May 14, 2021 Last Updated 12:58 AM, May 14, 2021

Los trabajadores de la clínica Constituyentes, junto con sus delegados, vienen impulsando asambleas en las que deciden medidas de fuerza para enfrentar los ataques de la patronal. La conducción burocrática de la seccional de ATSA (sanidad) no tuvo otra opción que hacerse presente debido a la presión de la base, aunque ha intentado distintas maniobras para desmovilizar. Tampoco existen controles por parte del gobierno ante estos hechos, que premió a estas patronales explotadoras pagando parte de los salarios con el ATP y no intercede ante los incumplimientos de los dueños de la clínica en el pago completo de los sueldos.

En la zona oeste hay varios conflictos en los que los trabajadores están llevando distintas acciones y hasta han llegado a ocupar los establecimientos. La clínica provincial de Merlo amenaza con despidos, el Instituto Médico Agüero, de Morón, escalona el pago de salarios, y las clínicas San Andrés y del Sagrado Corazón, de Caseros y Hurlingham, respectivamente, cerraron sus puertas.

Desde Izquierda Socialista/FIT Unidad venimos apoyando y llevando la solidaridad a estos conflictos. Además, en la clínica Constituyentes ya se hizo presente el secretario general de la Seccional Oeste de la Unión Ferroviaria, Rubén “Pollo” Sobrero, junto con una delegación de trabajadores del Sarmiento, para llevar la solidaridad del cuerpo de delegados. En el gremio de sanidad es hora de unir los conflictos y exigirle a la conducción un plan de lucha para que triunfen.                                              

Corresponsal





Los trabajadores del hospital Larcade volvieron a protagonizar una movilización el martes 30 de marzo desde el establecimiento hasta la puerta de la Municipalidad de San Miguel.

Participaron numerosas organizaciones políticas y sindicales, como las y los trabajadores del Sanatorio San Miguel, que están peleando por la defensa de su fuente laboral; la Cicop, con una importante delegación de la cual fue parte Mónica Méndez (secretaria de Organización y referente de Salud en Marcha) y las distintas fuerzas que componemos el FIT Unidad en la zona, entre otras.

Los reclamos son: aumento salarial ya, pase a planta permanente, condiciones edilicias e insumos acordes con la situación de pandemia. Contra la persecución, el desplazamiento de cargos y la no renovación de contratos que sufren los trabajadores de la salud a manos del intendente de San Miguel, Jaime Méndez, para amedrentarlos y disciplinarlos.

Desde Izquierda Socialista/FIT Unidad acompañamos todas las acciones que definan las y los trabajadores y seguimos a su disposición. Exigimos al intendente que dé respuestas urgentes a los justos reclamos, y al gobierno provincial de Kicillof que intervenga en el conflicto. Porque en el inicio de la segunda ola del Covid-19 la salud pública no puede esperar.                                     

Corresponsal

 

En febrero pasado 52 trabajadores de Just de Lomas del Mirador, La Matanza, fueron desplazados de sus puestos de trabajo. La empresa cerró el depósito en el que trabajaban. Los compañeros están reclamando volver a sus puestos. Desde hace un mes y medio vienen ocupando la sede de Lomas del Mirador de la empresa, se movilizaron a la embajada suiza y hace casi dos semanas vienen realizando un acampe en la puerta de la fábrica en General Rodríguez. Producto de esta medida lograron que el municipio de Rodríguez tenga que interceder y que la patronal se siente a negociar, pero la empresa todavía se niega a reinstalarlos en sus puestos y les ofrece trabajar en Escobar a casi 100 kilómetros del domicilio de la mayoría de ellos y por un sueldo muy inferior al que cobraban. Desde Izquierda Socialista venimos apoyando su lucha tanto en la toma de Lomas del Mirador como en el acampe, en donde llevó la solidaridad nuestro compañero ferroviario “Pollo” Sobrero y nuestra compañera Graciela Calderón secretaria adjunta del Suteba La Matanza.  Los seguiremos acompañando hasta que triunfen.

Corresponsal





Escribe Mariano Barba

Hace casi un mes están en lucha miles de trabajadores de la salud pública en rechazo al acuerdo salarial firmado entre el gobierno y la burocracia kirchnerista de ATE y UPCN, que significó un aumento de solo 12% sobre el básico y otras cifras en negro. Una verdadera cachetada a quienes llevan más de un año poniendo diariamente el cuerpo y su salud para afrontar la pandemia. El desborde a la dirigencia no fue improvisado por los sanitaristas. Ya en las asambleas de los hospitales públicos de la provincia la propuesta del 12% fue rechazada masivamente y la burocracia igualmente la firmó. El gobierno, agradecido, los trabajadores muy enojados.

Se están llevando adelante medidas de paro y acciones que son coordinadas en la asamblea Interhospitalaria. Se movilizaron varias veces por el centro de las principales ciudades de Neuquén, subieron a las rutas a propagandizar su lucha, cortaron puentes interprovinciales y la ruta del petróleo. Unificaron sus medidas con docentes en paro convocados por la oposición representada por las directivas y minorías de la Multicolor y otras agrupaciones opositoras. También coordinaron acciones con otros sectores en lucha, como los municipales de Centenario y los ceramistas. Mientras, la asociación que nuclea a los médicos del sistema de salud pública (Siprosapune), está reclamando una mesa de negociación salarial y condiciones de trabajo porque no acepta la representación y el acuerdo de ATE. Ante estas medidas de los autoconvocados, la Justicia actuó rápidamente y envió a la policía a la ruta del petróleo para desalojar el corte. Es que el gobierno, en vez de dar respuesta salarial y valorar el enorme y arriesgado servicio bajo pandemia de todos los trabajadores de la salud, se aferra al acuerdo con la burocracia traidora y quiere quebrar esta enorme lucha.

En momentos en que se vuelve a agudizar la pandemia y que el sistema de salud requiere cada vez más a todo el personal sanitario, es fundamental dar todo el apoyo a esta lucha en curso para torcerle el brazo al gobierno y pasar por encima de la burocracia sindical que no los representa.

Escribe Javier Leonforte

Luego de un año de reformas, el lunes 15 de Marzo el gobierno nacional reabrió el aeroparque Jorge Newbery teñido por la protesta de los trabajadores aeronáuticos de Latam donde hubo 1.700 despedidos el año pasado. El ministro de transporte Meoni estuvo al frente del acto de inauguración, ya que el presidente Alberto Fernández decidió no asistir para evitar las protestas.

Luego de un año de heroica lucha, unos 300 trabajadores entre los autoconvocados de Latam y los mecánicos de Ustara volvieron a reclamar por la continuidad laboral, lamentablemente no se logró una acción unificada entre los dos sectores. Pero si se hizo sentir el reclamo de que el gobierno cumpla con su promesa de garantizar los puestos de trabajo. Desde Izquierda Socialista/FIT Unidad nos hicimos presente, como durante todo el conflicto, junto a nuestro legislador Pablo Almeida y otros referentes de la izquierda y el sindicalismo combativo.

La salida al conflicto pasa por estatizar Latam bajo control de sus trabajadores y que todos pasen a Aerolíneas Argentinas, para fortalecer nuestra aerolínea de bandera, y terminar con todos los ajustes planteados en la propia Aerolíneas Argentinas y en el proceso de fusión y cierre de Austral.

Hay que impulsar una gran acción de lucha unitaria entre los autoconvocados de Latam, los técnicos de Ustara y el cuerpo de delegados de los técnicos de Austral, que son los tres sectores en conflicto para enfrentar el ajuste, frente a la traición de la mayoría de los dirigentes de los gremios aeronáuticos.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa