Jun 15, 2021 Last Updated 4:31 PM, Jun 15, 2021


Escribe Noe Agüero, delegada docente y legisladora electa Izquierda Socialista/FIT Unidad en Córdoba

Córdoba se transformó en las últimas semanas en la provincia, luego del AMBA, con mayor cantidad de contagios, al punto que este martes batió un récord de 5.132 casos. En mayo se duplicó la tasa de incidencia y el sistema sanitario se encuentra casi en su totalidad colapsado. Las principales clínicas privadas y hospitales públicos están entre el 95 y el 100% de las camas ocupadas. Y se espera para estos días un salto en contagios y muertes. Sólo un 6% está vacunado con las dos dosis y un 21% con una.
Con este panorama, y luego de adherir a las restricciones de la semana pasada, el gobierno peronista de Schiaretti lanzó nuevamente la presencialidad en casi todo el sistema educativo. La misma política criminal que aplican los gobiernos de Cambiemos de Larreta en CABA y Suárez en Mendoza. Mientras más necesaria es la reducción de la circulación, más peligros de contagios y colapso sanitario, estos gobernadores exponen a millones de familias trabajadoras, entre las que estamos la docencia.

En Córdoba, la burocracia de UEPC encabezada por Monserrat, hace “recomendaciones” a las familias, que no envíen los chicos, en lugar de tomar el camino que en CABA impulsó Ademys, los Suteba Multicolores o SUTE en Mendoza, con paros y otras medidas. El domingo, ante el creciente desconcierto y bronca de la docencia y familias, sin realizar ninguna asamblea, UEPC sacó un formulario para que quienes quieran, de forma individual, informe a los directivos que no se presentarán. Grahovac, ministro de educación, anunció que esa nota no tiene ninguna legalidad y que se considerarán faltas injustificadas, con sanciones.

Desde Docentes en Marcha y diferentes sectores de la oposición venimos desarrollando asambleas autoconvocadas, plenarios de coordinación y este lunes realizamos una importante caravana en Córdoba capital y otras localidades. Exigimos al gobierno provincial la suspensión de la presencialidad, vacunación masiva, conectividad y computadoras. Y al gremio, que convoque a asambleas escolares para votar un plan de lucha ya.

Ante la enorme preocupación social, el ministro de salud Cardozo alertó que, de seguir estas cifras, se podría ir a la suspensión de la presencialidad y la vuelta a fase uno. Los gobiernos de Cambiemos y el peronismo cordobés muestran su política criminal. El gobierno de Fernández y Trotta, más allá de declamar una restricción educativa mayor, no toman ninguna resolución, ni invierten en conectividad ni en ayuda social. Y, fundamentalmente, se niegan a resolver la escasez de vacunas, incautando las millones que fabrica Sigman en nuestro país y se van a Estados Unidos. Lejos de cuidar la salud y la vida, priorizan las ganancias de los grandes empresarios.
La burocracia de Ctera debe abandonar su pacto con el gobierno y llamar a un paro nacional por la virtualidad, conectividad, vacunas y salarios.
 

Escribe Mariana Scayola, secretaria general de Ademys, CABA

Está claro que, lamentablemente, Larreta y su ministra de Educación Acuña han tomado a la docencia y a la escuela pública porteña como uno de sus principales blancos de ataque. Escondidos detrás de un discurso sobre su preocupación por la educación (“primero la escuela”), los hechos son tan contundentes que desnudan abiertamente una realidad opuesta.

En estos diez últimos años el gobierno de Cambiemos ha avanzado en la privatización del sistema educativo al punto de que CABA tiene más porcentaje de alumnos en matrícula privada que Chile, país emblema mundial en la lucha social por el derecho a la educación pública.

Larreta impuso un sistema de inscripción online que deja a decenas de miles de alumnos sin matrícula ni opciones de reclamo, en la disyuntiva de quedar sin escuela o pagar en las privadas.

Con Acuña intentaron cerrar escuelas nocturnas y profesorados, atacaron la transparencia en el nombramiento para los cargos docentes disolviendo las juntas de clasificación, privatizaron la formación y capacitación docentes, todos los servicios educativos (desde la limpieza, hasta los comedores escolares, etcétera). Estos datos son contundentes para demostrar que lo que Cambiemos entiende por “prioridad educativa” es “prioricemos los negocios con la educación”.

En 2019 Acuña quedó al descubierto en un zoom donde decía que la docencia porteña era ignorante, pobre, sin capacidad de viajar y ofrecer cultura a estudiantes, que estaba controlada por la izquierda y otras barbaridades que, en cualquier lugar del mundo, habrían implicado su renuncia inmediata. Larreta la bancó.

En plena pandemia, Larreta y Acuña han tomado la falsa bandera de “defender la educación”, contraria a la “educación virtual”, medida elemental para evitar contagios y muertes por Covid. Han obligado a docentes, estudiantes y familias a presentarse en plena pandemia, contagiarse, contagiar y convivir cotidianamente con el peligro de la muerte. Como resultado de esta política ya han fallecido dieciséis docentes y auxiliares, la CABA tiene el mayor índice de mortalidad del país. Los datos son contundentes, como lo venimos denunciando desde Ademys, Docentes en Marcha e Izquierda Socialista. Los especialistas nos han dado la razón de la gravedad extrema de potenciar el contagio con la circulación social que implican las clases presenciales. Se lo hemos exigido a Larreta y al gobierno de Fernández también.

Fernández y todos los gobernadores debieron suspender la presencialidad. ¡Pero Larreta y Acuña, en vez de pedir disculpas y autocriticarse, decidieron dejar directamente sin clases a todos los alumnos porteños! ¡Se niegan a que, como en el resto del país, reciban clases virtuales!

Muchas escuelas, desoyendo a Acuña, ya estaban dando gran parte de sus clases de manera virtual, casi todo el sistema secundario. ¡Ahora hasta eso prohíben!

Larreta prefiere dejar sin clases a miles de estudiantes antes de desnudar que no han invertido nada en entrega de computadoras y en conectividad gratuita para estudiantes y docentes. ¡Y tampoco garantiza la entrega de alimentos cuando el hambre arrecia entre las familias de nuestros alumnos!

¿Qué hará Larreta si, como consideran tanto docentes como familias, el pase a virtualidad educativa sigue siendo una imperiosa necesidad? ¿Nos dejará sin educación lo que resta del año sosteniendo la presencialidad o la nada?

Exigimos al gobierno de Larreta el pase a la educación virtual y que se garanticen equipos y conectividad para docentes y estudiantes. Que se garanticen las canastas de alimentos para todas las familias. Y le exigimos al gobierno nacional la incautación de las vacunas de Garín para garantizar la vacunación para toda la población, única solución de fondo para el sistema educativo y la pandemia.

Escribe Guillermo Sánchez Porta

Está claro que las medidas tomadas por el gobierno de Fernández y los gobernadores para frenar los contagios del Covid y las muertes están fracasando. En CABA y la mayoría de las provincias, pese a esta catástrofe, se sigue con la presencialidad. En Buenos Aires solo en el primer cordón hay virtualidad, mientras que en ciudades como Bahía Blanca o Mar del Plata se sigue en presencialidad como en todo el interior de la provincia. ¡Y Kicillof quiere obligar a la docencia a que asista a las escuelas para “atender alumnos sin conectividad”, en vez de garantizar computadoras y conectividad gratuita!

Pero, además, la política salarial firmada por Ctera también fracasó. Ya fue superada la “primera cuota trimestral” por la inflación y el salario inicial está a menos de la mitad de la canasta familiar. Por eso hay luchas docentes autoconvocadas en provincias como La Rioja, siguen los planes de lucha de Ademys en CABA y de los Suteba Multicolores y hubo una jornada nacional de la docencia opositora. En Santa Cruz, Alicia Kirchner le aplicó una multa de 12 millones de pesos a Adosac por rechazar una conciliación obligatoria, atacando el derecho de huelga como los gobiernos más reaccionarios.
Es vergonzoso que Ctera y los gremios provinciales sigan con su tregua, apoyando al gobierno y su ajuste. Es necesario exigirles que llamen a un paro nacional por salarios, contra la pandemia y contra la presencialidad, por vacunas para todos ya, computadoras y conectividad gratuitas, nombramientos y pago de salario de emergencia a docentes sin trabajo.

Mientras, llamamos a apoyar la lucha docente en CABA y en todas las provincias, a profundizar la organización democrática de la docencia en lucha y la coordinación nacional para que puedan triunfar.
 

Escribe Graciela Calderón, secretaria adjunta Suteba La Matanza

El jueves 6 de mayo los Suteba Multicolores y Ademys convocamos a un acto en la localidad de Garín, frente al laboratorio mAbxience, donde el empresario Hugo Sigman produce 24 millones de vacunas por mes.

Fue como parte del plan de lucha con acciones unificadas con Ademys que estamos impulsando desde los Suteba Multicolores. Armamos una importante caravana con autos que llegaron por panamericana, desde CABA y de los distritos multicolores como La Matanza y Tigre, más autoconvocados de zona Norte.

Abrió el acto la secretaria general de Ademys Mariana Scayola, reclamando la incautación de las vacunas de Garín y la declaración de utilidad pública de este laboratorio, en el marco de las 65.000 muertes por Covid-19 en nuestro país. Luego hablaron dirigentes de las seccionales multicolores del Suteba de La Matanza, Tigre y Escobar. Se le dio la palabra a dirigentes del sindicalismo combativo que acompañaron el acto, como Rubén “Pollo” Sobrero, secretario general de la Unión Ferroviaria Oeste, impulsando el reclamo de los trabajadores del transporte por salarios y vacunas, como muestran los cortes de los autoconvocados de la UTA. También hablaron trabajadores de Siderca, Madygraf, Kraft y piqueteros.

Estuvieron presentes, también, dirigentes del Frente de Izquierda, como el diputado nacional de Izquierda Socialista Juan Carlos Giordano, autor del proyecto de ley para incautar las vacunas de Garín y el legislador porteño del FIT Unidad y delegado general del Ministerio de Economía ATE, Pablo Almeida, quien destacó el ejemplo de lucha de los trabajadores de salud de Neuquén, la solidaridad con la rebelión del pueblo colombiano en plena pandemia y reivindicó la lucha docente y la unidad del sindicalismo combativo en el Plenario del Sindicalismo Combativo. Cerró el acto la secretaria general de Suteba La Matanza, Romina del Plá.

Llamamos a toda la docencia a seguir reclamando la incautación de las vacunas de Garín para lograr la vacunación masiva. Que dejen de ser exportadas a Estados Unidos a la multinacional Astrazeneca, que incluso incumplió los contratos que había firmado con el gobierno argentino y ni siquiera una de esas vacunas volvió a nuestro país. Esta es la manera de atacar verdaderamente a la pandemia.

Escribe Mariana Scayola, secretaria general Ademys

Este miércoles 12 los sindicatos docentes combativos realizaremos una nueva jornada nacional de lucha. Será con paros, movilizaciones, apagones virtuales, actos y diferentes modalidades. Ademys, Adosac Santa Cruz, Sute Mendoza, los Suteba multicolores, Amsafe Rosario, MPL Misiones, de Chaco, Sutef de Tierra del Fuego, autoconvocados de La Rioja, Jujuy, GDA Formosa, la oposición en Córdoba, entre otros, seremos parte de esta jornada.

Es que, aunque nacionalmente la atención está en nuestra lucha en CABA contra la política criminal de Larreta, la situación educativa y económica es grave en todo el país.

Por las cifras de la pandemia en todas las provincias habría que pasar a la virtualidad, pero muy pocas la implementan.

En provincia de Buenos Aires, donde Fernández y el Frente de Todos se muestran como la antítesis de Larreta, esta misma semana, con récord de contagios y muertes, Kicillof decretó el regreso a la semi presencialidad escolar. Y en la mayor parte de la provincia nunca se pasó a la virtualidad. Argumentando que muchos chicos no tienen computadoras ni conectividad, el gobierno decide que docentes y estudiantes vayan a la escuela a usar computadoras y recibir clases y trabajos prácticos. ¡En vez de garantizar la conectividad gratuita y repartir computadoras! Y lo mismo quieren hacer con las escuelas especiales. Por eso los Suteba Multicolores paran y se movilizan en caravana a La Plata. 

Esta política la llaman “presencialidad administrada”, pero lo único que administran es el regreso a las escuelas y el avance de los contagios. En Santa Fe, Peroti, que había adherido al DNU presidencial, dio marcha atrás. En Córdoba, la tercera provincia en contagios, Schiaretti se niega a pasar a la virtualidad, como el radical Suárez en Mendoza. Los gobernadores de Cambiemos y del Frente de Todos tienen la misma política, más allá de lo que digan.

Grave también es lo de Santa Cruz donde Alicia Kirchner sigue negando un verdadero aumento salarial, interviene gubernamentalmente en las Junta de Clasificaciones y sanciona a Adosac por negarse a aceptar la “conciliación obligatoria” en 2017. ¡Le pone una multa de 12 millones! Kirchner ataca el derecho de huelga y a la sindicalización. ¡Toda nuestra solidaridad con la docencia santacruceña!

Y en las provincias retoman con fuerza los reclamos salariales. Como La Rioja, donde los autoconvocados están parando y movilizándose a las rutas. La ficción “del aumento por encima de la inflación” que firmaron Alesso, Baradel y la Ctera en paritaria, no aguantó ni un trimestre y ya estamos por debajo. ¡Hace falta un inmediato aumento salarial!

Pero los dirigentes de Ctera siguen priorizando su apoyo al gobierno y su política de no luchar y dejar a cada provincia aislada, en vez de llamar a un plan de lucha nacional.

En CABA, encabezados por Ademys y junto a UTE y Camyp, seguimos en un duro plan de lucha, en otra semana de paros, movilizaciones y grandes acciones organizadas desde las escuelas. Las nuevas muertes de docentes y auxiliares nos generan una fuerte indignación en toda la docencia. Muertes lamentables y evitables que siguen reafirmando la justeza de nuestra lucha y el cinismo cruel y criminal de Larreta y Acuña, para quienes sólo somos porcentajes numéricos descartables. Además, su política antisindical se ratifica con los brutales e ilegales descuentos a los días de paro, que lleva a que miles de docentes suframos un recorte enorme a nuestro ya pobre salario.

Pese a estos ataques, la docencia y Ademys seguimos firmes en la lucha, aunque debemos combinar días de paro con acciones distritales y centralizadas. No es correcta la visión de algunas agrupaciones, que la lucha sirve sólo si es “con el paro por tiempo indeterminado”. Es una posición infantil, que no toma ni la realidad de la docencia ni la importancia de la masividad en las medidas a adoptar como sindicato. Es mucho más contundente un paro masivo, que muchos días de paros divididos y minoritarios. Fue un parazo el 14 de abril, un paro coordinado con los Suteba Multicolores y que arrastró a UTE, como le arrancamos a Fernández el DNU de la virtualidad, que Larreta incumplió después. Y con asambleas masivas de Ademys, con mil docentes, sostuvimos dos semanas de paros. El aval a Larreta de la Corte Suprema, las amenazas de sanciones, la prohibición de clases virtuales y, sobre todo, los fuertes descuentos, llevaron a que muchos docentes volvieran a la presencialidad, pero con el ánimo de lucha firme. Por eso las asambleas de Ademys dieron continuidad a la lucha con paros de 24 o 48 semanales, volviendo a las escuelas a hacer asambleas y organizar medidas distritales. Y fueron justamente estas acciones, semáforazos, cacerolazos, bocinazos, caravanas, las más participativas e importantes.

Pegados a la base, organizándonos desde cada escuela y unificando la lucha los días de paro, ganando el apoyo de la comunidad, como vamos a terminar torciéndole el brazo a Larreta y Acuña.

Sumemos a la jornada de lucha nacional de la docencia combativa. Exijamos a Ctera y las burocracias provinciales asambleas y un plan de lucha nacional.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa