Sep 21, 2021 Last Updated 6:39 PM, Sep 18, 2021

Izquierda Socialista

“Alberto ha designado a pedido de Cristina al antiderechos Manzur como Jefe de Gabinete, un personaje repudiable por el movimiento feminista. Está claro que no hay ningún sector 'progre' en esta crisis y disputas al interior del Frente de Todos”, denunció la diputada nacional y candidata al mismo cargo por Izquierda Socialista en el Frente de Izquierda Unidad, Mónica Schlotthauer.

Schlotthauer graficó: “Compartimos la denuncia de colectivos feministas, periodistas, Actrices Argentinas y de grandes sectores manifestado en las redes contra el designado Manzur señalando que es un militante contra el aborto legal, seguro y gratuito; le negó en Tucumán la interrupción del embarazo a una niña violada de 11 años; se opone a que se le quiten los privilegios a la Iglesia Católica y tuvo de padrino político al corrupto y abusador sexual Alperovich, quien debería estar destituido y no de licencia como actual senador. Esto es un verdadero escándalo nacional. Por eso el movimiento de mujeres no tiene que bajar los brazos y para ello llamamos a votar y a fortalecer al Frente de Izquierda Unidad en noviembre para tener bancas de izquierda que en el Congreso y en las calles sigan defendiendo nuestros derechos”.

Contactos:
Mónica Schlotthauer: 11 6458-5777 @monschlotthauer
Mariano Moreno (Prensa de Izquierda Socialista): 1160540129 @PrensaIzquierda

Juan Carlos Giordano y Mónica Schlotthauer, diputados nacionales de Izquierda Socialista en el Frente de Izquierda Unidad, señalaron ante la crisis desatada en el gobierno nacional:

“Las renuncias de los ministros que responden a Cristina Kirchner han desatado una crisis política en el gobierno y en el peronismo del Frente de Todos. El trasfondo es la enorme derrota electoral del gobierno que perdió cinco millones de votos, una parte de los cuales fue al Frente de Izquierda Unidad que superó el millón. No hay ningún sector “progresivo” dentro del gobierno entre Alberto Fernández, Cristina-La Cámpora y Sergio Massa. Todos están de acuerdo en seguir pagando una deuda externa usurera y pactar con el FMI. De esa manera no hay ni va a haber salario, trabajo, salud, educación o vivienda, solo medidas cosméticas y electoralistas mientras siguen el hambre y la pobreza”, señalaron los diputados de la izquierda.

Giordano y Schlotthauer prosiguieron: “Cualquier cambio de figuritas en el gabinete no es ninguna solución. Hace falta implementar un verdadero programa económico obrero y popular para terminar con la inflación, el hambre, la pobreza, el robo salarial y jubilatorio y la recesión. Por eso exigimos que la plata vaya a combatir los males sociales, no para la usurera deuda externa y el FMI. Porque para "ponerle plata al bolsillo de la gente”, como dice el gobierno, hay que tomar esa medida y no los anuncios cosméticos y electoralistas que ya fueron repudiados en las urnas”.

Giordano y Schlotthauer finalizaron: “La CGT, CTA y los movimientos sociales afines al gobierno en vez de movilizar en apoyo a Alberto Fernández deberían romper la tregua y luchar por salario y trabajo. Por eso es que con la fuerza que nos dio el enorme apoyo electoral que hemos logrado desde el Frente de Izquierda de trabajadores, el sindicalismo combativo, mujeres, jóvenes y vecinos de los barrios humildes, llamamos a luchar por ello. Y a fortalecer una alternativa de los trabajadores, las mujeres y la juventud que de la mano de la unidad de la izquierda viene creciendo, fue tercera fuerza y se apresta a coronar bancas de izquierda al servicio de apoyar las luchas contra el ajuste y postular una salida de fondo ante la actual crisis política y social.”

Contactos:
Juan Carlos Giordano: 15-3119-3003 @GiordanoGringo
Mónica Schlotthauer: 11 6458-5777 @monschlotthauer
Mariano Moreno (Prensa de Izquierda Socialista): 1160540129 @PrensaIzquierda

A pocos días de la derrota electoral del peronismo del Frente de Todos en las PASO se ha producido una enorme crisis política en la coalición de gobierno. La vicepresidenta Cristina Fernández emplazó a Alberto Fernández a hacer un cambio de gabinete mientras el presidente respondió mostrándose en un acto público con algunos de los ministros cuestionados. El trasfondo de esta crisis es la enorme derrota electoral del gobierno perdiendo 5 millones de votos.

El Frente de Izquierda Unidad, que en las últimas elecciones se ha colocado como tercera fuerza política nacional de las y los trabajadores, denuncia que en esta crisis no se está discutiendo un cambio de orientación social y política, sino cuotas de poder de una y otra de las fracciones de la coalición gobernante y cambios cosméticos para intentar revertir la derrota hacia las elecciones generales del 14 de noviembre. 

Todas las partes en pugna bregan por un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, lo que implicará más ajuste, miseria, dependencia y atraso para el país durante las próximas décadas. En los próximos días con el acuerdo unánime del Frente de Todos, Juntos por el Cambio y hasta Milei y Espert, la Argentina va a hacer un pago por 1.800 millones de dólares al FMI.

Quienes ahora hablan de restituir una suerte de IFE para una pequeña parte de los sectores populares como una medida cosmética electoralista de corto plazo, no sólo no mencionaron la cuestión durante la campaña hacia las PASO sino que fueron quienes votaron un presupuesto de ajuste que bajó el 53% de las partidas sociales. Quienes ahora dicen que "hay que ponerle plata en el bolsillo de la gente" fueron quienes antes del inicio de la pandemia eliminaron la movilidad jubilatoria en un año en el que las jubiladas y jubilados y quienes reciben prestaciones sociales iban a tener un incremento por arriba de la inflación y hay un enorme robo salarial en las paritarias. 

La profundización de la histórica caída de los salarios de los empleados públicos no fue obra de la pandemia, sino una decisión política de este gobierno, avalado por la burocracia de UPCN y ATE. Lo mismo que un salario mínimo de indigencia, aprobado por el conjunto de las alas de la burocracia sindical. Tampoco puede responsabilizarse a la pandemia de la represión con 4000 efectivos bonaerenses con Berni a la cabeza a la lucha por tierra y vivienda en Guernica para construir un country con cancha de golf incluida.

Como hemos dicho en la campaña presidencial del 2019 y a lo largo de esta campaña 2021 totalmente incompatible la recuperación de lo perdido durante el macrismo sin dejar de pagar una deuda externa usurera, ilegítima y fraudulenta diciendo No al FMI, como sostenemos desde la izquierda. 

Frente al embate de la fracción kirchnerista del gobierno y sectores afines expresada en la puesta a disposición de las renuncias de varios ministros y otros altos funcionarios, Alberto Fernández comenzó a recibir apoyos de todos los gobernadores, los mismos que le garantizaron todas y cada una de las leyes de ajuste y entrega al macrismo en el Congreso. Asimismo, recibió el apoyo de la CGT, que es cómplice directa del desplome de los salarios y de la creciente precarización laboral. De la misma manera que parte de los "movimientos sociales" oficialistas, como el Movimiento Evita que, como parte del elenco gubernamental, dejaron las calles cuando el hambre y la pobreza arrecia en todas las barriadas populares. 

El ofrecimiento no desmentido del kirchnerismo a Sergio Massa del cargo de Jefe de Gabinete, y el llamado de Cristina a Guzmán, quien lleva adelante las negociaciones con el FMI, para ratificar que no pone en duda su continuidad, muestran a las claras que no hay planteado ningún giro “progre” ni “nacionalista”. Massa es el mismo que acompañó a Macri en Davos en 2016, jefe de una entonces bancada que le votó las leyes al macrismo y ahora uno de los principales interlocutores del oficialismo con la burguesía financiera de Wall Street.

El Frente de Izquierda Unidad se coloca en consonancia con las organizaciones de trabajadores, sindicatos, comisiones internas y cuerpos de delegados antiburocráticos, de autoconvocados, del movimiento piquetero independiente del gobierno, y propone un programa de lucha con una política opuesta por el vértice tanto a las del gobierno y de todas las variantes de la oposición patronal. Y señalamos la necesidad de movilizarse, pero no en defensa del gobierno, sino en apoyo a las luchas y reclamos de los sectores obreros ocupados, del movimiento piquetero independiente, de la juventud precarizada, a favor de las luchas ambientales y de género.

Aumento salarial de emergencia. Que nadie gane menos del costo de una canasta familiar y que los salarios sean indexados mensualmente según el aumento del costo de vida. (100.000 pesos). Basta de despidos. Reparto de las horas de trabajo sin afectar el salario. Reducción de la jornada laboral a seis horas, cinco días, sin reducción salarial, para repartir las horas de trabajo entre ocupados y desocupados. Ocupación de toda fábrica que cierre o despida, seguro al desocupado de 40.000 pesos, plan de obra pública y vivienda para resolver las necesidades urgentes de los barrios. Aumento inmediato de los presupuestos de salud y educación pública.

Decimos claramente que no hay que pagar la deuda externa y desconocer el acuerdo Macri-FMI, volcando esos enormes fondos a salarios, jubilaciones, trabajo, salud y educación. Y junto a este planteo señalamos que es necesario la nacionalización del sistema bancario para evitar la fuga de capitales y poner el ahorro nacional al servicio de los sectores populares. Acabar con el oligopolio privado y crear el monopolio estatal del comercio exterior, para que los exportadores no trasladen los precios internacionales al interior del país. 

Contra el apoyo de la burocracia al gobierno y sus pactos con el Fondo Monetario, planteamos la ruptura de las organizaciones obreras con el gobierno. Por un plan de lucha de todo el movimiento obrero (ocupados y desocupados) para imponer una salida obrera y popular y que esta vez la crisis la paguen los que la provocaron, los capitalistas, grandes empresarios, los banqueros y terratenientes.

En este marco, luego de haber hecho una gran elección en las PASO en todo el país, llamamos a los trabajadores y al pueblo a fortalecer al Frente de Izquierda Unidad, como la única fuerza política independiente frente al gobierno y a las variantes de la oposición patronal y pelear por una salida de los trabajadores a la crisis.

 

FRENTE DE IZQUIERDA Y DE TRABAJADORES  UNIDAD
PTS – PO - Izquierda Socialista - MST

Contactos:
Juan Carlos Giordano: 15-3119-3003 @GiordanoGringo
Mariano Moreno (Prensa de Izquierda Socialista): 1160540129 @PrensaIzquierda

El 16 de septiembre de 1976, en la ciudad de La Plata, fueron secuestrades, torturades y desaparecides, a manos de la policía bonaerense, 6 jóvenes secundaries, que  un año antes habían sido protagonistas de la conquista por el boleto educativo contra el gobierno de Isabel Peron. “Tomala vos, damela a mí, por el boleto estudiantil”, eran los cánticos que coreaban les platenses en las marchas de septiembre de 1975.
Ya con la dictadura en el gobierno, en agosto de 1976 se suspendió el boleto educativo. Les secundaries platenses se organizaron clandestinamente. Fue entonces que Ramón Camps, ordenó a Etchecolatz, terminar con los accionares “subversivos” en las escuelas.  Así, "La noche de los Lápices"  fue el nombre del expediente de la policía, que explicaba el trabajo de inteligencia para desaparecer a les secundaries platenses que fueron protagonistas de la lucha educativa. El 16 de septiembre será una fecha emblemática de lucha y memoria  para el movimiento estudiantil secundario que resiste a los ajustes de los gobiernos en defensa de la educación pública.

Su lucha sigue vigente

El 16 de septiembre es una fecha para recordar la memoria de les jóvenes secundaries, y también para seguir luchando por los mismos derechos que nos faltan como movimiento estudiantil. La pelea por un boleto educativo en todo el país sigue siendo un deuda pendiente, y un puntapié de organización de un derecho que ningún gobierno garantizo. El movimiento estudiantil secundario ha resistido y se ha organizado contra todos los ataques a la educación publica, como la secundaria del futuro. Les secundaries fuimos parte y lo somos del movimiento feminista y ambiental. También es una deuda pendiente con nosotres que se cumpla la ESI,  laica, científica y con perspectiva de género.

Desde el comienzo de la pandemia, fuimos de los sectores más vulnerables. Ya que el gobierno de Alberto Fernandezn no garantizo presupuesto educativo para que tengamos acceso a datos moviles y conectividad, mientras seguian pagando la deuda externa.
Fuimos también a quienes primero expusieron al regreso a la presencialidad, mientras las condiciones no estaban garantizadas.
Y en el pandemia también siguió avanzando el procesamiento de les estudiantes de la UNC y UNRN que fueron parte de la lucha educativa del 2018.

Ante esta situacion de brutal ajuste y represión para nosotres, desde la Juventud de Izquierda Socialista, Papel Secundario, en el Frente de Izquierda creemos que la salida es que se deje de pagar la deuda externa y que toda esa plata vaya para educación. Exigimos la absolución de les estudiantes. Seguiremos luchando en las calles por la conquista de todo lo que nos falta, contra los ajustes de los gobiernos. Súmate con nosotres.

Ante la discusión de las elecciones,Alberto Fernandez y Juntos no son opción para nosotres. Pero tampoco lo son los sectores reaccionarios de Milei, que nos hablan de “libertad”, pero fueron parte y reivindican la dictadura militar. Para esos sectores, no hay ni olvido ni perdón. El movimiento estudiantil no puede quedarse sin memoria. Hay que seguir organizándose y luchando por nuestros derechos. Es fundamental apostar por la unidad de la izquierda, apostando a que el FITU pueda conseguir una bancada en noviembre para seguir impulsando todas las peleas que vienen

Juventud de Izquierda Socialista

Tags

Los resultados de las elecciones confirmaron una rotunda derrota del gobierno peronista del Frente de Todos. Hubo un voto castigo contra la inflación, el crecimiento de la pobreza, el robo salarial y jubilatorio y la falta de trabajo. Alberto Fernández prefiere seguir pagando una deuda externa usurera al FMI en vez de invertir esa plata en salario, trabajo, salud y vivienda.

Salieron derrotados el presidente, Cristina, Kicillof, Sergio Massa, Máximo Kirchner, la burocracia sindical que los apoyó y el peronismo en todo el país. Lamentablemente una parte del voto bronca para castigar al gobierno fue al macrismo. Pero Larreta, Vidal, Santilli y Macri no puedan ser ninguna salida para el pueblo trabajador porque cuando gobernaron lo hicieron con tremendos tarifazos, ajuste, represión y nos endeudaron con el FMI.

Tampoco son salida personajes ultraderechistas como Milei que se identifica con Bolsonaro y mientras critica a “la casta política” propone un mayor ajuste con millones de despidos, ataque a los derechos laborales, a las libertades democráticas, cercenando los derechos de las mujeres y hasta negando el cambio climático.

Por eso el otro gran hecho que todos los medios tienen que reconocer es la gran elección que hizo el Frente de Izquierda Unidad, superando el millón de votos, siendo la tercera fuerza nacional. “Soy peronista pero el gobierno me defraudó. Por eso voté a Del Caño”, dijo un trabajador por televisión al otro día de la elección, reflejando lo que opinan muchos.

Con la unidad de la izquierda estaríamos logrando tres bancas al Congreso Nacional, peleando otra en Jujuy y conquistando varios legisladores en CABA y Buenos Aires. Un resultado que fortalece la pelea para que en el Congreso y en las calles se siga escuchando con más fuerza la voz de la izquierda, los trabajadores, las mujeres y la juventud.

El Frente de Izquierda Unidad logró muy buenas votaciones. El 23% en Jujuy; el 9% en Chubut; 7,85% en Santa Cruz; 7,90% en Neuquén; 6,89% en San Juan. En las localidades de González Catán-La Matanza obtuvo el 8,47% y el 8,78 en Merlo, sólo como ejemplos de la gran votación en los barrios obreros y populares.

Esto muestra que el voto al Frente de Izquierda Unidad canalizó la ruptura con el peronismo de amplios sectores de trabajadores, mujeres y jóvenes. Resultados que llamamos a mantener y a acrecentar en noviembre.

Convocamos a seguir apoyando a la unidad de la izquierda para consagrar definitivamente más diputadas y diputados que apoyen las luchas, enfrenten el ajuste y postulan una salida de fondo contra todos los que nos vienen gobernando con hambre y miseria.

Tags

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa