Jan 30, 2023 Last Updated 4:00 PM, Jan 28, 2023

Escribe Miguel Lamas

Ante las protestas populares contra la toma del poder por Dina Boluarte el 7 de diciembre (con apoyo del Congreso derechista y de las Fuerzas Armadas que destituyeron al presidente Pedro Castillo), se desató una violenta represión. Ya hay más de 50 muertos y centenares de heridos. Fuerzas policiales disparan balas de plomo contra los manifestantes desde helicópteros y edificios, tildándolos de “terroristas”. En las ciudades del sur, Ayacucho y Juliaca se produjeron las más sangrientas masacres. El gobierno de Boluarte decretó el estado de emergencia suspendiendo todos los derechos en gran parte del país.

El ex dirigente del magisterio rural, Pedro Castillo, había sido electo con grandes expectativas populares y un supuesto proyecto de izquierda, pero no solucionó ninguno de los graves problemas del pueblo trabajador y acabó pactado con sectores de derecha para tratar de mantenerse en el poder. La derecha fujimorista quería sacarlo y para eso logró mayoría en el Congreso y una alianza con Dina Boluarte, ex vicepresidenta de Castillo y ahora presidenta.

Esta crisis es la profundización de una debacle social y política que ya lleva años en Perú, donde se destituyeron los últimos cinco presidentes que gobernaron para los ricos y las multinacionales. Mientras tanto se agravaron los problemas del pueblo trabajador, aumentó la precariedad laboral, se eliminaron leyes laborales, se llegó a 70% de informalidad en el trabajo y las empresas mineras multinacionales siguen saqueando al país y destruyendo la agricultura campesina.

La toma del poder por Boluarte, abiertamente aliada a la derecha, fue la gota que rebalsó el vaso, provocando este estallido. Después de una tregua por las fiestas de fin de año, la oleada de luchas no deja de crecer y ahora se propone llegar a Lima. Desde Andahuaylas, Cusco, Ayacucho, Puno y otras regiones del Sur, Centro y Norte del país, se prepara una movilización nacional que debe recibir todo el apoyo del pueblo de esa capital.

Mientras el gobierno de Boluarte recibe el apoyo del Parlamento y la Confiep -la más importante central empresaria-, las organizaciones campesinas, indígenas, populares y de trabajadores de base se unen a las movilizaciones. La CGTP y la CUT, organizaciones sindicales nacionales, llaman a un paro general para este 19 de enero. El sufrimiento, abandono, postergación, explotación y discriminación de las mayorías de los pobres del Perú deben ser resueltos echando al gobierno de Boluarte y al régimen corrupto al servicio de los ricos.

Desde el PT Uníos de Perú (Partido de las Trabajadoras y Trabajadores Uníos), organización de la UIT-CI, llaman a “construir la coordinación de las organizaciones en lucha para lograr una movilización nacional con cortes de ruta, piquetes y otras acciones en Lima y en todo el país, para construir un paro nacional y un plan de lucha unificado. Para lograr construir una nueva Marcha de los 4 Suyos1, -en referencia a las 4 regiones del antiguo imperio incaico- que, a más de 20 años de la caída de la dictadura fujimorista, ésta vez tiene que terminar con el gobierno de Dina Boluarte y con todo el régimen podrido”.

PT Uníos señala en su declaración: “El triunfo del pueblo trabajador es posible y abre enormes posibilidades para conquistar la Asamblea Constituyente libre y soberana que sepulte la constitución de Fujimori que todos los gobiernos sostuvieron, y desde ese espacio discutir todas las medidas necesarias al servicio de las necesidades del pueblo. Tenemos que echar a la asesina Dina Boluarte, al corrupto Congreso, para que gobiernen los únicos que pueden sacar al país de la crisis: ¡los trabajadores, las organizaciones campesinas e indígenas hoy en lucha para impulsar medidas de fondo, para que a la crisis la paguen los capitalistas saqueadores y no el pueblo empobrecido!”

Desde Izquierda Socialista y la UIT-CI llamamos a la más amplia solidaridad internacional con la heroica lucha del pueblo peruano.

 

1. La Marcha de los 4 Suyos hace referencia a la movilización nacional del año 2000 que terminó con la dictadura de Fujimori. Los “suyos” provienen del tauhuantisuyo, para referirse a los puntos cardinales. Una movilización del norte, sur, este y el oeste que llegue a la capital Lima.

 

Reproducimos extractos de la declaración emitida el 12 de enero de 2023 por el Secretariado de la Corriente Socialista de las y los Trabajadores (CST), sección brasilera de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores-Cuarta Internacional (UIT-CI)1.

El 8 de enero la extrema derecha llevó a cabo una fuerte acción golpista en Brasilia. Financiados por empresarios y apoyados por las tropas allí presentes, invadieron el Palacio del Planalto, el Congreso y el STF (Supremo Tribunal Federal). Los bolsonaristas quieren una dictadura militar donde no haya oposición, se cierren los sindicatos y se detenga o directamente se asesine a quien se manifieste por salarios o derechos sociales [...] Debemos responder en las calles, impulsando una amplia unidad de acción para aplastar las acciones golpistas bolsonaristas y su proyecto de instaurar una dictadura [...]

Se debe convocar a un plenario nacional de luchas populares y asambleas de base

Los actos del 9/1 fueron un paso correcto en respuesta a las acciones que agitaban un golpe en Brasil. Se realizaron actos en las principales capitales del país y ahora la tarea es movilizar a toda la base obrera y popular que está en contra de las acciones bolsonaristas. Pero el 9 de enero hubo una gran debilidad: el gobierno de Lula y el Frente Amplio no se jugaron con toda su fuerza a la movilización y no dan continuidad a esta lucha en las calles. Lula, el PT y el Frente Amplio solo apuestan por acciones institucionales, cuando al neofascismo hay que derrotarlo con la movilización popular en las calles [...] Por eso decimos que Lula, el PT y el Gobierno Federal deben llamar a la movilización callejera contra las acciones golpistas del bolsonarismo.

Es necesario que los frentes que agrupan a la CUT, CTB, MST, MTST, UNE y UBES retomen la convocatoria del plenario de las organizaciones de las luchas populares con representantes de los sindicatos y los movimientos contra las acciones golpistas, por la defensa de las libertades democráticas y de nuestros reclamos [...]: por la recomposición salarial, el congelamiento del precio de los alimentos y de las tarifas, más fondos para educación y salud, lo exigido por los trabajadores de las App, las demandas del pueblo negro, de las disidencias sexuales y de las mujeres.
Las centrales sindicales y los movimientos deben organizar la lucha en cada lugar de trabajo y estudio y en los barrios [...] Y organizar la autodefensa desde los sindicatos y las organizaciones populares [...]

¡Basta de impunidad!

Está claro que la política del gobierno de Lula, de hacer un Frente Amplio del PT y los partidos patronales, es incapaz de detener las acciones golpistas bolsonaristas. Apuestan únicamente por la vía institucional, por el Congreso y el STF y siempre acaban pronunciando discursos, publicando mociones contra quienes agitan un golpe, pero llevando a cabo pocas acciones concretas. No hicieron nada para castigar realmente los actos golpistas de la pandemia y del 7 de septiembre. No hicieron nada contra las acciones de la policía militar y el PRF y los campamentos en los cuarteles que pedían a los militares instaurar una dictadura bolsonarista [...] El acto golpista frente a la comisaría de la Policía Federal terminó sin castigo [...]. El propio Bolsonaro abandonó impunemente el país. ¡Esto no puede continuar!

Las primeras medidas del gobierno de Lula deberían haber sido ajustar cuentas con los bolsonaristas y su proyecto autoritario, sin perdón ni amnistía. El día 8 de enero quedó claro que el gobernador de Brasilia, Ibaneis/MDB, y el ministro de Defensa, José Múcio/PTB, eran cómplices de estas acciones. La breve intervención federal en Brasilia y la exoneración de la dirigencia estatal, la remoción de Ibaneis y la detención de Anderson Torres o el bloqueo de los bienes de algunas empresas son medidas insuficientes [...] Es necesario investigar y castigar a todos los responsables en el gobierno del Brasilia y en el gobierno federal [...]. Cualquier intento de pacificación con los militares golpistas no hará sino fortalecer a quienes defienden el proyecto neofascista y una dictadura militar [...].

Lula se equivocó al aliarse con sectores bolsonaristas en el gobierno

La alianza con la extrema derecha en el gobierno es un grave error. Con esta alianza el gobierno entregó el Ministerio de Defensa a José Múcio del PTB [...] y el Ministerio de Turismo al [...] partido vinculado a las milicias [...]
El pacto con el bolsonarismo no es más que una consecuencia de la política de conciliación de clases de Lula y el PT con el vicepresidente Alckmin (representante de los empresarios), de alianzas con patronales, multinacionales, partidos de derecha y representantes del imperialismo norteamericano y europeo [...]

Luchamos por una izquierda clasista y un gobierno de la clase obrera sin patrones

Es fundamental mantener nuestra independencia de clase. No integramos ni apoyamos al gobierno de Lula, y reivindicamos una agenda obrera y popular. Luchamos por construir una izquierda clasista y revolucionaria, que luche por una salida obrera y popular, lo que incluye la pelea por un gobierno de la clase obrera, sin patrones, y por un Brasil socialista.

La CST (Corriente Socialista de los Trabajadores-Tendencia del PSOL) no compone ni apoya al gobierno de Lula, pero lo defiende frente a las acciones golpistas de los bolsonaristas y la extrema derecha. Por eso somos parte activa de la movilización obrera, popular y democrática contra cualquier proyecto de dictadura militar. En este sentido exigimos el refuerzo de las acciones callejeras y su continuidad.

Llamamos a ocupar las calles y exigir al gobierno de Lula/Alckmin una movilización nacional y el castigo de todos los golpistas. Exigimos que Lula, el PT y el gobierno federal, junto con la CUT, CTB y otros movimientos convoquen a una movilización nacional en las calles en repudio a los intentos golpistas de los bolsonaristas y por los siguientes puntos:
- Detención inmediata de todos los implicados en las acciones golpistas y en actos anteriores. A los financiadores, además de detenerlos, exigimos que se confisquen todos sus bienes. Bolsonaro, su familia, sus ex ministros y sus líderes en el Congreso deben ser arrestados y sus bienes confiscados inmediatamente.
- Apertura inmediata de todos los secretos a empresarios bolsonaristas (bancarios, fiscales, telefónicos y electrónicos de todos los dirigentes de Bolsonaro (políticos, artistas, empresarios, youtubers y militares). Castigar a todos los que agitan una dictadura militar bolsonarista. Expropiación de las empresas que financian los movimientos bolsonaristas [...].
- ¡Fuera José Múcio/PTB del Ministerio de Defensa! Destituir a todos los ministros de partidos bolsonaristas y que se saque a todos los consejeros bolsonaristas del gobierno federal ya. Destitución de toda la cúpula de la GSI, Ejército, Armada y Fuerza Aérea.
- ¡Justicia para Marielle, Genivaldo, Dom Phillips, Bruno Pereira y todos los que han sufrido las consecuencias de la violencia policial y armada en el campo y en la ciudad! ¡Fin de la PM, el PRF, las milicias bolsonaristas y los pistoleros del agronegocio!
- Que se dejen sin efecto los ataques como las reformas laborales y jubilatoria y el límite de gasto, y privatizaciones como la de Eletrobras [...]
- Recomposición salarial, congelamiento del precio de los alimentos y de los aranceles, más fondos para la educación y la sanidad, las agendas exigidas por los movimientos de trabajadores de las App.

1. Ver declaración completa en uit-ci.org

Alemania / Greta detenida

La activista ambientalista sueca Greta Thunberg fue detenida por la policía alemana junto a la mina en Lützerath. Luego fue liberada. Greta fue apoyar a los activistas que están defendiendo el pueblo de Lützerath frente a los intentos del gobierno alemán de reducirlo a escombros para que avance una mina de carbón. El pasado sábado Greta habló a unos 6.000 manifestantes en dicha zona. “La ciencia lo dice claramente: el carbón debe permanecer bajo tierra, debemos parar la destrucción de nuestro planeta y no sacrifican vidas humanas por el beneficio de unas pocas personas increíblemente ricas”, señaló. Izquierda Socialista y la UIT-CI repudiamos su detención y la criminalización de dicha protesta.

Francia / Huelgas contra aumento de la edad jubilatoria

En Francia se convocó a una huelga nacional y manifestaciones para este jueves en protesta contra la reforma de las pensiones, que aumenta de 62 a 64 la edad de jubilación. Reforma antiobrera que ha presentado el gobierno de Macrón y tiene el rechazo de los sindicatos y partidos de izquierda.
El jueves pararán en el sector público los funcionarios; los ferrocarriles nacionales; los transportes de París; la educación (incluyendo universidades), la policía y el personal penitenciario, y en el privado, la energía y los tripulantes de cabina en la aviación comercial, además de otros sectores económicos menores.

Irán / Repudio a condena contra jugador

Amir Azadani fue condenado a 26 años de prisión. También fueron condenados distintas personalidades en ese país por parte del régimen dictatorial y teocrático de los Ayatolas y los mulás para amedrentar las luchas de las mujeres y los pueblos de Irán sublevados contra ese régimen nefasto. Desde la UIT-CI e Izquierda Socialista participamos junto a otras organizaciones de izquierda en un acto en repudio en Argentina y llamamos a la más amplia solidaridad internacional.

Venezuela / Grandes marchas de protesta docentes

El 16 de enero se produjeron grandes movilizaciones de miles de docentes y otros trabajadores públicos en todo el país. Los motivos fueron los miserables salarios y la suspensión en diciembre de la discusión del contrato colectivo, después de más de un año de negociaciones. Las maestras y maestros están hartos de depender de las bolsas de comida y los bonos con los cuales el gobierno de Maduro pretende reemplazar los beneficios del contrato colectivo y un aumento salarial.

El 8 de enero, la extrema derecha llevó a cabo una fuerte acción golpista en Brasilia. Financiados por empresarios y apoyados por las tropas allí presentes, invadieron el Palacio del Planalto, el Congreso y el STF (Supremo Tribunal Federal). Los bolsonaristas quieren una dictadura militar, donde no haya oposición, se cierren los sindicatos y se detengan o directamente se asesine a quien se manifiesten por salarios o derechos sociales. Así fue en el Estado Novo y en la Dictadura del '64. Esto es inaceptable. Debemos responder en las calles, impulsando una amplia unidad de acción, para aplastar las acciones golpistas bolsonaristas y su proyecto de instaurar una dictadura. En las calles debemos derrotar a todos los sectores militares, parlamentarios y empresarios que defienden un golpe militar.

Se debe convocar a un plenario nacional de luchas populares y asambleas de base

Los actos del 09/01 fueron un paso correcto en respuesta a las acciones que agitaban un golpe en Brasil. Se realizaron actos en las principales capitales del país y ahora la tarea es movilizar a toda la base obrera y popular que está en contra de las acciones bolsonaristas.

Pero el 9 de enero hubo una gran debilidad: el gobierno de Lula y el Frente Amplio no se jugaron con toda su fuerza a la movilización y no dan continuidad a esta lucha en las calles. Lula, el PT y el Frente Amplio sólo apuestan por acciones institucionales, cuando al neofascismo hay que derrotarlo con la movilización popular en las calles. Lo fundamental es buscar masificar el movimiento. Por eso, decimos que Lula, el PT y el Gobierno Federal deben llamar a la movilización callejera contra las acciones golpistas del bolsonarismo.

Es necesario que los frentes que agrupan a la CUT, CTB, MST, MTST, UNE y UBES retomen la convocatoria del plenario de las organizaciones de las luchas populares con representantes de los sindicatos y los movimientos contra las acciones golpistas, por la defensa de las libertades democráticas y de nuestros reclamos: por la recomposición salarial, el congelamiento del precio de los alimentos y de las tarifas, más fondos para educación y salud, lo exigido por los trabajadores de las App, las demandas del pueblo negro, de las disidencias sexuales y de las mujeres.

Las centrales sindicales y los movimientos deben organizar la lucha en cada lugar de trabajo y estudio y en los barrios, a través de asambleas democráticas que unifiquen nuestra movilización en una nueva jornada nacional de lucha con marchas, asambleas y retrasos de turnos de trabajo. Y organizar la autodefensa desde los sindicatos y las organizaciones populares.

Debemos organizarnos para hacer como las hinchadas del Galo y de los Gaviões da Fiel o los trabajadores de Angra dos Reis, que impidieron los bloqueos de carreteras de los bolsonaristas y las acciones golpistas en esos lugares.

¡Basta de impunidad!

Está claro que la política del gobierno de Lula, de hacer un Frente Amplio, del PT y los partidos patronales, es incapaz de detener las acciones golpistas bolsonaristas. Apuestan únicamente por la vía institucional, por el Congreso y el STF y siempre acaban pronunciando discursos, publicando mociones contra quienes agitan un golpe, pero llevando a cabo pocas acciones concretas. No hicieron nada para castigar realmente los actos golpistas de la pandemia y del 7 de septiembre. No hicieron nada contra las acciones de la policía militar y el PRF y los campamentos en los cuarteles que pedían a los militares instaurar una dictadura bolsonarista. Hasta ahora no han hecho casi nada contra Roberto Jeferson y Carla Zambeli.

El acto golpista frente a la comisaría de la Policía Federal terminó sin castigo. El intento de atentado fue tratado como algo menor. El propio Bolsonaro abandonó impunemente el país. ¡Esto no puede continuar! Las primeras medidas del gobierno de Lula deberían haber sido ajustar cuentas con los bolsonaristas y su proyecto autoritario, sin perdón ni amnistía.

El día 8 de enero quedó claro que el gobernador de Brasilla, Ibaneis/MDB, y el ministro de Defensa, José Múcio/PTB, eran cómplices de estas acciones. La breve intervención federal en Brasilla y la exoneración de la dirigencia estatal, la remoción de Ibaneis y la detención de Anderson Torres o el bloqueo de los bienes de algunas empresas son medidas insuficientes. Son medidas mínimas que no están a la altura de las acciones golpistas del 8/01.

Es necesario investigar y castigar a todos los responsables en el gobierno del Brasilla y en el gobierno federal, y castigarlos. Por eso decimos que las declaraciones de Capelli, interventor de Brasilla: "El problema no son los funcionarios, no es la corporación", son erróneas. Cualquier intento de pacificación con los militares golpistas no hará sino fortalecer a quienes defienden el proyecto neofascista y una dictadura militar.

El camino es atacar a los oficiales de la PM y a los Bolsonaristas en el gobierno federal: el ministro de defensa, el GSI y la jerarquía militar federal. Además, hay que confiscar los bienes de los dirigentes y expropiar las empresas que financian el golpe, empezando por Havan.

¡Contra la restricción del derecho a la libre manifestación! ¡Cárcel a los golpistas ya!

Es un grave error del gobierno Lula/Alckmin fortalecer al ministro Alexandre de Moraes y al STF. Ahora acaban de decretar la restricción momentánea del derecho a manifestarse mediante marchas u ocupación de edificios públicos. En ningún caso estamos de acuerdo con que el STF restrinja la libertad de manifestación.

Los bolsonaristas no están utilizando el derecho de manifestación, están organizando acciones golpistas y deberían ser detenidos. Para parar a los bolsonaristas hay que movilizarse masivamente en las calles y, si es necesario, ocupar edificios. Para defender las refinerías de los ataques bolsonaristas, los trabajadores del petróleo tienen derecho, si así lo deciden, a ocupar refinerías y mantenerlas en funcionamiento.

¡Lula se equivocó al aliarse con sectores bolsonaristas en el gobierno!

La alianza con la extrema derecha en el gobierno es un grave error. Con está alianza el gobierno entregó el Ministerio de Defensa a José Múcio del PTB de Roberto Jefferson y el Padre Kelmon, y el Ministerio de Turismo a Daniela de Waguinho de União Brasil, partido vinculado a las milicias. Y pactó con Arthur Lira para el cierre del presupuesto en secreto, quien fue cómplice del bolsonarismo e impidió la apertura del impeachment contra el propio Bolsonaro. El pacto con el bolsonarismo no es más que una consecuencia de la política de conciliación de clases de Lula y el PT con el vicepresidente Alckmin (representante de los empresarios), de alianzas con patronales, multinacionales, partidos de derecha y representantes del imperialismo norteamericano y europeo. Con estas alianzas patronales, con pactos con Arthur Lira y los del "centro", es imposible estar al servicio de la clase obrera y a los sectores populares.

Al mismo tiempo, es equivocada la línea de ir por los canales institucionales frente a los golpistas, lo que solo significará ser rehén del Congreso Nacional, de los gobernadores bolsonaristas como Tarcisio y del STF, que es el eje de acción del frente amplio, del presidente Lula y del PT. El frente amplio, por ejemplo, no lanzó con toda su fuerza el acto del 09/01 y ahora no da continuidad a esta lucha. Proponen una nueva acción institucional de desautorización de la democracia en el Congreso Nacional, junto con un montón de Bolsonaristas que controlan el parlamento y los gobiernos estatales. Pero lo que necesitamos son nuevas manifestaciones callejeras combativas y masivas, en una amplia unidad de acción, para derrotar el golpe de una vez por todas.

Luchamos por una izquierda clasista y un gobierno de la clase obrera, ¡sin patrones!

Por lo tanto, creemos que es fundamental mantener nuestra independencia de clase, no integramos ni apoyamos al gobierno de Lula, y reivindicamos una agenda obrera y popular. Luchamos por construir una izquierda clasista y revolucionaria, que luche por una salida obrera y popular, lo que incluye la pelea por un gobierno de la clase obrera, sin patrones, y por un Brasil socialista.

La CST (Corriente Socialista de los Trabajadores - Tendencia del PSOL) no componen ni apoya al gobierno de Lula, pero lo defiende frente a las acciones golpistas de los bolsonaristas y la extrema derecha. Por eso somos parte activa de la movilización obrera, popular y democrática contra cualquier proyecto de dictadura militar. Y en este sentido, exigimos el refuerzo de las acciones callejeras y su continuidad.

Llamamos a ocupar las calles y exigir al gobierno de Lula/Alckmin una movilización nacional y el castigo de todos los golpistas.

Exigimos que Lula, el PT y el gobierno federal, junto con la CUT, CTB y otros movimientos convoquen a una movilización nacional en las calles en repudio a los intentos golpistas de los Bolsonaristas y por los siguientes puntos:

- Detención inmediata de todos los implicados en las acciones golpistas y en actos anteriores. A los financiadores, además de detenerlos, exigimos que que se confisquen todos sus bienes. Bolsonaro, su familia, sus ex ministros y sus líderes en el Congreso deben ser arrestados y sus bienes confiscados inmediatamente.

- Apertura inmediata de todos los secretos a empresarios bolsonaristas (bancarios, fiscales, telefónicos y electrónicos de todos los dirigentes de Bolsonaro (políticos, artistas, empresarios, youtubers y militares). Castigar a todos los que agitan una dictadura militar bolsonarista. Expropiación de las empresas que financian los movimientos bolsonaristas y donde hubo coacción patronal en las últimas elecciones.

- ¡Fuera José Múcio/PTB del Ministerio de Defensa! Destituir a todos los ministros de partidos bolsonaristas y que se saque a todos los consejeros bolsonaristas del gobierno federal ¡ya! ¡Destitución de toda la cúpula de la GSI, Ejército, Armada y Fuerza Aérea!

- ¡Justicia para Marielle, Genivaldo, Dom Phillips, Bruno Pereira y todos los que han sufrido las consecuencias de la violencia policial y armada en el campo y en la ciudad! ¡Fin de la PM, el PRF, las milicias bolsonaristas y los pistoleros del agronegocio!

- Que se dejen sin efecto los ataques como las reformas laboral y jubilatoria y el límite de gasto, y privatizaciones como la de Eletrobras.
- Destitución e investigación inmediata a todos los militares y seguidores de Bolsonaro que han ocupado altos cargos en el gobierno y a todos los rectores de las instituciones de educación superior.

- Recomposición salarial, congelamiento del precio de los alimentos y de los aranceles, más fondos para la educación y la sanidad, las agendas exigidas por los movimientos de trabajadores de las App.

 

Secretariado de la Corriente Socialista de las y los Trabajadores (CST), sección brasilera de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores – Cuarta Internacional (UIT-CI), 12/01/2023

En el Palacio de Gobierno se reunió el Acuerdo Nacional. Convocado por la Sra. Boluarte, allí presente con todo su Gabinete al igual que la CONFIEP, representantes de la Iglesia, dueños de los partidos, los titulares de los otros poderes del Estado y las Fuerzas Armada, y a quienes llaman sociedad civil. En pocas palabras, los causantes de las crisis y de la represión se reunieron para hablar de paz, democracia y dialogo, mientras que las tropas bajo su mando asesinaban a los pobladores de Puno. En tal sentido, así lo hizo saber el Gobernador de esa región de forma virtual con su denuncia y protesta por los asesinatos. De este modo, no tuvieron otra salida que suspender la sesión.

En efecto, una vez más nuestro suelo patrio se tiñe con la sangre de los muertos y heridos, esta vez con la de las nacionalidades quechuas y aymaras, los mismos que el llamado Estado Nación formal peruano no reconoce ni toma en cuenta. Esta vez han sido 17 muertos y 38 heridos, todos de bala, disparadas desde los helicópteros junto con gases lacrimógenos. También ha transcendido que un estudiante del último año de medicina que —con botiquín en mano— daba primeros auxilios a uno de los heridos fue asesinado. Suman ya 39 los muertos confirmados, aunque hay versiones de pobladores que en las zonas tomadas por la Policía y militares ocultan cadáveres de otras víctimas. Es así que a más de un mes que se iniciaron las protestas las luchas se mantienen en el país; según reportes periodísticos nacionales y extranjeros dan cuentas que este lunes 10 hubo bloqueos de carretas en 8 regiones del país: Apurímac, Cusco, Madre de Dios, Amazonas, Arequipa y Puno, Ica, Nazca.

Por una parte, la Presidenta, su Gabinete, sus fuerzas represivas, los servicios de inteligencia (¿?) periodistas vendidos, militares y policías en retiro, son parte de una maquinaria de terror. Usan el lenguaje de la paz y dialogo para ocultar su práctica de masacre y genocidio contra un pueblo que protesta. Llaman a una santa cruzada para enfrentar al terrorismo y al comunismo que según ellos ha tomado el poder del país. En el fondo están aterrorizados porque comprobaron que el terruquear y el terrorismo verbal no les sirvió en la última contienda electoral, y han pasado a usar todas las fuerzas del Estado opresor con las mismas intenciones contra el pueblo que lo vapuleo en las urnas. El Gobierno pide dialogo cada vez que abre la boca para informar sobre la situación, pero siguen amenazando y matando a los que protestan. Nosotros les decimos: las balas no hablan señora Boluarte, las balas matan. El pueblo ya habló, ya ha dicho su palabra a su manera y en las 47 lenguas que se hablan en el Perú, que usted señora Boluarte se vaya, que se cierre ese Congreso lleno de negociantes de la política, de congresistas que de una u otra manera maniobran para quedarse o tentar una reelección camuflada.

Por otra parte, no es cierto lo que dice el columnista del diario Expreso (Vásquez Kunze16-12-2022) “Que las protestas son para liberar a Castillo para que dirija la insurrección comunista… Seamos claros. Los comunistas quieren tomar el poder porque han perdido el poco Gobierno que tenían. No se puede tener contemplaciones con ellos. Son subversivos y se les debe aplicar el máximo rigor de la ley civil, penal y marcial. Nada de diálogo. Fuego a discreción. La República debe prevalecer.” Si bien es cierto que en las protestas masivas no falta quien reclama la restitución de Castillo, no cierto lo que dice ese plumífero de la reacción disfrazado de periodista. En pocas palabras, las protestas piden que renuncie la Presidenta, que se vayan todos y nuevas elecciones sin corruptos. Castillo desgraciadamente no fue capaz ni siquiera de intentar el cumplimiento de sus promesas de campaña y pasó a ser uno más de la lista de los gobiernos continuadores del neoliberalismo. Incluso con su fallido golpe se comprometía a continuarla ese modelo. Con la sabiduría innata, el pueblo que no se traga el cuento del terruqueo, por el contrario, aumenta su indignación y no acepta ningún dialogo, cree que las cartas están ya echadas y lo que exige son soluciones a sus demandas.

En resumen, el Gabinete de Boluarte se presenta a pedir la confianza del Congreso chorreando sangre por todos lados, bastaría ese solo hecho para que quien se reclame de izquierda o simplemente demócrata a secas, no se la otorgue.

¡Fuera la presidenta!
¡Que se vayan todos!
¡Nuevas elecciones sin partidos corruptos!

Lima, 10 de enero de 2023

Ya salió la Correspondencia Internacional N°51: La revolución de las mujeres y los pueblos de Irán
Ya salió la Correspondencia Internacional N°50: La invasión a Ucrania agudizó la crisis del capitalismo
Correspondencia Internacional N.49: ¡Fuera Putin de Ucrania! Apoyo a la resistencia ucraniana. No a la OTAN
«
  • 1
  • 2
  • 3
»
Editorial CEHuS: Historia del PST - Tomo I
Polémica con el Che Guevara
Oportunismo y trotskismo ante los gobiernos de Frente Popular (1982)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa

Más Leídos

La rioja: La Ley del litio es más saqueo

La rioja: La Ley del litio es más …

17 Ene 2023 COMUNICADOS DE PRENSA

Juicio por Fernando / “Nunca vi nada semejante”

Juicio por Fernando / “Nunca vi n…

18 Ene 2023 El Socialista N° 552

El 5,1% es otro mazazo contra el pueblo trabajador

El 5,1% es otro mazazo contra el pu…

18 Ene 2023 El Socialista N° 552

A 36 años de su fallecimiento / Nahuel Moreno y el marxismo

A 36 años de su fallecimiento / Na…

18 Ene 2023 El Socialista N° 552

¿Hay que apoyar al peronismo para que no venga la derecha?

¿Hay que apoyar al peronismo para …

18 Ene 2023 El Socialista N° 552