Jun 25, 2022 Last Updated 12:49 AM, Jun 25, 2022


Escribe Juan Carlos Giordano, diputado nacional electo por Izquierda Socialista/FIT Unidad

Hace unos días que partí de Argentina con la tarea de llevar la solidaridad internacionalista de nuestro partido, Izquierda Socialista, de toda la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores - Cuarta Internacional (UIT-CI) y de cada compañera-compañero aportante a la Operación Solidaridad de la izquierda ucraniana.

Sin dudas, la invasión de Putin y Rusia a Ucrania es el hecho más importante de la situación mundial. En estos días participamos de diversas actividades en Europa. En una charla en Girona, junto con diversas organizaciones de izquierda se plantearon posiciones de todo tipo: desde quienes se acercan para informarse sobre lo que ocurre, impactados por las imágenes de la resistencia, hasta los sectores que desde la izquierda apoyan explícita o implícitamente a Putin.

Son debates muy importantes, atravesaron los discursos del 1° de mayo en Plaza de Mayo y aquí también hicimos referencia, en Barcelona, donde participé del acto y comida que realizaron los compañeros de Lucha Internacionalista, junto al dirigente del partido turco IDP, Atakan Ciftci. Ambas organizaciones son parte de la UIT-CI. También me llamaron medios de nuestro país y de este lado del mundo para saber de la Operación Solidaridad.

Dentro de Ucrania, participan en esta campaña luchadoras y luchadores anti-autoritarios, anti-fascistas y sectores que se reivindican trotskistas. Muchos están en la primera línea de defensa de su territorio. Como Sergei Movchan, que es periodista y ha participado de distintas charlas a nivel internacional. Operación Solidaridad es una red voluntaria antiautoritaria, integrada por activistas de izquierda, de diversas posturas, independiente del gobierno de Zelensky, que reclaman la solidaridad internacional a la que respondimos.

 Nos cuentan que los materiales de primeros auxilios escasean en el marco de cientos de miles de heridos. Por eso es un orgullo para nosotros hacer una contribución, la que podamos. Con un esfuerzo enorme, porque han puesto contribuciones económicas trabajadoras, trabajadores, jóvenes, sectores populares de distintos lugares del mundo, para que podamos adquirir estos kits que tanto les hacen falta para enfrentar a los criminales.

El sábado 30 estuvimos preparando la siguiente etapa del viaje junto a Josep Lluis del Alcázar, del Secretariado Internacional de la UIT-CI, Marga Olalla y el joven Marc de Lucha Internacionalista. El domingo partimos y pasamos por Varsovia, Polonia, camino a Ucrania. Muy contentos porque vamos a seguir construyendo nuestra internacional con la convicción de que tenemos que unir a la izquierda y a los revolucionarios para enfrentar a todo imperialismo-capitalismo por un mundo socialista. Y para lograrlo hoy tenemos que luchar por “Fuera Putin de Ucrania. Apoyo a la resistencia ucraniana. No a la OTAN”.

#declaración
Somos la red de voluntarios antiautoritarios de Ucrania, “Operación Solidaridad”

Aunque somos personas que tenemos muchos puntos de vista diferentes, compartimos una comprensión común de la agresión rusa. Ese entendimiento es, en resumen: que condenamos la invasión de la Federación Rusa y su liderazgo que la ha orquestado.

Como activistas anti autoritarios, nos unimos inmediatamente al movimiento de resistencia al comienzo de la guerra. Muchos de nuestros camaradas se unieron a las filas de las fuerzas de defensa. Nuestro propósito, por lo tanto, es proporcionarles todo lo que necesitan, así como ayudar a otros en necesidad siempre que podamos.

Uno podría preguntarse: "¿Cómo pueden las personas que se han opuesto constantemente al estado durante muchos años ahora defenderlo con armas y solicitar equipos militares de todo el mundo?" Nos une nuestra comprensión de esta guerra como imperialista y como un acto de agresión contra el pueblo. Aquí están nuestras razones por las cuales:

Esto no es, para usar las palabras del Kremlin, una "guerra de desnazificación". Ucrania ciertamente tiene un problema de extrema derecha, pero su escala e influencia son exageradas por la propaganda rusa, que explota y parasita el lenguaje y la tradición del antifascismo. Ucrania es un país mucho más libre que Rusia, que cada día se parece más a un régimen fascista desde que comenzó la guerra.

Esta no es una guerra para liberar a los ucranianos de habla rusa. Hoy en día, la mayoría de los combates que tienen lugar en Ucrania tienen lugar en las zonas predominantemente de habla rusa, donde los rusohablantes son las principales víctimas de estos atroces crímenes de guerra. Es por eso que los ucranianos no saludan “al ejército ruso con flores y, en cambio, se alistan con la Defensa Territorial para encontrarse con “los libertadores” de una manera muy diferente a la que afirma Rusia.

Esta no es la guerra de Rusia contra la OTAN. Tampoco es la guerra de la OTAN contra Rusia con Ucrania como representante. Somos críticos con el imperialismo occidental que es tan evidente en otras partes del mundo. Sin embargo, es Rusia, un estado que intenta imponer su hegemonía en la región, la responsable de esta guerra en particular. Si la neutralidad de Ucrania y la expansión de la OTAN hacia el Este fueran las verdaderas razones de la guerra, ya terminaría. O, tal vez, ni siquiera comenzaría.

Esta es también la guerra de Putin contra su propio pueblo. La “operación especial”, como exige y hace cumplir el estado ruso que se denomine, permitió al Kremlin instituir una dictadura brutal, reprimir manifestaciones contra la guerra, erradicar todos los medios de comunicación de oposición y dejar a tantos ciudadanos rusos que no estaban de acuerdo. con el gobierno para salir del país. Bielorrusia también se encuentra en la misma situación. La política rusa trata esta represión sistemática de la disidencia y la libertad como un anteproyecto de la hegemonía que desea establecer sobre esta región en su conjunto.

Las ambiciones imperiales de Rusia generan demandas de una magnitud demasiado costosa para que cualquiera pueda estar de acuerdo con la "paz a cualquier costo". Someterse a sus demandas conduciría inevitablemente a la derrota de todas las fuerzas progresistas regionales. Lo que implica un tratado de paz depende en gran medida de la situación en los campos de batalla. Por eso llamamos a todos aquellos para quienes la libertad, la igualdad, la hermandad y la hermandad no son palabras vacías, a apoyar el movimiento de resistencia ucraniano. Hay varias formas de hacerlo, como por ejemplo:

Apoyar directamente a las Fuerzas Armadas de Ucrania o la Defensa Territorial;
Apoyar movimientos de voluntarios e iniciativas humanitarias;
Ayudar a los refugiados ucranianos;
Exigir que sus gobiernos brinden ayuda financiera, humanitaria o militar a Ucrania;
Abogar por la cancelación de la deuda externa de Ucrania, que sería vital para la reconstrucción de la posguerra.

Finalmente, puedes apoyar la “Operación Solidaridad”. Al hacerlo, puede estar seguro de que su apoyo ayudará a los antiautoritarios que luchan por la sociedad libre. Una sociedad libre de prejuicios, desigualdades y agresiones.


Escribe Miguel Lamas, dirigente de la UIT-CI

Por primera vez desde su fundación en 2005, el Partido Socialismo y Libertad (PSOL) no presentará candidato propio a la presidencia. Se prepara para apoyar la fórmula electoral Lula-Alckmin al mismo tiempo que acuerda una alianza con el partido burgués REDE. La Corriente Socialista de los Trabajadores (CST, UIT-CI), que es parte del PSOL, repudió esa decisión, anunció que no la va a acatar y llama a formar un frente de izquierda en las luchas y en las urnas.

En forma totalmente burocrática, la dirección del PSOL resolvió el apoyo a la candidatura de Lula y Gerardo Alckmin (dirigente burgués neoliberal, algo así como un Macri brasileño) y también la alianza electoral por cuatro años con la organización burguesa REDE.

El 2 de octubre se realizan las elecciones nacionales en Brasil. El país vive hoy una profunda crisis económica y una ola de huelgas y luchas populares contra el gobierno derechista de Bolsonaro y su política a favor de los banqueros y ricos del agronegocio.

El PT encabezado por Lula es el muy posible triunfador en las próximas elecciones, porque capitalizará el voto castigo obrero y popular a Bolsonaro. Sin embargo, lejos de proponer una alternativa a favor de los trabajadores y oprimidos, se alió al político neoliberal Gerardo Alckmin como candidato a vicepresidente, con un programa abiertamente pro capitalista y neoliberal que va a conservar todas las reformas antiobreras de Bolsonaro.

Debate en el directorio del PSOL

La dirección del PSOL resolvió el apoyo a Lula-Alckmin y la unidad con REDE en un directorio nacional, realizado la semana pasada, con 61 miembros y una mayoría 35 a 25, sin consultarlo de ninguna forma con las bases de la organización. Es una decisión que tiende a la destrucción del PSOL, ya que cambia totalmente sus bases históricas socialistas y clasistas.

En la reunión del directorio del PSOL que consumó esa traición, la compañera Rosi Messias, hasta ese momento representante nacional de la CST en dicho directorio, repudió esa decisión y declaró: “Somos fundadores del PSOL, cuando en el 2005 Lula comenzó a aplicar un proyecto de reforma jubilatoria contra los trabajadores públicos. El PSOL fue fundado durante una poderosa huelga de trabajadores estatales. Desde entonces seguimos batallando por un instrumento político con independencia de clase. Y hoy un directorio nacional, sin consulta a las bases, resolvió el apoyo a Lula-Alckmin, un proyecto burgués. No vamos a acatar esa resolución. Vamos a retirarnos de este directorio y de los directorios estatales y municipales, porque no podemos compartir con dirigentes que van a votar a Lula-Alckmin y su programa burgués. Vamos a luchar en las bases del PSOL, defendiendo al PSOL de los orígenes, un PSOL clasista, socialista, internacionalista y democrático”.

Posteriormente la CST señaló: “Proponemos al conjunto de las fuerzas y militantes que apoyamos a Glauber Braga (dirigente del PSOL que la CST y otras agrupaciones propusieron como candidato a la presidencia), que están contra la alianza con la REDE y contra la adhesión al Frente Amplio de Lula-Alckmin y su programa burgués, a los colectivos, dirigentes y activistas del PSOL, que la lucha siga en la base del PSOL. La CST propone que eso ocurra a través de:
a) La realización de plenarios de base del PSOL contra REDE y contra la adhesión al Frente amplio de Lula-Alckmin y seguir defendiendo candidaturas propias en las Conferencias estatales (en los distintos Estados de Brasil) y batallando por insertar al PSOL en apoyo a las huelgas y a la unificación de las luchas por el salario y demás demandas de la clase trabajadora, contra los ataques del gobierno de Bolsonaro y los gobernadores, por movilizaciones clasistas sin patrones y sin conciliación.
b) Lanzamiento de candidaturas del ala izquierda del PSOL contra la política mayoritaria, desacatando la orientación de apoyo a Lula-Alckmin y sus aliados en los Estados, realizando campaña para candidaturas de izquierda en cada Estado y a nivel nacional, garantizando la independencia política de la clase trabajadora.
c) Luchando por la unidad de las izquierdas del PSOL, con UP, PCB, PSTU y el Polo Socialista y Revolucionario, con un programa de ruptura, por el no pago de la deuda externa, estatización del sistema financiero, impuestos a multimillonarios y multinacionales, reestatización de las empresas privatizadas y demás demandas obreras y populares contra la opresión y explotación, por un gobierno de la clase trabajadora, rumbo a un Brasil socialista.
d) La CST va a entregar sus cargos en la dirección partidaria y propone que las demás fuerzas de izquierda también entreguen sus cargos, en protesta contra la conciliación de clases y la línea pro patronal de la actual mayoría del partido, exigiendo un Congreso extraordinario del PSOL.”


Escribe Miguel Lamas, dirigente de la UIT-CI

En lo que va del año, cincuenta y cuatro palestinos murieron en acciones violentas del régimen israelí en los territorios ocupados. El documento del Centro de información de Palestina Moata señala que veintitrés palestinos perdieron la vida en abril, e indica que once de estas muertes ocurrieron en Yenin, en la Cisjordania ocupada. Sólo en abril, 1.623 palestinos resultaron heridos. En marzo también fueron asesinados a tiros veinte palestinos por las fuerzas sionistas de ocupación y otros seiscientos doce resultaron heridos.

Las atrocidades de tropas y colonos sionistas contra el pueblo palestino se intensificaron en las últimas semanas. En Jerusalén fue atacada por militares de Israel la mezquita de Al-Aqsa, uno de los más importantes lugares de culto de los palestinos islámicos, e impidieron que los heridos fueran evacuados. El ataque militar sucedió en el contexto del último viernes del mes sagrado del Ramadán, cuando alrededor de 160.000 palestinos se reunieron delante de dicha mezquita, a pesar de la amenaza del régimen sionista.

¡Estos crímenes del Estado sionista se repiten desde hace más de 70 años! Desde 1948 que los palestinos son expulsados de sus tierras con violencia, fueron confinados en los pequeños territorios de Cisjordania y Gaza, poco más de un 20% de la Palestina original, y hoy también sufren bloqueos y periódicos bombardeos en Gaza y despojo de tierras en Cisjordania ocupada por Israel.

Todo esto sucede desde la invasión de Palestina por colonos sionistas, con abierto apoyo y armas de Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia, países fundadores de la OTAN.

Los palestinos nunca se han rendido y aún continúan su lucha. Es necesario hoy multiplicar el movimiento mundial en solidaridad con el pueblo palestino, apoyando la campaña de boicot, desinversión y sanciones (BDS) que impulsan los palestinos, exigiendo ruptura de todas las relaciones económicas, diplomáticas, militares, culturales o deportivas con el Estado de Israel.

Desde la UIT-CI apoyamos la lucha por una Palestina unida, laica y democrática, expulsando a los invasores sionistas y estableciendo un Estado único con igualdad de derechos para sus ciudadanos en toda la Palestina histórica.      

Por Prensa UIT-CI

Este Primero de Mayo hubo movilizaciones y actos en todo el mundo. Que se produjeron en medio de una agudización de la peor crisis del sistema capitalista-imperialista mundial. En medio de los recortes y ajustes sociales  del FMI y de la invasión del genocida Putin a Ucrania.

Hubo marchas en Europa, en Latinoamérica; en Colombo, Sri Lanka, miles salieron a la calle, luego de una rebelión popular que cuestionó al gobierno y el pago de la deuda externa; en Filipinas hubo una protesta organizada por sindicatos tailandeses y sindicatos de trabajadores; en Ankara y Estambul, Turquía, hubo manifestaciones pese a que están prohibidas desde hace años por el régimen autoritario de Erdogan, entre otras. El pueblo palestino sigue resistiendo al sionismo de Israel.

Las trabajadoras y trabajadores siguen peleando contra un sistema desigual que condena a las mayorías a salarios de hambre, a condiciones de miseria y explotación creciente mientras unos pocos se enriquecen a costa de su trabajo y esfuerzo. La gran traba son las direcciones políticas y sindical que en nombre del pueblo trabajador traiciona y boicotea las luchas. Porque en este 1° de Mayo sigue la lucha por nuevas direcciones sindicales antiburocráticas que lleven las luchas hasta el final.

Hoy se impone la lucha contra la precarización y flexibilización laboral, contra el desempleo, contra la desigualdad, la miseria creciente y la destrucción de la vida en el planeta. Como así también la unidad internacional de la clase trabajadora por la pelea contra la injerencia imperialista y las guerras, como la invasión de Putin y el imperialismo ruso a Ucrania. En este sentido la posición de los socialistas internacionalista está con la clase obrera mundial, particularmente con la ucraniana que resiste heroicamente la invasión rusa, pero también denunciando a la OTAN y sus pretensiones imperialistas.

En ese marco desde la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores-Cuarta Internacional (UIT-CI) llamó a seguir la lucha. Por un plan de Emergencia Obrero y Popular. Altos impuestos a los capitalistas y No pago de las deudas externas. Por la expropiación de las transnacionales. Por el fin de la invasión imperialista en Ucrania, contra Putín, por el triunfo de la resistencia popular y de la clase obrera ucraniana, diciendo NO a la OTAN y toda injerencia imperialista en Ucrania. La unidad de los revolucionarios para luchar por nuevas direcciones sindicales antiburocráticas y combativas, por partidos revolucionarios en todos los países y una Internacional revolucionaria.

Bajo estos objetivos las secciones de la UIT-CI participaron en este 1 de mayo en diversas manifestaciones y actos de lucha obrero y popular en diversas partes del mundo.

Argentina

 

Brasil

 

Chile

Estado español

Turquía

 

Venezuela

 

Salió la revista dedicada al tema ambiente
Ya salió la Correspondencia Internacional N48: Afganistán una nueva derrota del imperialismo
La escasez de vacunas y el negocio capitalista / Correspondencia Internacional Nº 46 - La Revista de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores (Cuarta Internacional)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»
¿Por qué Fidel negocia en secreto con Reagan? (1982)
Dos métodos frente a la revolución latinoamericana (1964)
Intervenciones en el primer Congreso de la LIT-CI (1985)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa

Más Leídos