May 14, 2021 Last Updated 12:58 AM, May 14, 2021

Conversamos en el piquete ubicado en la intersección de las rutas 237 y 17 con los delegados de los trabajadores autoconvocados del hospital Picún Leufú, la doctora Flavia Rebolledo, el técnico de laboratorio Nicolás Cabrera y la enfermera Débora Sambueza, activista destacada de esta gran lucha.

ES.–¿Cuándo empezaron los reclamos?

DS.–Los reclamos originales hace muchísimo, aunque nosotros nos unimos hace nueve días a los cortes de la ruta.
FR.–Estallaron con la pandemia los déficit de la salud pública, con poco recurso humano y falta de material. Déficit en todas las áreas, sobre todo en la atención primaria, que no se puede garantizar y es un pilar fundamental en zona rural. Ambulancias insuficientes. En síntesis, vacían el hospital público con profesionales mal pagos que se van al privado.
NC.–Todos salimos juntos porque en nuestro sector afrontamos con solo dos personas toda la pandemia, un sacrificio enorme, sin insumos, sin protección. Esta lucha es una suma de todas las adversidades.
 
ES.–¿Por qué se mantienen tan firmes sobre las rutas?

DS.–Nos mueven la injusticia y la falta de respuesta del gobierno. Trabajamos dieciséis horas muy seguido y tenemos voluntad para trabajar y seguir luchando. Fue muy difícil 2020, llevamos más de un año sin vacaciones, con exceso de guardias, yendo a vacunar y arriesgando contagiar a nuestras familias, esa es la verdadera fuerza. Y mantenemos la calma a pesar de las agresiones para sacarnos de las rutas.
FR.–Estamos convencidos de que nuestro reclamo es genuino y nuestra fortaleza es porque la sociedad entera entendió que la salud pública es un problema social y un asunto de todos. La gente sintió que tenía que poner su cuerpo y estar presente en esta pelea, más allá de los bocinazos. Sentimos que nos están cuidando como nosotros cuidamos de ellos en el hospital.
 
ES.–¿Cómo piensan continuar?
NC.–Todos tenemos muchas razones para estar aquí por un año de trabajo agotador y nos acostumbramos a esta firmeza, por eso nos bancamos esto tan fuerte.
FR.–Vamos a seguir porque el pueblo nos devuelve con su apoyo el sacrificio que vieron en nuestro trabajo.
DS.–Seguiremos firmes para que la salud pública se arregle en todos los hospitales. Elegimos luchar, lo hacemos con gusto y seguiremos hasta que aparezcan las respuestas.
 
ES.–¿Cómo definen la actitud de la conducción de ATE?

DS.–Siento que nos fallaron en un momento de mucho sacrificio.
FR.–Siento indignación y que se burlaron de todos los trabajadores de la salud.
NC.–Siento que nos traicionaron. No saben lo que es salud. Queremos que nos representen trabajadores de la salud, por eso los auto convocados somos genuinos y muy democráticos, sin distinción de categorías.

Escribe Doctor Fabián Torres, delegado provincial de Fesprosa
 
Una gran jornada con caravanas, movilizaciones, paro y cortes de rutas del conjunto de salud en toda la provincia de Río Negro se vivió este 20 de abril. Algo que era esperable debido a los seis meses sin solución del conflicto y la falta de respuesta del gobierno de Arabela Carreras, donde el día anterior la gobernadora salió a decir en los medios que no hay aumento, que el incremento ya fue pactado con los gremios ATE y UPCN, de 29% anual y en cuotas. Esto y el anuncio del presidente Alberto Fernández sobre el bono miserable de 6.500 pesos hicieron que esta jornada fuera masiva en toda la provincia.

Esto demuestra también que los gremios traidores, una vez más, pactan a espalda de los trabajadores y no salen a defender junto a salud el justo reclamo de mejoras salariales, paritarias y una ley de insalubridad. Asspur es el gremio que se está poniendo al hombro esta lucha que, junto con un gran grupo de trabajadores autoconvocados, decidieron formar este gremio antiburocrático, democrático y clasista exclusivamente de salud y con una alta participación de las mujeres.

Esta última jornada, y como lo hicimos el Día Mundial de la Salud, logramos un paro masivo, movilizaciones y cortes de rutas donde se vio que en Cipolletti, Cinco Saltos y  Campo Grande paralizaron el Alto Valle. El hecho más significativo fue en la ruta 151, donde los hospitales de Cinco Saltos y Campo Grande cortaron más de once horas la ruta y recibieron la visita de nuestro legislador por la ciudad de Buenos Aires, Pablo Almeida, dando su solidaridad a esta lucha que sigue los pasos del Gran Elefante de autoconvocados de Neuquén. Con esta gran acción marcamos la agenda a toda la provincia y así se consiguió un plan de lucha para la semana próxima y quedó demostrado que los trabajadores de la salud tienen su gremio y exigen que este sindicato sea reconocido y participe de la mesa de salud que el gobierno niega mientras pacta con la burocracia.
 

El Plenario del Sindicalismo Combativo se movilizó al Obelisco y a la Casa de la Provincia de Neuquén en Caba para apoyar  a la huelga de las y los trabajadores de la salud de esa provincia. Participaron Roberto Obelar, trabajador de la salud de Neuquén; Mónica Schlotthauer, diputada nacional electa y delegada del Ferrocarril Sarmiento; Ileana Celotto, secretaria general de AGD-UBA;  Alfredo Cáceres, comisión directiva de Suteba Tigre; Julio Ozuna, trabajador de la clínica San Andrés; César Latorre, comisión interna Hospital Italiano. Además se hicieron presentes Myriam Bregman (PTS) y Pablo Almeida (Izquierda Socialista), legisladores de CABA por el Frente de Izquierda Unidad.

Se realizó la reunión de Mesa del Plenario del Sindicalismo Combativo (PSC), donde resolvimos, entre otras definiciones, convocar ampliamente a todos los sectores en lucha a una acción el próximo 27 de abril, día en que se reúne el Consejo del Salario, para presentar los reclamos de los trabajadores y denunciar el pacto de la burocracia sindical con el gobierno y las patronales.

Y el sábado 17 se realizó el encuentro de Madygraf, organizado por el PTS con el apoyo del MST, como “encuentro de luchas”. Como denunciamos anteriormente, este encuentro, no fue propuesto al PSC para buscar sumar la mayor unidad de los que luchan. Somos una coordinación que existe hace años, con un programa contra el ajuste patronal, con figuras y sindicatos combativos y un accionar incuestionable de apoyo a las luchas. En realidad, este Encuentro fue un intento del PTS de acercar luchadores al MAC, contra el PSC. El PTS puede hacer todos los encuentros y acciones que quiera, pero es absurdo disfrazarlos frente a los activistas como “encuentro de las luchas” y, encima, criticando al PSC, del cual es parte hace unos meses.

La principal crítica del PTS hacia los encuentros del PSC es que “ponemos cupos” de oradores. Por supuesto, como en cualquier asamblea obrera, en este encuentro también hubo cupos, límites de tiempo de intervención, desnudando la demagogia del PTS. Aunque se pasó de raya: dio tres minutos y luego dos a los oradores (no así a las intervenciones de sus dirigentes y del MST) y no permitió el saludo que le solicitó a Izquierda Socialista, dejando esperando tres horas a la dirigente ferroviaria y diputada del FIT Unidad Mónica Schlotthauer. Al PO sólo le dio 3 minutos.
Es una política errada armar pequeñas reuniones aisladas y enfrentadas al PSC. Lamentablemente, el PTS tiene otra comprensión del PSC, se integró formalmente, pero sigue con su política de disputa y divisionismo, que en nada ayuda a la coordinación y unidad de los que luchan. Por eso los llamamos a la reflexión para que desistan de este tipo de acciones mezquinas y divisionistas y se integren leal y plenamente al PSC.

Los principales dirigentes del PSC hicieron un llamado unitario a los luchadores del encuentro para que convoquemos juntos a la acción en el Consejo del Salario del día 27, porque necesitamos la mayor unidad para enfrentar los ataques del gobierno.

Corresponsal

El Socialista conversó con Mariano Colombo, periodista de Bariloche y miembro de la Comisión Directiva  del Sindicato de Trabajadorxs de Prensa de Bariloche y Zona Andina (SiTraPren) que desde hace años vienen realizando reclamos a las grandes empresas periodísticas de la Patagonia Norte (Diario Rio Negro, La Mañana del Neuquén, El Cordillerano, etc).

¿Cuál es el reclamo que vienen haciendo desde SiTraPren y qué respuestas les dan desde las empresas?

El reclamo está canalizado a través de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa -Fatpren- que es la que negocia con la cámara patronal ADIRA -Asociación de Diarios del Interior de la República Argentina-, pero detrás de la Federación estamos todos los sindicatos de la Patagonia empujando.

Por un lado los sindicatos de Bariloche, Viedma, Alto Valle, Neuquén, Santa Rosa y General Pico, reclamamos la inclusión del plus salarial que se conoce como zona fría o desfavorable.  Y por el otro lado, el convenio colectivo de trabajo de la actividad contempla el plus solo desde la provincia de Chubut hacia el Sur. Estas reclaman el incremento al porcentual, por ejemplo Tierra del Fuego tiene apenas un plus de 20% del salario básico.

La respuesta de las empresas es esquiva y muchas veces sin siquiera argumentos. Han llegado a plantear que el costo de vida en Córdoba, o en el Conurbano bonaerense, es más alto que en Bariloche y otras ciudades de la región. Argumento fuera de la realidad ignorando la necesidad de cubrir abrigo, calzado apropiado para nieve, o para hielo, etc.

Se produce una situación injusta y discriminatoria. En Río Negro y Neuquén, estatales, jubilados, sector privado, trabajadores de prensa televisada o radiofónica cobra la zona. Se llega al absurdo de que un trabajador de nuestra área accede al ítem de zona desfavorable cuando se jubila.

¿Qué acciones vienen llevando adelante? ¿Qué organizaciones están prestando su apoyo al conflicto?

Los trabajadorxs de prensa estamos acostumbrados a cubrir y difundir los conflictos de trabajadores de otras actividades, pero cuando se trata de nuestros reclamos no tenemos prensa. Las empresas eligen invisibilizarnos y no difunden nuestros comunicados o nuestras acciones.

Acudimos a organizaciones sindicales, sociales, políticas y hasta profesionales para que nos ayuden a visibilizar nuestra lucha y afortunadamente son muchos los que nos están acompañando solidariamente (ver por ejemplo la declaración del FIT-Unidad Río Negro). También, tanto en la Legislatura como en el Concejo Deliberante en Neuquén, aprobaron de manera unánime proyectos de declaración acompañando nuestro reclamo. Esperamos que pronto que se expidan en el mismo sentido en Río Negro.

¿Cómo piensan continuar la pelea?

Estamos en un estado asambleario permanente y ya trazamos un plan de lucha progresivo que va a incluir diferentes acciones directas hasta llegar a un paro en las próximas semanas si no aparece una respuesta favorable.

La lucha de los trabajadores de prensa patagónicos por la zona hoy empieza a nacionalizarse porque, en paralelo, se desarrolla la discusión salarial y la cámara ADIRA acudió a las últimas tres reuniones con la misma oferta miserable. Hoy un salario inicial en la actividad apenas supera los $30.000 y un cronista calificado o un redactor, apenas supera $ 40.000.

Los dueños de los diarios, llenan sus bolsillos y muchas veces con la plata del Estado, a costa de precarización, salarios bajos y  paupérrimos aumentos. Por eso el plan de lucha que veníamos desarrollando en la Patagonia por la zona, ahora también es nacional por el salario, lo que nos lleva a avanzar en forma unificada

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa