Apr 19, 2024 Last Updated 12:40 PM, Apr 19, 2024

Escribe Guillermo Sánchez Porta, Coordinador nacional de Docentes en Marcha

Macri y los gobernadores mantienen firme su política de achicar la inversión en la educación pública y en los salarios docentes. El ministro Finocchiaro insiste en que Nación no debe poner un solo peso en educación. Y los gobernadores proponen profundizar la baja del salario. Además, avanzan en cierres de cursos, modalidades y escuelas y en los despidos. Ctera debe darle continuidad al plan de lucha.

 Los días 5 y 6 de marzo la Ctera llamó al paro nacional y movilizó en Capital y varias provincias. Además, en la docencia fue grande el paro internacional de mujeres del 8 de marzo. Más allá del intento de Macri de minimizar los porcentajes de adhesión, en la mayoría del país, particularmente en Buenos Aires y CABA, el paro se hizo sentir. Y seguramente continuarán las medidas de fuerza.
Salarios miserables y abandono a las provincias

Sobran motivos para la lucha docente. Salarialmente, la propuesta de 15% de aumento anual en tres cuotas (oferta promedio en la mayoría de las provincias) significa un incremento de $625 cada cuatro meses. ¡$20 pesos por día! ¡Lejísimos del aumento de luz, gas, transporte e impuestos! Vidal en campaña dijo que “el salario docente debería ser de $40.000”. ¡Hoy el inicial no llega a $12.000, lejos de la canasta familiar y por debajo del índice de pobreza! En muchas provincias la “oferta” es 3, 5, 7 o 12%. Macri está sacando el “incentivo docente”, profundizando la miseria y la diferenciación salarial entre las provincias.

Macri intenta liquidar y privatizar la escuela pública

La reforma educativa es un ataque al derecho a la educación pública y gratuita de nuestros hijos. Macri ahoga el presupuesto educativo, las escuelas públicas se caen a pedazos, cierran cursos y suspenden clases por problemas edilicios. Mientras se subsidia a centenares de escuelas privadas, que cubren las vacantes por las “deficiencias” a las que llevan a las públicas. En CABA hay 15.000 chicos que no tienen vacantes para estudiar en la escuela pública, obligando así a que sus padres paguen una privada o sus hijos no estudien. ¡Y faltan vacantes para 1.200.000 chicos en todo el país! En 2017 el gobierno reconocía que faltaba nombrar a 60.000 docentes para cubrir la demanda. Y este año comenzó despidiendo miles de suplentes y provisionales, agrandando ese faltante. Entonces, ¿quién es el que toma a los chicos de rehenes?
Macri y los gobernadores culpan de la crisis a los docentes y a los paros. ¡Pero en las provincias donde más paros realizamos en esta década, como Santa Cruz o Neuquén, es donde menos escuelas privadas hay, mientras que donde menos paros hubo, como CABA, con el gobierno de Cambiemos la matrícula privada creció 47% , más que en Chile! Esto es por la política privatista gubernamental, no por la lucha docente.
El Plan Maestro busca cerrar el 5° año de secundaria, convirtiéndolo en “pasantías gratuitas” en empresas. Recortan un año de escuela obligatoria, “ahorran plata” y terminan con el ingreso masivo a los estudios universitarios.

Cierran ramas, escuelas y cursos y despiden docentes

En 2018 el gobierno decidió liquidar la rama adultos y las escuelas especiales, dejando a miles de jóvenes en la calle y centenares de docentes sin trabajo. Achicaron los Planes Fines, complicando que los jóvenes puedan terminar su secundaria.

Para niños con discapacidades, con el argumento de “incluirlos”, les están cerrando las escuelas especiales, las inscripciones, obligándolos a ir sólo a escuelas comunes. ¡Y ni siquiera garantizan nombrar los docentes y auxiliares mínimamente necesarios para esa supuesta “inclusión”! ¡Desbordan de trabajo a las maestras y abandonan a su suerte a los chicos con discapacidades! Así también empujan a que los padres terminen pagando instituciones privadas para la educación e integración real de sus hijos.

Apoyemos la lucha de los docentes

El gobierno busca que la comunidad se oponga a nuestra lucha. Pero no le está yendo bien. Muchos padres y madres ven que, si no se unen a la lucha docente, cerrarán los cursos o escuelas de sus hijos y deberán cambiarlos, pagar o ver cómo quedan hacinadas las aulas con decenas de alumnos. El camino para defender el derecho a la educación es acercarnos a las escuelas, apoyar y movilizarnos junto a los docentes y enfrentar a Macri, los gobernadores y su política, exigiendo que inviertan plata en educación pública y salarios docentes dignos, nombrando los cargos faltantes, arreglando y construyendo nuevas escuelas. Que la plata salga de terminar con los subsidios a la escuela privada y de suspender los pagos de la fraudulenta deuda externa. Sólo con la lucha podremos derrotar el plan de ajuste del gobierno.

Escribe José Castillo

Macri y los gobernadores siguen ajustando: echan en el Estado y fijan sueldos de hambre para los maestros, los trabajadores de la salud y los estatales, mientras las escuelas y hospitales se caen a pedazos. Todo con la excusa de que “no hay plata” y que “hay que achicar el déficit fiscal”. ¡Mentira! Lo que pasa es que el dinero se usa para enriquecer los bolsillos de los especuladores internacionales

En enero de este año se pagaron 29.818 millones de pesos por intereses de la deuda (casi 1.600 millones de dólares). Es un aumento de 226% comparado con lo que se había abonado en igual mes de 2017.

El gobierno se jactó de haber obtenido ese mes un superávit fiscal (más recaudación de impuestos que gastos) de 3.929 millones de pesos, avanzando en su objetivo de “reducir el déficit fiscal anual”. Para lograrlo, baja el gasto, echando a empleados del Estado y pagando salarios de miseria a docentes y trabajadores de la salud o reduciendo subsidios a los servicios públicos a cambio de tarifazos. Pero todo ese “ahorro” (a costa del ajuste popular) desaparece, ya que como cada día nos endeudamos más, lógicamente tenemos que pagar más intereses. Así, el proclamado superávit fiscal de enero se torna en un déficit de 25.889 millones de pesos en cuanto contamos lo que se tuvo que pagar por intereses de la deuda.

¿Somos conscientes de lo que se podría hacer con casi 30.000 millones de pesos (1.500 millones de dólares), tirados en un solo mes a la alcantarilla del pago de la deuda? Construir un hospital de alta complejidad sale aproximadamente 130 millones de dólares: ¡con lo que se pagó de intereses solo en enero se podrían construir más de 10 hospitales o 5.000 viviendas populares! Alcanzaría de sobra para pagarle a los maestros, los trabajadores de la salud y al resto de los estatales aumentos que lleven sus salarios al valor de la canasta familiar.

Lo que pagamos de intereses de la deuda es una fortuna. Pero además, con el endeudamiento astronómico que está llevando adelante el gobierno de Macri, la situación empeora día a día: más debemos, más pagamos. En estos dos años se tomó deuda por 132.969 millones de dólares (datos del Observatorio de la Deuda de la UMET). Este año lo hará por otros 30.000 millones de dólares. Los intereses pagados, sólo en 2017, ascendieron a 17.500 millones de dólares. ¡Fue el doble del presupuesto educativo y tres veces el de salud! Este año será más aún, como ilustramos con los datos del mes de enero. Se trata de una inmensa masa de dinero que se destina a la bicicleta financiera y a financiar la fuga de capitales. Son muchísimos los economistas, incluso algunos simpatizantes del gobierno, que advierten que este nivel de endeudamiento es insostenible y que vamos hacia una crisis. La oposición peronista, en todas sus variantes, también lo viene denunciando. Sin embargo, nadie, salvo la izquierda, propone la única medida realista: suspender inmediatamente los pagos, como primer paso para lanzar un plan económico alternativo que destine todo ese dinero a resolver las urgentes necesidades populares de trabajo, salario, educación, salud y vivienda.

Escribe José Castillo

A partir de abril, el PAMI bajará los precios de alrededor de mil de medicamentos un promedio de 5% respecto de los valores que tenían en diciembre. Así se lo comunicó a las tres cámaras que agrupan a los laboratorios nacionales y extranjeros, a las que el PAMI les compra el 40% del total de lo que producen.

De este hecho se desprenden varias conclusiones. Primero, los laboratorios usan su poder monopólico para fijar los precios, obteniendo superganancias a costa de quienes deben adquirir un medicamento determinado. Obviamente, ningún laboratorio se verá afectado en lo más mínimo por bajar un poco los precios. Segundo, queda demostrado que, si el gobierno quiere, puede establecer precios máximos e incluso hacer retroceder aumentos abusivos. Lo que se hizo con los medicamentos del PAMI se podría y debería hacer con todos los artículos de primera necesidad.

Pero hay todavía una tercera conclusión: ¿por qué el gobierno de Macri intervino en el negocio de los laboratorios? No hay puntada sin hilo: muchos ven la “mano negra” del vicejefe de gabinete Mario Quintana, ex presidente de Farmacity, que junto con Gustavo Lopetegui y Marcos Peña son los verdaderos dueños del poder detrás de Mauricio Macri.

Farmacity viene desde hace tiempo peleándose con los laboratorios por los márgenes de ganancia en el negocio farmacéutico. Precisamente esta medida favorece a una empresa que se expande (ya tiene más de 250 sucursales) destruyendo a las farmacias de barrio tradicionales.

Escribe Guido Poletti

La revista Forbes sacó su clásico ranking de multimillonarios del mundo, en el que aparecen varios argentinos. Figuran Paolo Rocca, dueño de Techint, con 4.900 millones de dólares; Alejandro Bulgheroni, propietario de la petrolera Bridas, con 3.000 millones; el “zar de los aeropuertos” Eduardo Eurnekian, con 2.700; Alberto Roemmers, de los laboratorios del mismo nombre, con 1.800; con idéntico monto Gregorio Perez Companc, dueño de Molinos Río de la Plata, y Marcos Galperín, el “preferido” de Macri, fundador y CEO de Mercado Libre, con una fortuna de 1.600 millones.

Estos patrones, que emplean en conjunto a miles de trabajadores y que obtienen superganancias con sus negociados mientras transan con todos los gobiernos para lograr las más diversas prebendas, están a la cabeza de los que exigen “bajar el costo salarial”, “aumentar la productividad” y terminar con los “privilegios” de los convenios colectivos.

Lo que no piensan es terminar con sus propios privilegios. Como muestra tenemos el escandaloso cumpleaños número 60 de Alejandro Roemmers, que se celebró en diciembre pasado. El empresario, que se enriquece cobrando cada vez más caros los remedios a los jubilados, pagó pasajes aéreos a 600 de sus amigos a Marrakech, donde armó una fiesta que incluyó paseos en camello y cuatriciclos por el desierto, dos cenas temáticas y hasta un show con Ricky Martin. Un “todo incluido”, con un gasto total de 6 millones de dólares, que pagaron los trabajadores de Laboratorios Roemmers, deslomándose día a día, y los jubilados que dejan sus magros haberes en los mostradores de las farmacias. Sencillamente, una vergüenza.

Escribe Mercedes Trimarchi Diputada electa por Buenos Aires, Izquierda Socialista/FIT, Dirigente nacional de Isadora

“La marea feminista no se detiene”, titularon los diarios sobre la jornada histórica del 8M. Cientos de miles de mujeres en las calles de todo el país demostramos la fuerza que tenemos para pelear por nuestros derechos. Marchamos contra la violencia machista y por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito. También contra los despidos, el ajuste y la reforma previsional que afecta fundamentalmente a las trabajadoras y jubiladas.

Varias semanas de preparación con asambleas y reuniones muy numerosas adelantaban que la jornada iba a ser verdaderamente histórica. Así lo fue: más de medio millón de mujeres nos movilizamos en todo el país para conquistar nuestros derechos. Reclamamos el aborto legal para que dejen de morir cientos de mujeres pobres al año. Peleamos por presupuesto para que se cumpla la ley 26.485 de erradicación de la violencia de género y se dé protección a las víctimas. Nos movilizamos contra los femicidios y las violencias machistas que arruinan nuestras vidas. Exigimos la inmediata separación de la iglesia del Estado y que se le dejen de pagar los sueldos a los curas. Y, fundamentalmente, nos plantamos contra el ajuste de Macri y de los gobernadores que en todo el país golpea al conjunto de la clase trabajadora y mayormente a las mujeres, que somos las más pobres entre los pobres.

En Buenos Aires, los carteles por #NiUnaMenos y los pañuelos verdes de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto fueron parte de la colorida movilización que tardó varias horas en llegar al Congreso. Al final se leyó el documento unitario que destacó las principales luchas que las mujeres estamos llevando adelante, fundamentalmente contra los despidos (se puede leer en el facebook de Isadora). Por eso subieron al escenario trabajadoras del INTI, del Posadas, del Ministerio de Economía y Gisela Herrera, despedida del ferrocarril Sarmiento, entre otras. En Rosario, Tucumán, Córdoba, La Plata y Neuquén, decenas de miles de mujeres también coparon las calles con originales carteles. La rebelión de las mujeres se siente por todos lados y el 8M sirvió para que nos expresemos y reclamemos fundamentalmente el derecho a vivir una vida sin violencias.

Mauricio Macri, ¿el “feminista menos pensado”?

Con esta frase, Fabiana Tuñez, presidenta del Instituto Nacional de Mujeres, presentó a Macri en el acto oficial por el 8M, haciendo alusión a una nota que días antes había publicado el diario Clarín, cuando se habilitó el debate sobre el aborto en el Congreso. En ese acto, Macri anunció un proyecto de ley para que se termine la brecha salarial entre varones y mujeres. Ley que no resuelve nada de eso, ni siquiera establece sanciones a las empresas que la incumplan.

Las mujeres ganamos casi un 30% menos que los varones y esta diferencia se da porque tenemos los trabajos peor pagos, tercerizados o de medio tiempo. Terminar con la brecha salarial es uno de los reclamos que venimos llevando adelante desde el movimiento de mujeres, y debemos impulsarlo con el conjunto de la clase obrera. Pero el gobierno demagógicamente lo toma para no hacer nada. Si de verdad Macri quisiera hacer algo para que las mujeres ganemos más, debería empezar por aumentar el presupuesto en salud y educación, donde la mayoría de las trabajadoras somos mujeres. Lo mismo debería hacer en las ramas textil o de limpieza, dos lugares en los que también somos más las mujeres con los trabajos más precarizados y peor pagos. También se deberían extender e igualar las licencias por maternidad/paternidad y no solamente la ampliación de dos a quince días para el padre como plantea el proyecto del gobierno. Estas políticas, entre otras, podrían ayudar a reducir la brecha salarial.

Estos son los reclamos históricos que levantamos desde el movimiento de mujeres, pero ninguno de ellos está contemplado en el falso proyecto de “igualdad salarial” que el gobierno presentó al Congreso. Lo decimos con claridad: Macri no es feminista. Es un gobierno ajustador que con sus políticas ataca duramente a las mujeres, así lo expresamos en la multitudinaria marcha del 8M.

Sigamos en las calles por nuestros derechos

Desde Isadora estamos convencidas de que solo con la lucha lograremos conquistar nuestros derechos. La historia demuestra que ningún gobierno nos regaló nada. Todo lo que consiguimos fue porque se lo arrancamos. Por eso insistimos en que la marcha del 8M fue un duro golpe para el gobierno y las mujeres salimos fortalecidas para seguir dando esta pelea. Ahora tenemos el desafío de imponer el aborto legal, seguro y gratuito en nuestro país, tal como lo plantea el proyecto de ley de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto. Invitamos a todas las compañeras que marcharon con nosotras a sumarse a Isadora para dar con más fuerza esta pelea.


Nora Cortiñas sobre los varones en el 8M

Durante los días previos a la marcha circuló por las redes sociales una campaña para que los varones no participen de la movilización. Isadora sacó un comunicado (que se puede leer en el facebook de Isadora) explicando que la invitación a la marcha era fundamentalmente para las mujeres pero también para el conjunto de la sociedad, tal como lo habían discutido las asambleas de preparación, y que eso fortalecía nuestro reclamo. Al terminar la movilización Nora Cortiñas anunció que ella había invitado a varones a la marcha y contó como anécdota que unas semanas atrás había nacido su cuarto bisnieto varón y que apostaba a educarlo como feminista. La plaza la ovacionó.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa

Más Leídos

EL FIT-U SE REUNIÓ CON EL EMBAJADOR DE CUBA Y RECLAMÓ LA LIBERTAD DE LAS Y LOS PRESOS POR LAS PROTESTAS DEL 11 DE JULIO DE 2021

EL FIT-U SE REUNIÓ CON EL EMBAJADO…

04 Abr 2024 COMUNICADOS DE PRENSA

Repudio a la brutal represión de Milei, Patricia Bullrich y Jorge Macri

Repudio a la brutal represión de M…

10 Abr 2024 COMUNICADOS DE PRENSA

Milei y Benegas Lynch contra la educación pública y obligatoria / Ctera debe llamar a parar y marchar el 23 de abril

Milei y Benegas Lynch contra la edu…

10 Abr 2024 El Socialista N° 580