas a sus verdaderos dueños: los trabajadores activos y los jubilados y pensionados.

Escribe Mónica Méndez, secretaria de Organización y Finanzas de la Cicop y dirigente nacional de Salud en Marcha

Con una gran participación, este 5 de marzo finalizaron las elecciones generales de la Cicop en la provincia de Buenos Aires. Apoyada por el 76% de los votantes, la Lista 1+3 obtuvo un contundente triunfo y un importante respaldo de las y los trabajadores de la salud.

Este importante resultado nos impone el compromiso de continuar trabajando por la construcción de una Cicop combativa, democrática e independiente de los distintos gobiernos. Desde nuestra agrupación, Salud en Marcha, y como parte de la Lista 1+3, agradecemos el reconocimiento de los afiliados a nuestra lucha permanente en defensa de nuestros intereses y de la salud pública.

Los más de cinco mil trabajadores de la salud que se hicieron presentes en esta elección fortalecen a la Cicop en la pelea contra el ajuste y de cara a las luchas que se vienen. Es importante destacar la incorporación de nuevos compañeros en la conducción que va a asumir. Surgidos de la resistencia al ajuste del gobierno del Frente de Todos sobre la salud pública, sumarán sus energías junto con reconocidos luchadores del sector.

Además de seguir avanzando y consolidando las conducciones en los principales hospitales, es de destacar el hecho de la decisiva participación de los trabajadores del hospital Posadas, que vienen enfrentando todo tipo de problemas, con trabajo precario y luego de la gran lucha que dieron por la reincorporación de los despedidos. Con 1.200 contagiados y siete fallecidos, sin contar que tuvieron que enfrentar el vacunatorio vip, se incorporaron con todo en esta elección dando una gran batalla para consolidar ahí un modelo sindical democrático y combativo. El resultado de la votación de la Lista 1+3 en el Posadas implica un gran avance en la consolidación de nuevos activistas y dirigentes que dan un paso al frente.

El otro gran dato destacable es que el triunfo de la unidad pregonada por la Lista 1+3 se impuso por sobre quienes apostaron a la división (Lista 5-PTS), quienes con una campaña engañosa y divisionista lograron solo 400 votos en toda la provincia (8 por ciento). Pero también las y los compañeros le dieron la espalda al sector de Yabkowski, dirigente de Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (Fesprosa) quien en vez de ser parte de la unidad llamó a votar en blanco, una línea totalmente equivocada y vacía, sobre todo en un sindicato democrático como el nuestro donde todos los sectores están representados y los cargos se reparten según el sistema D’Hondt.

En ese marco, tuvimos que lamentar la violenta intromisión del gobierno municipal de Cambiemos en el Hospital Larcade de San Miguel. Durante el segundo día de elección, el intendente Jaime Méndez irrumpió con la policía bonaerense al recinto de votación con la intención de suspender la elección y mantuvo privados de su libertad a un grupo de trabajadores en el cuarto oscuro. Pero la firmeza de los trabajadores garantizó la votación. Seguiremos denunciando este hecho antidemocrático y violatorio de los derechos sindicales que intenta amedrentar los trabajadores del hospital que se vienen organizando con fuerza para enfrentar los ajustes del gobierno municipal de Cambiemos sobre la salud pública.

La gran participación en esta elección nos demanda una lucha sin cuartel contra el ajuste llevado a cabo por los gobiernos nacional y provincial del Frente de Todos en la salud pública. Junto con eso, exigimos la inmediata vacunación de todas y todos las y los trabajadores de la salud, primera línea durante esta pandemia. En tal sentido, continuaremos con la campaña por la liberación de las patentes para que haya vacunas suficientes para toda la población. Además, asumimos el compromiso de seguir luchando por una recomposición salarial y mayor presupuesto para salud pública sobre la base del no pago de la deuda externa.

Conversamos con Pablo Candia, recientemente electo para la comisión directiva, y Mariana Rodríguez para conocer el resultado de la votación en el hospital, la situación que generó y los próximos pasos que van a dar.

La Lista 1+3 en el hospital Posadas fue conformada por compañeras y compañeros que fuimos reincorporados después de dar una larga y difícil pelea contra los despidos y el desguace del hospital en la era macrista y que continúa hoy por el pase a planta permanente, un salario digno, contra la precarización y las doce horas en enfermería.

Tratamos de impulsar una lista unitaria en la Cicop Posadas porque entendíamos que eso nos fortalecería en la dura disputa contra la burocracia que dirige Darío Silva, de ATE, y UPCN, que habían hecho las listas negras de los despidos en el pasado, pero eso no fue posible. Con la lista 7, actual conducción (alineada con Yabkowski-Fesprosa) teníamos diferencias por los manejos en el gremio, pues entendemos que hay que generar un espacio democrático y pluralista en la toma de decisiones apuntando a la mayor participación.

Queremos, a su vez, un sindicato combativo e independiente de todos los gobiernos, por eso ahora, con el gobierno de Fernández, no solo peleamos desde el minuto cero por nuestras condiciones de trabajo dentro del hospital, sino que también apoyamos la lucha de los compañeros de otros hospitales como el Larcade, de San Miguel, o de las clínicas de la zona como la Constituyentes, considerando fundamental la unidad de los que luchan. Lamentablemente, no pudimos lograr hacer una lista unitaria con el PTS, que con una actitud infantil y divisionista obstaculizó todos los intentos de ir juntos para disputar la dirección.

Hicimos una gran elección con la Lista 1+3 obteniendo el 37,40% de los votos, que ingresa con cinco compañeras/os  a la comisión directiva, dos suplentes y dos congresales, contra el 49,62% que obtuvo la lista 7 alineada a Fesprosa (siete a la directiva), 12,98% del PTS (uno a la directiva) y 1,6% de votos en blanco. Estos resultados nos dan impulso para seguir fortaleciendo a la Cicop y el sindicalismo combativo en el Posadas, en defensa de los derechos de los trabajadores y de la salud pública, gratuita y de calidad.   

Además de llevar nuestra solidaridad, El Socialista entrevistó a Catherine Inostroza y Paula Perazzo, médicas del Hospital de Niños de San Justo, quienes se movilizaron  masivamente el 26 de febrero a la municipalidad de La Matanza. Las compañeras vienen peleando por una recomposición salarial acorde con sus necesidades y también para que vacunen al personal del hospital.

ES.– ¿Cómo se viene desarrollando su lucha?

C.I.– Venimos reclamando bastantes cosas. Cuando empezó la pandemia nos nombraron trabajadores “esenciales”, pero parece que somos descartables. El 60% del personal del hospital no está vacunado. Esos compañeros se inscribieron para recibir la dosis pero el municipio y la gobernación no la han otorgado. Nuestro reclamo va más allá. Lo que se expresa en lo de las vacunas es corrupción. Pero la corrupción no empieza ni termina con esto. Viene de antes. Que nosotros estemos cobrando un sueldo por debajo de la canasta básica, eso es corrupción; que tengamos que tener pluriempleo para poder para sostener nuestros hogares, eso también es corrupción. Nosotros corremos de un lugar de trabajo a otro para poder mantenernos. Imagínense el cansancio que tenemos y la cantidad de errores que podemos llegar a cometer.

ES.– ¿Y el atraso salarial?

P.P.– Si vos agarrás un recibo de sueldo nuestro y lo comparás con un recibo de sueldo de un médico de Capital Federal te vas a encontrar que, aunque los médicos de Capital también están precarizados, nosotros lo estamos un 70% más que ellos. Cobramos un salario básico de 9.000 pesos.

ES.– ¿Cómo se vienen organizando?

P.P.– Nos reunimos semanalmente en asamblea y contamos con una comisión provisoria de ocho representantes. Hasta ahora lo venimos haciendo por fuera de los gremios del sector, que prácticamente no están en el hospital. Se viene movilizando una importante cantidad de compañeros.

ES.– ¿Algo más que nos quieran decir?

P.P.– Agradecerles su presencia. Nos ayudan a visibilizar este conflicto frente al que el municipio hace oídos sordos.

Los guardavidas lograron defender sus puestos de trabajo ante el ataque de la intendencia de Gustavo Genusso. Desde que les informaron que el municipio iba a cesar el servicio, lo cual era un despido inmediato debido a su situación de precariedad laboral, se organizaron para luchar. Compañeros de Izquierda Socialista Bariloche estuvieron durante meses junto a ellos y queremos difundir esta experiencia ante tantas situaciones similares en todo el país.

Entrevistamos a Juan Rapoport, Secretario General de la Asociación de Guardavidas de Bariloche.

¿Cómo se inició el conflicto laboral con el gobierno de Gennuso?

En septiembre de 2020 nos informan que el municipio no iba a brindar el servicio de guardavidas, por cuestiones económicas originadas por la pandemia. Eso era dejar a 40 familias en la calle, y a toda la gente sin el servicio esencial y obligatorio de seguridad en las playas, responsabilidad indelegable del Estado. Aunque el conflicto lleva varios años, por la precariedad de nuestra contratación y por el incumplimiento sistemático de la Ley Nacional 27155 de ejercicio profesional de guardavidas.

¿Qué acciones llevaron adelante en estos meses?

Hicimos de todo, en el plano sindical, político y judicial. Estábamos viendo que la pandemia y la crisis económica eran excusas para ajustar salarios y derechos laborales; y para retirar al Estado dejando servido algunos negocios a empresarios amigos del poder.

Poniendo el cuerpo en persistentes movilizaciones (más de 15 en 4 meses), instalamos el conflicto no solo desde el lado del trabajador, sino también desde el lado del vecine y del turista. Hasta llegamos a marchar desnudos en el centro cívico para graficar cómo nos estaba dejando el gobierno municipal.  Al mismo tiempo, nos apoyamos en una coherente estrategia judicial: exigir sin concesiones ni tibiezas el pleno cumplimiento de la ley.

¿Recibieron apoyo de otros sindicatos?  ¿Y organizaciones?

Tuvimos el apoyo de todos los sindicatos de guardavidas excepto uno muy identificado con la burocracia sindical porteña, que incluso intervino en favor del municipio y de un intento de tercerización del servicio. En Bariloche no recibimos ningún apoyo sindical. La ausencia más significativa fue de la conducción del SOYEM (empleados municipales).

Lo que hay que rescatar es el apoyo que recibimos de militantes de partidos políticos de izquierda. Y En algunos momentos del conflicto, también de concejales y algunos diputados provinciales del Frente de Todos.

¿Cuáles fueron los logros?

Haber podido mantener la unidad y movilización permanente de nuestro humilde sindicato en momentos tan duros. Haber podido resistir el intento de tercerización primero, y recorte salarial después, en plena pandemia. Conseguir un fallo judicial favorable, que ordenó al municipio reincorporar a los 35 guardavidas, en las condiciones laborales y salariales previas al conflicto, incluyendo el pago íntegro de salarios caídos, dándonos la razón en los ejes centrales de nuestro reclamo.

¿Qué necesitan para lograr sus reivindicaciones?

Es el punto más complejo de analizar. Hace falta en principio, conciencia obrera, conciencia de identidad de todos los trabajadores y trabajadoras, no solo los que los que tenemos trabajo sino también de los que no lo tienen. Conciencia y claridad también de cuál queremos que sea el rol del Estado; y eso no solamente entendido por los políticos sino también por les ciudadanes. Creo que hay que incluir una mirada o una forma de intervenir políticamente desde toda la gente, más allá de quien esté involucrado en el conflicto, en particular cuando se trata de la defensa de los derechos de los trabajadores. Esto permitiría construir una sociedad más solidaridad.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa