May 14, 2021 Last Updated 12:58 AM, May 14, 2021

Cansadas de tantas promesas de todos los gobiernos, desde hace quince años las trabajadoras del  programa Entrenamiento Laboral (PEL) salieron a luchar para reclamar el pase a planta permanente de 253 trabajadora/es que vienen cumpliendo tareas inherentes al Estado (portería, limpieza en los centros de salud y ONG, administrativas en los talleres, etcétera) en total precariedad, sin estabilidad laboral, sin cobertura de salud y cobrando 4.000 pesos.

Así lo expresaba Joana, una de las referentes del conflicto: “Tantos años que nos aguantamos a rajatabla cada exigencia que nos imponían, hoy acumulamos cuentas de tantos años de precarización […] somos personas limitadas a salir adelante por la falta de reconocimiento como trabajadores de parte del gobierno […] madres, abuelas, mujeres al frente de esta lucha. ¡Esta lucha es de todos!”

Mientras el reclamo cobraba mayor tensión, la dirigencia sindical de ATE negociaba a sus espaldas miserables 8.000 pesos, mostrando la connivencia con la política  del gobierno.

Esta situación que viven trabajadoras/es del PEL es la expresión de un plan económico de ajuste de los gobiernos patronales que han venido realizando estos planes y también tercerizaciones para justificar que no hay desocupación, cuando en realidad sucede todo lo contrario, son planes de trabajo en negro y precarios que hasta el día de hoy se mantienen.

Solo con la fuerza de un plan de lucha y el apoyo de todos los sectores sociales se podrá lograr el pase a planta permanente y un salario digno.

Se están movilizando todos los jueves a las 14 desde la Biblioteca Sarmiento hasta la Casa de Gobierno.

¡Toda nuestra solidaridad a las trabajadoras del PEL!

Corresponsal

 

Municipales de distintas dependencias, entre ellos trabajadores de la salud de los tres hospitales que hay en el distrito y de distintas salas de primeros auxilios, rechazaron el aumento de 32% en dos cuotas firmado por la burocracia de Troncoso de forma inconsulta.

Este acuerdo insuficiente no le permite a la gran mayoría de los trabajadores de la salud siquiera alcanzar los 60.000 pesos de la canasta básica. Es por eso que el pasado viernes los trabajadores del hospital Germani, de Laferrere, cortaron la ruta 21 y confluyeron con compañeros del Hospital de Niños de San Justo y de distintas dependencias municipales para dirigirse en caravana hasta el lugar y luego marchar a la delegación municipal de Laferrere. 

Los municipales autoconvocados reclaman la reapertura de la negociación salarial y la discusión de su convenio colectivo de trabajo, hoy inexistente. Desde Izquierda Socialista venimos acompañando su lucha y lo seguiremos haciendo para que triunfen.

Corresponsal

 

Declaración del Plenario del Sindicalismo Combativo (PSC)

Basta de ajuste a lxs trabajadorxs y el pueblo

Vacunas para todxs ya

Salario igual a la canasta familiar

Estamos en medio del mayor avance de la pandemia del Covid en Argentina. Records de contagios y muertes diarios. Con epicentro en el AMBA, pero que rápidamente se extiende a todo el país. Con un sistema de salud que ya da síntomas de colapso. Y un gobierno que no da ninguna respuesta eficaz a la pandemia.

Por otro lado, sigue la pandemia social, crece la pobreza a niveles históricos, la desocupación, los trabajos en negro y flexibilizados, salarios y jubilaciones por debajo de la pobreza y perdiendo mes a mes con la inflación. Suben los precios de los alimentos y productos de primera necesidad, la nafta y los servicios.

Pero el gobierno no duda en dónde invertir el dinero de los argentinos. No lo utiliza para resolver la pandemia, en vacunas, ni en ayudas sociales para garantizar una cuarentena sin hambre ni miseria. Tampoco en construir viviendas populares ni obras públicas, ni nuevos hospitales, generando trabajo para todos, ni para aumentar el presupuesto en salud y educación. Mientras, impone paritarias a la baja y no hay aumento general de salarios frente a la gran presión inflacionaria.

El gobierno lo usa para pagar puntualmente miles de millones de dólares de deuda externa e intereses, para subsidiar multinacionales y grandes empresarios amigos del poder. Su política es viajar por el mundo para negociar un acuerdo con el FMI para garantizar el pago de la fraudulenta deuda externa. Y seguir arriesgando la salud y la vida de los trabajadores y sectores populares, obligándolos a ir a trabajar a pesar del alto riesgo de contagio o pasar hambre. Una cuarentena dura, necesaria para frenar el avance de la pandemia en estos momentos, choca además de la aplicación del ajuste que ordena el FMI con los intereses de las patronales de mantener los ritmos de producción.  

Cuenta para esto con la criminal complicidad de la burocracia sindical de la CGT y las CTAs. Estos dirigentes traidores son la principal razón por lo que el malestar y los reclamos sociales no tengan un canal unificado de lucha que frene este ajuste del gobierno y las patronales.

Pero hay un importante proceso de luchas en el país que sí enfrenta los ajustes. Y estas luchas tienen al frente a los sindicatos recuperados, cuerpos de delegados combativos, nuevos delegados y luchadores de fábrica y sectores autoconvocados, que pasan por encima de las traiciones de la burocracia sindical.

Las y los trabajadores de salud están a la cabeza de esta ola de conflictos. Descolla la lucha de los trabajadores de la salud de Neuquén exigiendo aumento salarial acompañada por una verdadera pueblada, por fuera de la burocracia de ATE. También la rebelión docente en CABA defendiendo la salud y la vida, encabezada por Ademys, al igual que los Sutebas Multicolores que paran y se movilizan. El Sutna en plena pelea paritaria, acaba de ganar 54 % de aumento salarial que debe ser referencia para el conjunto de los trabajadores.

Los trabajadores y las trabajadoras de la salud luchan en todo el país. En Río Negro con un proceso de conformación de un nuevo sindicato combativo, la lucha de enfermería por el reconocimiento profesional en CABA encabezada por el sindicato independiente ALE, el Hospital Garrahan, Hospital Moyano, La Matanza, el Hospital Larcade y la Cicop, Córdoba con la UTS y la multisectorial, entre otras provincias, el Hospital Allende y el Materno Infantil de Mar del Plata por aumentos de salarios. El sector de la salud privada también como el Hospital Italiano por el salario, la Clínica San Andrés y la Constituyentes por su fuente de trabajo. También  AGD y la docencia universitaria que ya va por la tercera jornada de paro nacional en defensa del salario, los trabajadores vitivinícolas, los metrodelegados que enfrentan los desafueros por luchar, las trabajadoras de Casas Particulares, los trabajadores portuarios, la juventud precarizada de aplicaciones que se organiza por su reconocimiento como trabajadores, los Tercerizados que luchan por el pase a planta como los ferroviarios de MCM del Roca, del Mitre y del San Martin que hicieron acciones conjuntas en Constitución está semana, o los contratistas de Edesur y Edenor como EMA, Luminitex, ArgenCobra y Rowling que vienen haciendo acciones en la Quinta Olivos. Los Autoconvocados de Latam que pelean contra los despidos hace más de un año. Los Tercerizados de Aerolíneas Argentinas de GPS. Conflictos como en la T5 del puerto y en Arrebeef. Las fábricas ocupadas como Gotan, Madygraf y La Nirva. Y muchos otros que se organizan para enfrentar las distintas caras del ajuste. Todos conflictos que vienen siendo atacados por las patronales y la burocracia sindical

La multitudinaria lucha de los movimientos sociales y piqueteros no se detiene ni se detuvo durante meses y sigue reclamando asistencia integral a los comedores populares, aumento del número de planes, un seguro al desocupado equivalente a la canasta básica total frente al hambre en las barriadas y trabajo genuino. Con una juventud que reclama condiciones para la virtualidad demostrando que ni al gobierno nacional ni a los provinciales la educación es lo que les importa. Ante la falta de vivienda las ocupaciones de terrenos muestran un camino como en Guernica, Los Ceibos, Magaldi y otros.

Desde el Plenario del Sindicalismo Combativo hemos participado directamente y apoyado todas estas luchas. Buscando la solidaridad, la coordinación, el apoyo económico para que triunfen. Como acabamos de hacer con el acto en apoyo a la gran lucha de los y las trabajadoras de salud de Neuquén el viernes 16 de abril en CABA.

Frente al aumento de los contagios, el PSC sigue reclamando medidas sociales y sanitarias para atacar la pandemia del Covid y la crisis social. Para que se corten los contagios, las muertes, para que todos tengan atención digna, para que la crisis no la paguemos los trabajadores y el pueblo, sino los banqueros, las multinacionales, los grandes empresarios.

Por eso exigimos testeos masivos y cuarentenas con apoyo social universal y preservación del empleo.
Por un sistema único de salud estatal, universal y gratuito. Con presupuesto, personal e infraestructura que se necesite.
Vacunación para todos y todas. Para lograrlo reclamamos la eliminación de las patentes y la incautación de las millones de dosis para vacunas, que mensualmente se producen en el laboratorio MaBxience de Garín y que se van a EEUU, mientras la vacunación no llega al 2% de nuestra población. Avanzando en un plan de nacionalización de los laboratorios para garantizar la producción pública masiva. Por eso impulsamos toda acción y pronunciamiento en este sentido.

Como parte de nuestro pliego de reclamos seguimos planteando:

•    Aumento salarial, de planes sociales y jubilaciones. Salario mínimo de $60.000. Ningún trabajador por debajo de la línea de pobreza. Inmediata reapertura de las paritarias para recuperar las pérdidas por inflación. Por un salario inicial igual a la canasta familiar y cláusulas de ajuste automática mensual. Reparto de las horas de trabajo sin descuento salarial
•    Prohibición de despidos y suspensiones. Estatización de toda empresa que cierre o despida y su continuidad bajo control de los y las trabajadores.
•    Defensa de los convenios colectivos. No a las tercerizaciones absorción de todas las tercerizaciones bajo el convenio más beneficioso.
•    Por tierra, vivienda y trabajo digno, unidad de las filas obreras.
•    Eliminación de las patentes e incautación de todas las vacunas del laboratorio de MaBxience. Declaración de utilidad pública a los laboratorios para producción de las vacunas.
•    No pago de la deuda externa. Fuerte impuestos a las multinacionales y las grandes empresas.

Para impulsar estos reclamos, es que este martes 27 de abril a las 11 horas realizaremos un acto del PSC y los sectores en lucha que se quieran integrar, frente al Ministerio de Trabajo en CABA, al reunirse el Consejo del Salario, donde gobierno, empresarios y burocracia sindical, quieren ratificar la miseria del salario mínimo.

Y a las 13 horas participaremos en un acto unitario junto a los movimientos sociales organizados en Unidad Piquetera.

Para organizar la acción frente al ministerio, convocamos a los sectores en lucha que quieran participar, a una reunión con la Mesa del PSC el día lunes 26, a las 16hs

Desde el Plenario del Sindicalismo Combativo llamamos a todos los sectores en lucha, dirigentes anti burocráticos, movimientos sociales independientes, las fábricas recuperadas y la izquierda, a confluir en esta actividad.


Mesa Nacional del Plenario del Sindicalismo Combativo

Escribe Mariana Scayola, secretaria general de Ademys

Desde Ademys hace tiempo que venimos reclamando la suspensión de las clases presenciales como una medida central para atacar el salto exponencial de la pandemia, fruto de la política criminal del gobierno de poner a millones de personas en la calle. Exigiendo además la vacunación masiva, computadoras y conectividad gratuita para estudiantes y docentes para garantizar las clases virtuales. En asamblea resolvimos llamar a un paro el 14 de abril en unidad con los Suteba Multicolores y autoconvocados del Gran Buenos Aires y movilizar en caravana al Ministerio de Educación de Trotta.
Pese a la tremenda campaña en contra de estos reclamos de Larreta-Acuña, Trotta, la burocracia Celeste de Baradel, del frente docente de Suteba, FEB y Udocba, la docencia del AMBA tomó con fuerza la medida. En CABA logramos que, después de muchos llamados públicos, UTE se sumara y el paro fue masivo. En Buenos Aires también se hizo sentir, incluso en los distritos dirigidos por la Celeste, y hasta obligó que Udocba pare, quebrando el frente interburocrático.

Este paro fue la gota que le rebasó el vaso a Fernández, que esa misma noche decidió pasar a clases virtuales en el AMBA media hora después de que sus ministros Trotta y Vizzotti dijeron que las escuelas “serán lo último que se cierre”. Es por eso que Trotta y Baradel están desaparecidos, porque no pueden dar la cara y asumir que fue la docencia quien impuso esta medida.

Pero Larreta y Acuña, junto con sus jueces amigos, la Iglesia y los dueños de las escuelas privadas, decidieron seguir jugando con la vida y la salud de los porteños, docentes, auxiliares, docentes y estudiantes avisando el domingo a medianoche que el lunes había que presentarse en las escuelas. Mostrando, además, un total desprecio hacia las familias trabajadoras.

Desde Ademys llamamos al paro junto con UTE, con una adhesión de 90 por ciento. Y el mismo lunes hicimos una asamblea de mil docentes, inédita, que muestra el estado de rebelión de la docencia contra Larreta y la enorme fuerza que está tomando Ademys. Allí votamos seguir con el paro 48 horas y movilizarnos el jueves al Ministerio de Salud exigiendo vacunación para todos, la eliminación de las patentes y que se incauten las vacunas de Garín. Larreta quiere quebrar el paro con descuentos para que el docente deba optar por pasar hambre o encontrarse con el virus. Una canallada más.  

El martes la adhesión siguió altísima. Entre Larreta y Fernández están en una guerra judicial y quieren que la docencia y las familias la miremos por TV. Los docentes ya le dimos clases a Larreta y Acuña de cómo se defienden la salud y la vida. El jueves es el examen para Vizzotti y Fernández, cómo conseguir vacunas. Y a Trotta tendremos que ir a buscarlo porque desapareció y no por no tener conectividad, como les ocurre a miles de estudiantes por su responsabilidad.

Escribe Mariano Barba

Los auto convocados de la salud pública neuquina están haciendo historia y de la grande ya que continúan con firmeza un plan de lucha que supera los cincuenta días e incluye paros, movilizaciones, caravanas, marchas de antorchas, y sobre todo unos quince piquetes sobre las rutas que ya llevan dos semanas obstaculizando el tránsito petrolero y comercial. Reclaman el 40 % de incremento al básico (desde diciembre del 2019 permanece congelado) en rechazo al miserable 15 % firmado por la burocracia que originó esta lucha ejemplar, también solicitan el pase a planta de cientos de contratados. En una palabra están defendiendo la salud pública ante un gobierno que los ningunea. Y es el pueblo el que los respalda masivamente y genera condiciones para que la lucha continúe.

Esta gigantesca lucha trae a la memoria de los neuquinos las puebladas de Cutral Có cuando Menem privatizó YPF y miles salieron a las rutas a protestar, ó cuando los obreros de  la construcción hicieron una caminata de cientos de kilómetros en los ’80 contra el gobierno de Felipe Sapag; o cuando se dio el choconazo en los ’70; y más reciente cuando los docentes fueron a protestar a la ruta en el 2007 y asesinaron a  Fuentealba.

No es para menos. Ya que miles de enfermeras, mucamas, camilleros, administrativos, choferes y técnicos, llevan adelante un prolongado paro y llenan con marchas las calles de importantes ciudades de la provincia, mientras que cientos de ellos permanecen en los cortes de rutas, rotándose para evitar el desgaste propio de estar a la intemperie en una provincia con gran amplitud térmica, noches muy frías y días cambiantes.

Intentando quebrar la huelga, o al menos dividirla, el gobierno ofreció un bono en negro de tres cuotas de 10.000 pesos, que ante el rechazo mejoró agregando una cuota más. Los autoconvocados volvieron a rechazarlo y exigen una propuesta al básico.
 
Piquetes y nueva dirigencia

El ministro de Economía de la provincia fue muy explícito al declarar que no pueden conceder un aumento al básico a un organismo ilegal como los auto convocados. La democracia interna directa que aplican para designar los delegados y definir cada paso a seguir es un ejemplo nacional de lucha con nuevos dirigentes a la cabeza. La mayoría de ellos cursan su primera lucha como protagonistas fundamentales. El resto de los ministros que se reunieron en prolongadas jornadas con los auto convocados  terminaron con el mismo verso “levante los piquetes, haremos una oferta y tendrá que participar Quintriqueo”, el burócrata traidor de ATE que es responsable de que se salga a esta lucha. Hasta los diputados kirchneristas exigen la institucionalidad, es decir, no se quieren sentar con los auto convocados. Mientras la fuerza de la lucha arrastró a la dirigencia kirchnerista de Aten y Judiciales a realizar un paro de apoyo  de 24 horas que se cumplió el viernes pasado, dos días después que la oposición docente Multicolor, junto al resto de la oposición, concretara un importante paro auto convocado.
La burocracia de la CGT también exige que no se negocie con los autoconvocados. Ahí está el nudo de la controversia. La verdad es que temen que un triunfo de los trabajadores de salud autoconvocados pueda abrir una situación de reclamos muy fuerte y generar un movimiento de gran simpatía contra la burocracia sindical.
 
¿Qué hacer?

El gobierno provincial del MPN, viene actuando codo a codo con Alberto Fernández, y respaldó todas las medidas de ajuste y el pago de la deuda externa. Por eso ninguno atiende el reclamo de salud. Desde Izquierda Socialista planteamos y hacemos: El fortalecimiento de los piquetes con presencia diaria de compañeros, fondo de huelga, el apoyo masivo de la población y el acompañamiento que hacemos desde la izquierda, los movimientos sociales, el sindicalismo combativo y  desde cada lugar de trabajo pueden ser fundamentales para que no los quiebren con los descuentos que aplicó el gobierno.

La exigencia a un paro general provincial en apoyo a salud es parte de nuestra política  a los gremios de la CTA de los Trabajadores.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa